Europa silente: ministro español se burla de las sanciones de la UE al chavismo

Aunque la chavista Delcy Rodríguez no habría ingresado oficialmente al país europeo, habría violado las sanciones en complicidad con el ministro español

1.730
Ábalos prefirió mofarse del encuentro e ironizar: «que si fulano tiene que seguir o no seguir, que si yo me reúno con uno de Venezuela o no, importantísimo eh, temas fundamentales para la sociedad… no vamos a entrar en eso», señaló. (EFE)

José Luis Ábalos, ministro de Fomento del Gobierno español violó las sanciones internacionales impuestas por la Unión Europea al reunirse con la chavista Delcy Rodríguez, quien usurpa el cargo de vicepresidente de Venezuela. El funcionario español admitió que hubo un encuentro a pesar de conocer que Rodríguez tiene prohibida la entrada a ese territorio.

De acuerdo con información de la prensa española, la reunión se habría dado en el mismo aeropuerto de Barajas adentro del avión donde viajaba la comitiva de Venezuela. Aunque Delcy Rodríguez no habría ingresado oficialmente al país europeo, violó las sanciones en complicidad con el ministro español.

Ábalos habría admitido que acudió a Barajas a título privado a buscar a un amigo suyo, que es el ministro de Turismo de Maduro, Félix Plasencia. Lo cierto es que el ministro coincidió allí con la vicepresidenta de la dictadura venezolana, que después continuó viaje hacia Turquía; esto, sin ordenar su detención o denunciar su presencia.

Miembros del partido español PSOE afirmaron al diario El Mundo que sí hubo contacto directo entre ellos, pero que no hubo reunión alguna.

Asimismo Ábalos prefirió mofarse del encuentro e ironizar al respecto restándole importancia: «que si fulano tiene que seguir o no seguir, que si yo me reúno con uno de Venezuela o no, importantísimo eh, temas fundamentales para la sociedad… no vamos a entrar en eso», señaló.

Hay que recordar que la usurpadora vicepresidenta de Nicolás Maduro no puede entrar en España porque sobre ella pesan sanciones de la Unión Europea que le impiden entrar en el territorio europeo de los 28 estados miembros, y además incluyen la congelación de los bienes que puedan tener en la UE.

Exigen sanciones y comparecencias

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado que «Sánchez debe explicar si su ministro de Fomento se reunió con la vicepresidenta de Maduro, cuando tiene prohibido pisar suelo europeo por su participación en la represión y corrupción de la dictadura venezolana. Si se confirma denunciaremos esta vulneración de las normas de la UE».

«De confirmarse estas noticias estaríamos ante una situación extremadamente grave que violaría flagrantemente las normas de la Unión Europea», subrayó el portavoz adjunto del PP en el Congreso José Ignacio Echániz.

A pesar del escándalo y lo que representaría la violación a sanciones internacionales, portavoces de la Comisión Europea decidieron lavarse las manos sobre si hay una violación o no de las sanciones.

«La implementación de las sanciones corresponde a los Estados miembro. Esperamos que todos los estados cumplan las sanciones», dijo Virginie Battu-Henriksso, una de las portavoces del Servicio Europeo de Acción Exterior.

«La evaluación de la violación de las sanciones es responsabilidad de las autoridades de cada Estado miembro, está claramente indicado en las provisiones legales. Corresponde al estado miembro evaluar», insistió.

«Fuentes comunitarias» confirmaron a EFE que «el Ministerio de Asuntos Exteriores es la autoridad que debe vigilar el cumplimiento de las sanciones adoptadas a nivel europeo y apuntaron a que no hay motivos para que Exteriores no revise este caso y que, si se determina que ha habido una violación del régimen de sanciones con la presencia de Rodríguez en España, deben reportarlo al Consejo de la UE, la institución que representa a todos los Estados miembros».

Sin embargo al tratarse del Gobierno español de Pedro Sánchez, se puede prever que no tomará cartas en el asunto. Hay que recordar que aunque el Gobierno español reconoce a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, Sánchez prefirió no recibir al mandatario venezolano y le dejó esa responsabilidad a su canciller, Arancha González.

Entre tanto, su vicepresidente, Pablo Iglesias, quien ha mantenido relación directa con el chavismo al punto de estar envuelto en presuntos casos de lavado de dinero y corrupción, prefiere referirse a Guaidó como «opositor» y reconocer al chavista y usurpador Luis Parra como supuesto presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento