EEUU confisca 250 millones de dólares a extesorero de Chávez

El caso Alejandro Andrade está vinculado también con el magnate Raúl Gorrín, quien es acusado de sobornar a funcionarios venezolanos y lavar dinero.

8.809
La Fiscalía Federal dijo que Andrade se confabuló con otras tres personas clave en el esquema de lavado de dinero dándoles acceso al favorable mercado de cambio de bolívares por dólares (Fotomontaje PanAm Post)

Estados Unidos logró incautar en las últimas semanas USD$ 250 millones al chavista extesorero venezolano Alejandro Andrade, quien se declaró culpable por haber participado en un esquema de lavado de dinero de unos USD$ 1 000 millones.

Entre los otros bienes decomisados en los últimos meses, se encuentran cuentas bancarias en el extranjero, una granja de caballos en la exclusiva zona Wellington del Condado Palm Beach, 14 caballos finos y una flotilla de autos de lujo.

El agente especial Anthony Salisbury señaló al Nuevo Herald que el robo de Andrade representa «un desfalco significativo» para Venezuela.

El extesorero de Venezuela quien además fue guardaespaldas de Hugo Chávez, se declaró culpable a finales de 2017 tras enriquecerse gracias al mercado de cambio de divisas en Venezuela.

La Fiscalía Federal dijo que Andrade se confabuló con otras tres personas clave en el esquema de lavado de dinero, dándoles acceso al favorable mercado de cambio de bolívares por dólares. Los fiscales dijeron que el esquema dejó ganancias ilícitas de USD$ 2 400 millones.

El caso del extesorero está vinculado también con el magnate Raúl Gorrín, quien en Estados Unidos es acusado de sobornar a funcionarios venezolanos y lavar dinero ocultando fondos malversados en bienes raíces en el sur de la Florida y Nueva York durante los últimos 10 años.

Gorrín está acusado de pagar sobornos a Andrade y a otro alto exfuncionario de la tesorería canalizando dinero hacia ellos a través de un banquero venezolano en República Dominicana.

Puede calificarse que este escándalo es el caso de corrupción más grande en la historia de la región, y supera con creces al de Lava Jato, pues la constructora Odebrecht reconoció haber pagado sobornos por USD $788 millones, mientras que en el caso de Venezuela, uno de los implicados en el desfalco del Estado reconoció haber recibido USD $1 000 millones en pagos por realizar actividades ilegales. Esto evidenciaría que el desfalco al país suramericano podría representar un importante porcentaje del PIB venezolano.

De multimillonarios a reos

Algunos de los empresarios venezolanos cómplices del desfalco de Venezuela, hacedores de la crisis humanitaria que enfrenta el país suramericano, están en manos de la justicia internacional.

Hombres que, de la noche a la mañana, se convirtieron en multimillonarios, con propiedades de lujo repartidas por diferentes ciudades, aviones, yates y “medio mundo” a sus pies, pasaron a ser reos y prófugos de la justicia, tras haber lavado miles de millones de dólares del Estado venezolano con la ayuda del chavismo.

El exguardaespaldas de Chávez y cómplice de Gorrín

En sus delaciones, Andrade mencionó a Raúl Gorrín, dueño del canal de noticias Globovisión, quien le habría pagado hasta USD $1 000 millones en comisiones, además de gastos relacionados con aviones privados, yates, casas, caballos, relojes y ropa de diseñador por hacer transacciones a una tasa de cambio favorable.

Todavía no se ha podido establecer cuál fue la multimillonaria ganancia ilícita de Gorrín, quien habría fungido como intermediario para las transacciones.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la acusación formal alega que Gorrín pagó esa cantidad de dinero en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel, incluido Andrade, para garantizar los derechos a realizar transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables para el Gobierno venezolano.

El banquero del chavismo

Otro involucrado en el caso, y que hoy se encuentra detenido, es Gabriel Arturo Jiménez Aray, banquero venezolano que también se declaró culpable ante fiscales federales en Estados Unidos.

Jiménez fue propietario del Banco Peravia, con sede en la República Dominicana, y habría sido cómplice de las transacciones ilícitas. Admitió que se asoció con Gorrín y otras personas para adquirir la entidad bancaria con el objetivo de lavar más fácilmente el dinero de los sobornos.

Jiménez fue vicepresidente del Banco Peravia, en República Dominicana hasta el año 2014, cuando sus directivos fueron acusados de fraude por la Fiscalía del Distrito Nacional de República Dominicana. El Banco Peravia fue intervenido por la Superintendencia de Bancos de ese país por presuntas estafas, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Jiménez huyó entonces de República Dominicana hacia Estados Unidos.

La exenfermera de Chávez

Otra involucrada en ayudar en el desfalco de Venezuela es Claudia Díaz, exenfermera del fallecido expresidente Hugo Chávez, y quien también estuvo al frente de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT).

Díaz y su esposo, el capitán Adrián Velásquez Figueroa, recibieron unos USD $65 millones de la cuenta personal de Gorrín en el HSBC Private Bank (Suiza) y desde las cuentas de las empresas registradas en Panamá.

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, Díaz acumuló una gigantesca fortuna durante su paso por la Tesorería Nacional de Venezuela y el Fondo de Desarrollo (Fonden), entre el 2011 y el 2013.

Se trata de miembros de la llamada “boliburguesía” venezolana, una élite que ha amasado fortunas durante la revolución bolivariana que inició Chávez y que están bajo intensa investigación de los fiscales estadounidenses.

Desde hace más de una década en Venezuela se aplican rígidos controles de cambio que han alentado la corrupción al permitir que unos pocos privilegiados le compren divisas al Gobierno al tipo de cambio oficial y las revendan en el mercado negro obteniendo de manera instantánea enormes beneficios.

Más boliburgueses que saquearon Venezuela

La justicia de Estados Unidos logró desmantelar una banda de criminales millonarios que lavaron dinero y saquearon la estatal PDVSA; mientras, la “Justicia” del país suramericano no investiga lo que pudo haber sido el robo más grande en la historia de Venezuela.

La demanda señala que la operación de malversación de fondos comenzó en diciembre de 2014, cuyo plan era lavar alrededor de USD $600 millones de la petrolera estatal venezolana, “a través de sobornos y fraude”. En mayo de 2015, los fondos malversados se duplicaron a USD $1.200 millones.

La Fiscalía indicó que este esquema de corrupción fue respaldado por corredores, bancos y firmas de inversión inmobiliaria en Estados Unidos y otros países.

La red de exfuncionarios chavistas lavó USD $1 200 millones de PDVSA en Florida (EEUU), y estarían involucrados no solo ciudadanos venezolanos, sino también de otras nacionalidades.

Las autoridades indicaron que hasta el momento fueron detenidos dos empresarios: Matthias Krull, de 44 años, ciudadano alemán y residente panameño, y el colombiano Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años. Ambos fueron arrestados en julio de 2018 en Miami (EE UU) y en Sicilia (Italia), respectivamente.

Los acusados, que obtenían el dinero gracias a la distorsión cambiaria de Venezuela y al acceso a los fondos de la estatal PDVSA, utilizaban, principalmente, como estrategia la compra de propiedades inmobiliarias en Miami, además de “esquemas sofisticados de inversiones falsas”.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento