Maduro pagó a lobistas USD$ 12 millones para ablandar a Trump

El régimen contrató un bufete de abogados en Estados Unidos que había accedido a representar a la tiranía pero tras las presiones desistió.

2.386
El Procurador General de Nicolás Maduro, Reinaldo Muñoz, habría contratado por separado y hasta por 12,5 millones de dólares a Robert Stryk, de la firma Sonoran Policy Group, y a Foley & Lardner, un despacho legal con oficinas en Washington. (Twitter)

Un bufete de abogados de Estados Unidos que fue contratado por el régimen de Nicolás Maduro, decidió prescindir de sus servicios a la tiranía tras ser acusado de ayudar a la dictadura.

Un documento en el sitio web del Departamento del Tesoro, indica que el Procurador General nombrado por Nicolás Maduro, Reinaldo Muñoz, habría contratado por separado y hasta por 12,5 millones de dólares a Robert Stryk, de la firma Sonoran Policy Group, y a Foley & Lardner, un despacho legal con oficinas en Washington.

Un reportaje de la agencia de noticias AP reveló que el contrato era de USD$ 12,5 millones con el fin de hacer lobby para aliviar las sanciones de Estados Unidos contra la tiranía.

Los documentos presentados ante el Departamento de Justicia mostraron que el bufete Foley & Lardner, que tiene oficinas en Washington, a su vez pagó USD$ 2 millones para contratar al influyente Robert Stryk para interceder por el régimen.

El contrato de Muñoz con Foley, se extendía hasta el 10 de mayo, mientras que al lobbysta Stryk le corresponden 2 millones de dólares en el acuerdo en pago a su asesoría.

Stryk es un vinicultor, exasesor republicano y conocido lobista en Washington.

«En los documentos que presentó, Foley dijo que recibió un poco más de 3 millones de dólares en pagos iniciales a nombre de Muñoz provenientes de lo que parecen ser dos compañías registradas en Hong Kong. Su trabajo también incluye conversaciones con funcionarios del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y otras agencias relacionadas con las sanciones contra el gobierno de Maduro», señala AP.

Uno de los líderes estadounidenses que presionó para que el bufete de abogados abandone a Maduro, habría sido el senador republicano de Florida Rick Scott, quien en una carta instó a sus colegas del senado a boicotear el nombre de la firma hasta que corte los lazos «con el peligroso dictador».

«Espero que los últimos días sirvan como una lección para cualquier otra firma de cabildeo, consultores u organizaciones; que si apoyas a Maduro y su banda de matones no me quedaré callado», dijo Scott en un comunicado enviado por correo electrónico a la agencia de noticias AP.

Carlos Vecchio, el embajador de Venezuela del gobierno interino para EE.UU., reaccionó a la información, asegurando que “después dice Maduro que no puede comprar comida por las sanciones”. “Estaremos encima de esto”, agregó.

 

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento