Guaidó regresó fortalecido tras exitosa gira internacional contra Maduro

“La dictadura es un peligro para todo el planeta. Así lo hemos hecho saber en nuestra gira"

1.889
«Queda claro la característica innatural del régimen, solos no podemos, necesitamos hoy de su ayuda». (Twitter)

El legítimo presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, regresó al país tras una gira internacional que ha sido calificada de «exitosa» luego de haber sido recibido con honores no solo en Colombia y en Europa, sino también en Estados Unidos de la mano de su principal aliado, el presidente Donald Trump.

Guaidó, que corre el riesgo de ser detenido por haber salido de territorio venezolano pese a una orden judicial del régimen que se lo prohíbe, ingresó por el Aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía, el principal terminal aéreo del país.

A pesar de que la Guardia Nacional y la policía política de Maduro impidieron el libre tránsito de diputados y periodistas para acompañar la llegada de Guaidó, el presidente venezolano regresó fortalecido con un plan de máxima presión contra la tiranía, sobre todo luego de reunirse con líderes mundiales que le manifestaron su respaldo y que se comprometieron a presionar aún más para lograr la caída del régimen.

Mientras Venezuela esperaba la llegada del presidente interino, el régimen de Nicolás Maduro envió grupos chavistas y violentos a protestar al aeropuerto internacional. Allí agredieron a diputados, periodistas y al mismo Guaidó tras haber pasado las oficinas de control de Migración.

El mandatario anunció su arribo al país a través de un tuit: «Venezuela: ya estamos en Caracas (…) Empieza un nuevo momento que no admitirá retrocesos y que nos necesita a todos haciendo lo que nos toca hacer», señaló.

Guaidó inició su segunda gira internacional con el objetivo de exponer los lazos que el régimen de Nicolás Maduro mantiene con grupos terroristas, y buscar alianzas para presionar la caída del chavismo. La gira del presidente (e) estaría enfocada en demostrar cómo Venezuela se ha convertido en una amenaza para la seguridad mundial.

«Les doy mi palabra: lo vamos a lograr, estoy dispuesto a hacer todo lo que tenga que hacer para lograr nuestros objetivos, pero para ello los necesito a todos ustedes», dijo Guaidó en un audiovisual que circuló a través de los medios de comunicación y redes sociales horas antes de regresar al país.

“La dictadura es un peligro para todo el planeta. Así lo hemos hecho saber en nuestra gira. Y así lo han entendido en el mundo. Por eso nuestros aliados están dispuestos a aumentar la presión hasta el nivel máximo que haga falta”, agregó en el video.

Durante la gira y frente a los líderes más importantes del mundo Guaidó admitió que el país suramericano necesita ayuda internacional: «solos no podemos, enfrentamos a un conglomerado internacional criminal y necesitamos hoy de su ayuda», sentenció.

«Se está luchando hoy en Venezuela contra un conglomerado criminal… no responde a una lógica política lo que sucede en Venezuela, sino más bien a una lógica de mafias criminales», reafirmó el mandatario venezolano.

Queda claro la característica innatural del régimen, solos no podemos, necesitamos hoy de su ayuda.

Que Guaidó haya salido de Venezuela a reunirse con homólogos y líderes políticos del mundo genera altas expectativas relacionadas con las nuevas acciones a tomar para construir la caída del régimen socialista. La reunión con Duque debió ser «clave» en el marco de nuevas medidas y acciones de presión contra la tiranía, sobre todo porque Venezuela se convirtió en refugio de grupos terroristas colombianos como las FARC y el ELN. También lo fue el encuentro oficial con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se comprometió a «romper y aplastar» al régimen.

Mientras Maduro conmemoraba el golpe de Estado perpetrado por Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992, la tiranía fue testigo de la mejor «jugada» política por parte de la legítima Presidencia interina al ocultar en todo momento la presencia de Guaidó en el Congreso de Estados Unidos y dejar para último minuto el «factor sorpresa» demostrando que Trump se mantiene en pie de lucha por la democracia en Venezuela.

Esto podría calificarse como el mayor logro de Guaidó en la gira fue el recibimiento oficial y con honores que la Casa Blanca dio al mandatario interino. La reunión se dio a puerta cerrada y no hubo rueda de prensa posterior, por lo que quedó en evidencia que los temas tratados quedaron estrictamente en confidencialidad entre ambos Gobiernos.

La administración de Estados Unidos es la que más sanciones ha emitido contra el chavismo por sus constantes violaciones a los derechos humanos y debido a la corrupción liderada por Maduro. Ha sancionado a más de 100 funcionarios del chavismo; estableció un embargo petrolero recortándole los ingresos a Maduro; su justicia ha investigado y condenado casos de narcotráfico y lavado de dinero desde la estatal petrolera PDVSA; y desde el Senado de ese país se impulsa una ley para presionar aún más al régimen. A esto se suma el consentimiento estadounidense para que Guaidó asuma el control de Citgo, el mayor activo de Venezuela en el exterior.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento