Crisis venezolana se agudiza: es falsa la premisa del estancamiento

Estimaciones del BID, estudios de represión y análisis del sistema de salud revelan que la situación en Venezuela es cada día peor

2.927
Mientras el Grupo de Lima habla de un «estancamiento de la crisis» y aún no anuncia medidas contundentes contra el régimen, el Banco Interamericano de Desarollo (BID) informó que Venezuela está en una gran recesión. (Foto: @emmarincon )

El Grupo de Lima anunció que se reunirá este viernes en Brasil tras un supuesto «estancamiento de la crisis en Venezuela»; sin embargo la realidad es que en el país suramericano la situación no se estanca sino que con el paso de los días se profundiza.

La crisis en el país suramericano gobernado por Nicolás Maduro lo que ha hecho es empeorar; de hecho, se estima que para el año 2020 los venezolanos migrantes superen la cifra de los seis millones huyendo de la mayor inflación del mundo, los salarios más bajos de la región, la escasez de alimentos y además de una represión sin precedentes encabezada por la tiranía.

94% de los venezolanos están en la pobreza

Y es que mientras el Grupo de Lima habla de un «estancamiento de la crisis» y aún no anuncia medidas contundentes contra el régimen, el Banco Interamericano de Desarollo (BID) informó que Venezuela está en una gran recesión.

El titular del organismo, Luis Alberto Moreno, señaló que Venezuela es un punto de «inflexión importante» en medio del crecimiento de las economías de Latinoamérica, el cual se ha reducido de acuerdo con el BID «por la desigualdad predominante en la región».

El BID también señala que el déficit fiscal de Venezuela esté en 25 % y que 56 % de los hogares no tiene capacidad para comprar alimentos; asegura que el stock de harinas y aceites, por ejemplo, no alcanza para la demanda de más de una semana.

Moreno dijo además que  “94 % de los venezolanos está en la pobreza” en una economía que apenas suma 100 000 millones de dólares de PIB y con una deuda de casi 145 000 millones de dólares, según datos del BID.

Sistema de salud en terapia intensiva

Al mismo tiempo en que se habla de un supuesto «estancamiento de la crisis», el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Mark Lowcock, informó que el sistema de salud del país suramericano está a punto de colapsar.

“He observado que el sistema de salud está al borde del colapso y que muchos hospitales carecen de la infraestructura básica de agua y electricidad”, señaló Lowcock en un comunicado que publicó tras reunirse en Venezuela con funcionarios del régimen de Nicolás Maduro y con el presidente interino Juan Guaidó.

El representante de la ONU admitió que los pacientes enfermos de gravedad corren un alto riesgo de perder la vida a causa de «las nuevas infecciones que están adquiriendo» en los hospitales manejados por el Estado. Agregó que «no es posible realizar una limpieza o desinfección básica».

Aumentaron los casos de tortura

A pesar de que países democráticos del mundo han condenado las violaciones a derechos humanos en Venezuela, en tan solo nueve meses se reportaron 554 víctimas de torturas.

De acuerdo con la ONG Provea, la mayoría de las lesiones inflingidas son golpes, culatazos, descargas eléctricas, crucifixión, patadas e insultos por parte de funcionarios de los cuerpos de Seguridad de Nicolás Maduro.

Según el estudio de la ONG, la cifra representa un aumento de 508,25 % en relación con el número de víctimas contabilizadas en 2018. Además, es el registro más alto documentado por Provea en 31 años de monitoreo del derecho a la integridad personal en el país, superando a las 185 víctimas registradas en 2014.

Asimismo 21 personas murieron entre los meses de enero y septiembre de 2019 a consecuencia de las torturas recibidas por agentes de la fuerza pública.

El éxodo llegará a ocho millones

Estimaciones de Acnur y del Gobierno del presidente interino Juan Guaidó, señalan que para diciembre de 2020 la cifra de venezolanos en el exilio podría superar los ocho millones si en el país suramericano no se da un cambio político.

“La migración forzada venezolana es la más grande de la región y la segunda del mundo, sólo superada por la Siria (…) pero después de estar en Bruselas entendí que para nosotros la salida de Maduro es elemental, pero no significa que para el resto del mundo lo sea”, aseveró David Smolansky, coordinador en la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados venezolanos.

Smolansky señaló que según las proyecciones el 2019 cerrará con cinco millones de refugiados venezolanos y que para finales del año próximo la cifra podría aumentar a unos ocho millones.

Mientras en el país suramericano no se dé un cambio político, y los países del mundo no ejerzan mayor presión para lograr la caída de la dictadura; la crisis en Venezuela no se estancará sino que por el contrario se profundizará.

Las sanciones internacionales han dejado consecuencias en el régimen de Nicolás Maduro pero no han sido suficientes para lograr la caída de la tiranía; a medida que el chavismo se mantenga en el poder, y las naciones no decidan actuar de manera contundente la situación en el país empeorará, y la desestabilización de la izquierda en la región seguirá causando graves consecuencias y atentando contra la paz y la seguridad de la región.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento