EEUU habría extendido licencias en Venezuela para no ceder espacio a Rusia

Una fuente señaló a PanAm Post que la renovación presuntamente se habría dado considerando "no ceder a poderes como Rusia o China".

Según datos de la industria, de 300 tanqueros que tuvieron en sus manos cargamento venezolano en 2019, menos del 5 % corresponde a Chevron (Flickr)

El Gobierno de Estados Unidos habría extendido las licencias comerciales en Venezuela a empresas norteamericanas para no ceder espacio a Rusia o China.

En octubre de 2019 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos renovó una licencia que le permitía a empresas como Chevron continuar operando en Venezuela durante otros tres meses más; sin embargo se desconocía la razón por la cual EEUU habría tomado dicha decisión.

Una fuente ligada al campo petrolero señaló a PanAm Post que la renovación presuntamente se habría dado considerando «no ceder a poderes como Rusia o China que se expandirían en Venezuela».

La fuente confirmó lo ya publicado en agencias como Reuters y Bloomberg que han informado que la compañía rusa Rosneft es la que mantiene el «papel principal» a la hora de favorecer al régimen con tácticas y maniobras que le permiten exportar petróleo.

«Hay personas dentro de la administración de la Casa Blanca que piensan que es algo crítico e importante tener compañías norteamericanas en Venezuela para no ceder esos espacios a empresas rusas o chinas, pero también hay quiénes consideran que hay que aplicar una máxima presión para forzar un cambio en el país suramericano», señaló.

Un reportaje de Bloomberg reveló que con la ayuda de la estatal petrolera rusa Rosneft, la tiranía envió casi dos millones de barriles de petróleo hacia Asia. Los barcos apagaron los posicionadores satelitales para evitar que se conozca la ubicación, evadir las sanciones internacionales y evitar su detención.

Y es que el régimen de Nicolás Maduro habría conseguido la manera de exportar crudo sin que los involucrados sean víctimas de sanciones; al parecer estaría adjudicando cargamentos a empresas mixtas para que la mercancía llegue a continentes como Asia y África.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters las empresas involucradas «no entrarían en conflicto con las sanciones, mientras los ingresos por venta se destinen al pago de deudas pendientes». La agencia asegura que compañías como Chevron Corp, habrían realizado esta operación.

«Abogados consultados por algunas petroleras interesadas en tomar crudo venezolano les dijeron que las ventas están permitidas bajo sanciones, siempre y cuando el dinero destinado al pago de deudas permanezca fuera del alcance de Maduro, que es la intención principal de las medidas», dijo una de las fuentes a Reuters.

Firmas de inteligencia ligadas al campo petrolero señalaron a PanAm Post que según datos de la industria, de 300 tanqueros que tuvieron en sus manos cargamento venezolano en 2019, menos del 5 % corresponde a Chevron; sin embargo, tanto dicha compañía como las otras cuatro norteamericanas que se mantienen en el país suramericano esperan que la licencia para operar en Venezuela que vence el 22 de enero, sea renovada por parte de Estados Unidos.

“Esperamos que la Licencia General 8D se renueve para que podamos continuar las operaciones en el país a largo plazo. Seguimos enfocados en nuestras operaciones comerciales básicas y en apoyar a las más de 8 800 personas que trabajan con nosotros y sus familias», dijo a PanAm Post el portavoz de Chevron, Ray Fohr.

«Los rusos han ido tomando control de la industria petrolera venezolana, sobre todo con las exportaciones, además controlan los dos principales yacimientos de gas y manejan acciones en diferentes refinerías de Venezuela», aseveró a PanAm Post Francisco Monaldi, investigador del instituto Baker de la Universidad de Rice.

«Si se terminan de ir las empresas extranjeras como Chevron de Venezuela, prácticamente la industria petrolera sí podría caer en manos de los rusos; ellos podrían encontrar la posibilidad de expandirse, aunque aún no está claro cómo lograrían hacerlo», explicó. «Los rusos se han apoderado del sector petrolero para cobrar su deuda y además son los que mejor posicionados están a la hora de una transición política en Venezuela. Han hecho una jugada genial, en el escenario de que se mantenga Maduro, Rusia quedaría como «dueña» del sector petrolero de Venezuela, y en el caso de que llegue otro presidente tendrá la opción de vender todos sus activos y harían mucha plata; en todo caso han hecho una jugada genial», sentenció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento