Dolarización en Venezuela: bancos alquilan sus bóvedas para resguardar divisas

Ante la imposibilidad de abrir cuentas en divisas y la dolarización improvisada, empresas ahora alquilan las bóvedas bancarias para guardar miles de dólares

Según Reuters «el servicio solo se ofrece a empresas conocidas con importantes ingresos y cuentas a largo plazo» (Andina)

Bancos en Venezuela se empiezan a convertir en almacenes de millones de dólares en medio de una dolarización improvisada. Las bóvedas de algunas entidades financieras ahora son alquiladas a supuestas grandes empresas para resguardar el dinero.

Un reportaje de la agencia de noticias Reuters reveló que unos USD$ 1,8 millones ingresaron a Venezuela en el último año y que ante la imposibilidad de abrir cuentas bancarias en divisas por las regulaciones del Estado, las empresas ahora alquilan las bóvedas bancarias para guardar miles de dólares.

«El nuevo servicio de custodia de los bancos privados comenzó de manera discreta a fines de 2019 y no se había informado previamente en su totalidad (…) El servicio solo se ofrece a empresas conocidas con importantes ingresos y cuentas a largo plazo, según cuatro altos ejecutivos de la industria financiera», señala.

La circulación de divisas en Venezuela se ha convertido en una especie de tema «tabú» del que pocos hablan pero están al tanto; de hecho, en el país suramericano las divisas en efectivo se encuentran prácticamente represadas porque aunque se comercializa con ellas no existe modo alguno de depositarlas en cuentas.

Impuestos a transacciones en divisas

Pero además del trato «tabú» que se le está dando a las divisas donde muchos tienen acceso a dólares, pero no tienen donde almacenarlos; también surge un problema adicional: la pretensión del régimen de cobrar un impuesto a quienes comercializan con moneda extranjera.

Todo esto indica que además del elevado monto que las empresas pagan para almacenar sus divisas en bóvedas, también deberán pagar el impuesto establecido por el Estado.

El chavismo implementará reformas al Código Orgánico Tributario (COT), a la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), a la Ley Orgánica de Aduanas; al tiempo que creó la Ley de Cartera Única Productiva Nacional.

La alícuota adicional estará comprendida entre un 5% y un 25% a los bienes y servicios que sean pagados en moneda extranjera, criptomoneda o criptoactivo.

El diputado José Guerra de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, denunció que con esto no solo se usurpan las funciones del Poder Legislativo sino que con la reforma a la Ley del Impuesto al Valor Agregado se incurre en una doble tributación. Se trata de un porcentaje con el que la tiranía de Maduro busca incrementar los ingresos en divisas ante las sanciones internacionales.

Durante más de dos décadas el chavismo impuso leyes, sanciones económicas y penales para quienes accedieran libremente al dólar; sin embargo, ahora la moneda de mayor circulación en Venezuela es la divisa estadounidense.

Lavado de dinero

Un estudio realizado por la firma Ecoanalítica y publicado por la agencia de noticias Bloombergreveló que más de la mitad de las transacciones minoristas se realizan en moneda estadounidense en un país donde los salarios están establecidos en bolívares y donde el sueldo no supera los 5 dólares mensuales.

Gran parte de los dólares que estarían circulando ahora en Venezuela presuntamente provienen del lavado de dinero y el narcotráfico.

Andrea Rondón, profesora universitaria y miembro del comité académico de CEDICE Libertad, señaló a PanAm Post que muchos de esos dólares que hoy circulan en Venezuela están siendo inyectados por el Estado.

«Hay que recordar que el narcotráfico uno de los mayores problemas que tiene es movilizar el dinero en efectivo y lo lava; pero cuando el que trafica es el Estado, las inyecciones son mucho más amplias porque no tiene los obstáculos naturales. Por eso es que también se presume que la mayor inyección de dólares viene de allí», señaló.

La especialista explicó que para el régimen de Nicolás Maduro ya los dólares no provienen de la renta petrolera sino de transacciones ilícitas, un dinero que llega en efectivo y se lava con «inversiones» en negocios legales.

Al final, mientras unos pocos tienen acceso a dólares en Venezuela, el sueldo mínimo no es mayor a los cinco dólares mensuales, la canasta básica supera los 300 dólares y la mayoría de la población está sumida en la pobreza y la desnutrición.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento