La España de Sánchez aumenta la importación de petróleo venezolano

Las importaciones de petróleo desde Venezuela empezaron a ser significativas a partir de octubre de 2018, mientras que las de 2019 han sido las más altas desde 2015

23.271
Las importaciones de petróleo desde Venezuela empezaron a ser significativas a partir de octubre de 2018 (Wikimedia)

Con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia de España se multiplicaron las importaciones de petróleo desde Venezuela, una muestra más de que el Gobierno europeo ayuda a sostener al régimen de Nicolás Maduro en el poder.

Un reportaje del diario ABC de España reveló que las importaciones de petróleo desde Venezuela empezaron a ser significativas a partir de octubre de 2018, mientras que las de 2019 han sido las más altas desde 2015 representando un crecimiento del 265 %.

Explica el diario español que casi la totalidad del petróleo venezolano importado por España va a Repsol con el fin de reducir la deuda que mantiene el régimen con la petrolera española.

«El pago de esa deuda se realiza en especie -mediante cargamentos de petróleo- para evitar las sanciones de la Administración Trump y «con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones», según lo afirmado por Repsol al ABC de España.

Pero además de las importaciones del Gobierno español, Repsol estaría tentada por Nicolás Maduro para participar en una ilegal privatización del negocio petrolero. El régimen, al parecer, quiere dar entrada a multinacionales que ya operan en el país a cambio de que acepten cobrar con estos activos una parte de la deuda que acumula Pdvsa con ellos. 

Repsol niega alianza con Maduro

Un reportaje del portal digital Deia revela que ejecutivos de la compañía española fueron citados por funcionarios estadounidenses para hablar sobre las sanciones de Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro.

«En la empresa no sienten que hayan modificado su postura en las relaciones comerciales con el país sudamericano y siguen cumpliendo con la normativa del embargo», señala el portal de noticias.

Hay que recordar que el Gobierno de Donald Trump analiza sanciones contra las compañías extranjeras que operan en Venezuela por facilitar al régimen la comercialización de crudo.

«Ya sea Rosneft, Reliance, Repsol o Chevron aquí en los Estados Unidos, yo tendría cuidado respecto a sus actividades en Venezuela que apoyan directa o indirectamente a la dictadura (del presidente venezolano, Nicolás) Maduro», dijo un alto cargo estadounidense, que pidió el anonimato, en una rueda de prensa telefónica.

Y es que a pesar de las violaciones a derechos humanos, del robo y la corrupción por parte del chavismo, y de que Maduro ostenta ilegítimamente el poder, España prefiere defender sus intereses económicos antes que actuar para que Venezuela salga de la dictadura.

Repsol, por ejemplo, dejó de enviar gasolina a Venezuela en marzo, pero aún suministra diésel con bajo contenido de azufre a cambio de crudo.

Mientras España aumenta las importaciones petroleras desde el país suramericano, el Gobierno de Pedro Sánchez se ve sumido en un escándalo luego de que no recibiera al presidente interino Juan Guaidó, y por el contrario diera trato diplomático a la usurpadora vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, quien a pesar de estar sancionada por la Unión Europea, llegó a España de manera clandestina y sostuvo un encuentro con uno de los ministros del gobierno de Sánchez.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento