Guyana triplicará su PIB gracias a territorio petrolero disputado con Venezuela

Según las estimaciones, el país podría acercarse al millón de barriles diarios, superando la producción actual de Venezuela

4.755
Venezuela también podría perder su salida al Atlántico por disposición de Guyana. (revista petroquímica)

Mientras Venezuela, país con las mayores reservas de petróleo en el mundo, ve cómo su economía se desploma, las finanzas de Guyana crecerán drásticamente gracias a la explotación de crudo en aguas en disputa.

Un reportaje del diario ABC de España informó que «el país, con algo menos de un millón de habitantes, pasará a ser el de mayor producción per cápita del mundo, por delante de Kuwait, y triplicará su PIB en cuatro años, pasando de los actuales 4.000 millones de dólares a 15.000 millones en 2024».

La grave situación radica en que Guyana se estará enriqueciendo a costa de territorio venezolano en disputa judicial y que los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro habrían dejado en el olvido.

El pasado 20 de diciembre de 2019 comenzó a salir el crudo en el primer yacimiento, denominado Liza, situado a unos 190 kilómetros de la costa, a un ritmo de 120 000 barriles diarios. Según las estimaciones, el país podría acercarse al millón de barriles diarios superando la producción actual de Venezuela.

Tras varios años taladrando en aguas controvertidas, la compañía estadounidense ExxonMobil encontró un potencial de entre 3,2 y 3,7 mil millones de barriles a explotar cerca de las costas del mar Caribe.

Ahora Guyana comienza a tener un peso específico en la región. De hecho, Brasil lo convocó como invitado especial a reuniones del Mercosur, los países árabes comienzan a verlo como futuro miembro de la OPEP y Caricom como un fuerte aliado.

El Gobierno de Guyana, que ha sabido sacarle provecho a un territorio que no es suyo, anunció que invertirá más en defensa tras iniciar la exportación petrolera: «Ahora que el país es una nación productora de petróleo, la Fuerza de Defensa debe estar mejor preparada para manejar algunos de los desafíos que surgirán y hará todo lo posible para mantener la seguridad en este entorno cambiante», afirmó el presidente de esta nación, David Granger.

Venezuela perdería su salida al Atlántico

El internacionalista Sadio Garavini ha explicado a PanAm Post que Guyana ha fijado unilateralmente una línea que considera que debe ser la delimitación entre el territorio que considera suyo (la Zona en Reclamación) y Delta Amacuro (Estado oriental de Venezuela). Señaló que esa línea está arbitrariamente inclinada hacia el oeste, de forma tal que cercena a Venezuela centenares de kilómetros cuadrados de su fachada atlántica:

Perder la salida al Atlántico significaría perder, en lo económico, centenares de miles de kilómetros cuadrados de áreas marinas y submarinas ricas en hidrocarburos y peces. Y desde el punto de vista geopolítico, la salida libre al Atlántico. Esto es importante debido a que un barco venezolano no tiene que pasar por mares que tengan jurisdicción con otro país, es una salida libre hacia alta mar.

El socialismo entregó el Esequibo

El Laudo Arbitral de París (1899), en el que Venezuela ni siquiera participó, define las actuales fronteras entre Venezuela y lo que en aquel momento era la Guayana Británica. En 1966, a pocos meses de que Gran Bretaña (que había tomado los territorios por la fuerza a mediados del siglo XIX) concediera la independencia a lo que hoy es la República Cooperativa de Guyana (para la cual el Esequibo representa dos tercios de su territorio), se firmó el Acuerdo de Ginebra, en el que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce que Venezuela tiene un reclamo válido y se constituye la figura del buen oficiante.

Pero la defensa y el reclamo del territorio venezolano sufrió un grave daño con la llegada del chavismo al poder. Durante su primer Gobierno (1999-2006), el fallecido presidente Chávez mantuvo la política de Estado de sus predecesores de defender la reclamación del territorio, pero todo cambió con una visita que realizó en 2004 a Georgetown, capital de Guyana. En esa oportunidad afirmó que “el Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área”. En su discurso, el 20 de febrero de ese año, Chávez dijo: “El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países”.

Garavini explicó que “Venezuela ha tomado una posición pasiva en la última década y agregó que Chávez quería tener una política exterior mundial, quería conseguir los votos del Caribe angloparlante, y por eso asumió esa posición.

Luego de que Guyana exploró y explotó los pozos encontrados, y se dio cuenta de que ese país puede convertirse en potencia petrolera, decidió dejar de votar a favor de Venezuela en instancias internacionales y se unió a coaliciones como el Grupo de Lima, que lucha contra la tiranía de Maduro.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento