Estampida migratoria venezolana deja un millón de niños abandonados

“Estamos ante un problema de dimensión nacional que no solo define a la Venezuela que somos hoy, sino la que seremos dentro de 30 años"

1.904
La escandalosa cifra representa el 10 % de la población infantil que hay en Venezuela. (Foto Cortesía: @EmmaRincon)

Casi un millón de niños en Venezuela se han quedado sin el cuidado de sus padres tras la crisis humanitaria que ha obligado a millones de venezolanos a migrar para buscar nuevos rumbos. Un estudio realizado por la ONG Cecodap y la encuestadora Datanálisis señala que entre 930 020 y 943 117 niños y adolescentes ahora viven con sus abuelos, tíos, hermanos mayores o terceros, mientras sus padres intentan establecerse en otros países.

El estudio reveló un aumento del 9,54 % de niños «dejados atrás» con respecto a 2018, cuando se contabilizaron 849 000 menores. Esto significa que por lo menos 80 000 niños y adolescentes más que el año pasado están sin sus padres. “Esta situación nos plantea que uno de cada cinco migrantes deja al menos un niño atrás”, expresó Abel Sarabia, coordinador de Cecodap al presentar las estimaciones.

Un millón de niños equivalente a la población completa de Nueva Esparta, uno de los estados del país; también es comparable con la sumatoria poblacional de los estados Vargas y Cojedes.

“Estamos ante un problema de dimensión nacional que no solo define a la Venezuela que somos hoy, sino la que seremos dentro de 30 años, son niños que tienen sensación de abandono al ver partir a papá, mamá o ambos”, advirtió Sarabia.

La escandalosa cifra representa el 10 % de la población infantil que hay en Venezuela; un número de niños afectados emocionalmente al tener que alejarse de sus padres, quienes desde el exterior ha buscado la manera de hacerles llegar manutención debido a que en el país suramericano el salario mensual no supera los 5 dólares.

Cambios emocionales

El estudio también da cuenta del impacto emocional que ha causado el parcial abandono de estos niños. Señala que alrededor de 78,4 % de los entrevistados manifestó haber presentado algún cambio en la conducta, como llanto recurrente, permanecen callados o desanimados, desean no estar solos y disminuyeron su rendimiento académico.

Otro punto de la investigación señala que los padres migrantes envían entre 10 y 50 dólares para la manutención de sus hijos, aun cuando en una familia se requieren al menos 140 dólares al mes para cubrir la canasta alimentaria. «Estos montos suponen que un niño no dispone ni de dos dólares al día, lo que lo deja bajo la línea de la pobreza», indicó Sarabia.

Sin padres y sin escuela

Un informe publicado en septiembre, cuando inicia el año escolar en Venezuela, reveló que el 78 % de los niños abandonaron la escuela. El estudio realizado por la ONG Funda Redes señaló que al menos  el

66 % no asisten regularmente a las aulas, situación que sumada a 75 % de abandono de los puestos de trabajo por parte de sus padres o representantes, evidencian un escenario histórico de crisis en el sistema educativo venezolano.

La cifra se dispara

Si se profundiza la crisis en Venezuela y Nicolás Maduro se mantiene en el poder, lo más probable es que la cifra de emigrantes se multiplique y con ello también lo haga la cantidad de niños abandonados en el país.

David Smolansky, coordinador en la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados venezolanos, señaló que según las proyecciones el 2019 cerrará con cinco millones de refugiados venezolanos y que para finales del año próximo la cifra podría aumentar a unos ocho millones.

“La migración forzada venezolana es la más grande de la región y la segunda del mundo, solo superada por la Siria (…) pero después de estar en Bruselas entendí que para nosotros la salida de Maduro es elemental, pero no significa que para el resto del mundo lo sea”, aseveró.

Las declaraciones de Smolansky coinciden con las de Eduardo Stein, representante especial conjunto de la Agencia de la ONU para Refugiados (Acnur), quien señaló que a medida que se profundiza la grave crisis económica, política y social en Venezuela, también aumenta el flujo de migrantes.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento