China también sería refugio financiero de «cleptócratas» chavistas

El país asiático estaría blindando su reputación ante la posibilidad de que se conozcan redes de corrupción

China teme una salida aprubta del régimen por sus negocios en Venezuela, y porque teme además que se destapen negocios sucios que surgieron de la estrecha relación bilateral. (Mppre)

El sistema financiero chino se convirtió en refugio monetario de jerarcas y empresarios del chavismo que habrían amasado sus fortunas en Venezuela.

Un reportaje del Diario Las Américas, revela que el país asiático no solo estaría cuidando sus relaciones y negocios con Nicolás Maduro, sino que además también estaría blindando su reputación ante la posibilidad de que se conozcan redes de corrupción y lavado de dinero que se habrían dado entre funcionarios y empresarios de ambas naciones.

China teme una salida aprubta del régimen por sus negocios en Venezuela, porque teme además que se destapen negocios sucios que surgieron de la estrecha relación bilateral.

«Diversos conglomerados comerciales del país asiático, afines con altos jerarcas del Partido Comunista chino, en alianza con burócratas y empresarios corruptos del chavismo, obtuvieron y desembolsaron en los últimos diez años cientos de millones de dólares en coimas para captar contratos, ganar información privilegiada y tranzar negocios estratégicos, un hecho que podría salpicar a lo más alto del Politburó», señala el reportaje.

El periodista Frank López Ballesteros reveló que desde 2015 se tejieron numerosos fraudes entre empresas chinas y venezolanas donde compañías habrían usurpado identidades y facturado millones de dólares con sobreprecio. Las investigaciones sobre diversos casos se han dado no solo en Venezuela, sino también en Estados Unidos.

Explica el periodista que la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma del Estado chino, habría sido el responsable de contratos firmados con Venezuela donde se dieron sobornos y negocios que habrían salpicado desde el sistema financiero de EEUU hasta la banca de Andorra.

«Algunas compañías chinas acusadas de sobornar a jerarcas chavistas están bajo investigación del Principado de Andorra, con asistencia de fiscales de EEUU, y una decena de estas son brazos operativos de China National Machinery Industry Corporation (Sinomach)», señala el reportaje.

Pero como si esto no fuera poco, el periodista también informó que «cleptócratas venezolanos» también estarían usando el sistema financiero chino para eludir las sanciones del Departamento del Tesoro. Asegura que estarían registrando compañías en Hong Kong o China continental, además de migrar sus fortunas a la banca de ese país.

El temor adentro del Partido Comunista chino es que Nicolás Maduro caiga y con él todos los negocios lícitos e ilícitos que se han tejido en medio de la relación entre ambos países; por esa razón el país asiático podría estar procurando que se mantenga el régimen de Venezuela.

China, el «salvavidas» de Maduro

Además de Rusia, Irán, Turquía y Cuba; China se ha convertido en el «salvavidas» de Nicolás Maduro. Con préstamos e inversiones en el país suramericano ha ayudado a la tiranía a mantenerse en el poder y esquivar las sanciones internacionales.

Un estudio del Instituto Kiel para la Economía Mundial reveló que el país gobernado por Nicolás Maduro está «hasta el cuello» por las deudas que mantiene con el país asiático. Lo que significa que Venezuela le debe a China unos 19 114 millones de dólares.

La investigación concluyó que China ha exportado cantidades récord de capital al resto del mundo, lo que la ha convertido en el mayor acreedor oficial, al superar a organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI). De hecho, el régimen de Maduro ha mantenido el apoyo del país asiático mientras que organismos internacionales han decidido retirárselo.

«La documentación de las exportaciones de capital de China es en el mejor de los casos opaca. China no informa sobre sus préstamos oficiales. No hay datos estandarizados completos sobre las existencias y flujos de deuda externa china», se lee en el informe.

También se señala que la práctica de ofrecer préstamos a Venezuela se hace de manera dudosa. Explica que recibe préstamos directamente de los bancos estatales chinos y normalmente están respaldados por garantías como el petróleo.

China, el salvavidas

En agosto, a solo horas de que el Gobierno de Estados Unidos emitiera nuevas sanciones contra la dictadura y contra las empresas que sostienen al régimen, se conoció que una compañía china ayudará a Maduro a rescatar las refinerías venezolanas a cambio de productos derivados del petróleo.

De acuerdo con Bloomberg, Wison Engineering Services Co. será la compañía de ingeniería y construcción química, ubicada en Shanghái, que intentará salvar al régimen. Según la agencia de noticias, el acuerdo se logró a inicios de julio. Sin embargo, la compañía china no ha completado un contrato que ganó en 2012 para revisar la refinería de Puerto la Cruz.

Asimismo, en julio de 2018 el régimen logró que China le concediera un crédito por cinco mil millones de dólares para, supuestamente, «rescatar la producción petrolera en Venezuela». Algo que nunca ocurrió.

Un círculo vicioso

En noviembre de 2016 se conoció que Maduro firmó un acuerdo con China para aumentar las exportaciones de crudo. El Gobierno de Venezuela y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) acordaron un plan de inversión por 2 200 millones de dólares que, supuestamente, permitirían producir diariamente 277 000 barriles más de crudo.

También se desconoce qué sucedió con el dinero recibido, ya que actualmente Venezuela produce solo 650 000 barriles diarios, cifra de 1945.

En varias oportunidades el país asiático ha amenazado con dejar de ayudar a Venezuela ante el incumplimiento de los acuerdos binacionales. De hecho, en mayo de 2018 a Venezuela se le había vencido el período de gracia que China le había otorgado para que pagara la descomunal deuda que se acerca a los veinte mil millones de dólares. En esa oportunidad, la potencia asiática dejó claro que no ofrecería ningún alivio a Maduro si no empezaba a pagar lo adeudado. Sin embargo, en julio de ese mismo año le concedió otro crédito.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento