Fiscalía investiga y pone en jaque al Gobierno de Sánchez por el «Delcygate»

La llegada de Delcy Rodríguez a España va complicando con el paso de los días al Gobierno español, pues ya la Fiscalía de Madrid ve indicio de delitos

1.327
El Ministerio de Interior habría preparado su llegada con al menos 24 horas de antelación. (EFE)

Salen a la luz nuevas revelaciones sobre el «Delcygate», el escándalo que envuelve al Gobierno de Pedro Sánchez por recibir clandestinamente a la chavista Delcy Rodríguez, sancionada por la Unión Europea; en esta oportunidad se conoció que el Ministerio de Interior habría preparado su llegada con al menos 24 horas de antelación.

Los detalles exhiben la estrecha relación que hay entre España y el chavismo al punto de convertirse en cómplice de delitos y de violaciones ante sanciones de la Unión Europea.

El ministerio del Interior negó que tuviera conocimiento un día antes de la llegada de Rodríguez; sin embargo, el Gobierno español cada vez pierde más credibilidad por las más de siete versiones que han salido sobre el tema y que lo han desmentido.

«Es absolutamente falso que Interior tuviese conocimiento de la llegada de Delcy Rodríguez el sábado 18 de enero», señaló el ministerio.

Pero la llegada de Delcy Rodríguez a España va complicando con el paso de los días al Gobierno español, pues ya la Fiscalía de Madrid ve indicios de delitos e investiga el encuentro entre el ministro español de Transportes, José Luis Ábalos, con la chavista y usurpadora vicepresidenta.

El conservador Partido Popular (PP) presentó a finales de enero una denuncia en la Fiscalía General del Estado sobre el encuentro, y este martes 18 de febrero acudió a un tribunal ordinario de la capital para reclamar que la autoridad de aviación civil (AENA) conserve los vídeos de las cámaras de vigilancia del aeropuerto de Madrid de la noche del encuentro.

«De momento, AENA debe conservar las imágenes grabadas de videovigilancia, porque la jueza de guardia ayer apreció, de acuerdo con el criterio del fiscal, indicios racionales de hecho delictivo»; señala un reportaje de la agencia de noticias EFE.

Maletas sin revisión

Las declaraciones ante notario de un vigilante que estuvo de servicio esa noche en la zona donde se produjeron los hechos, añadieron nuevos elementos que confirman que cada versión del ministro de Transportes se ha ido «desmoronando».

El vigilante confirmó ante notario que hubo reunión, que las maletas de los venezolanos, que llenaban dos carros, no pasaron por ningún control de seguridad, y que el hombre de confianza del ministro, Koldo García Izaguirre, mantuvo una actitud altanera en algún momento.

El caso de Rodríguez en España, mejor conocido como «Delcygate», ha arrojado otras  graves revelaciones. De acuerdo con el diario ABC, el ministro de Transporte José Luis Ábalos llamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y cuando este contestó «Ábalos le pasó el teléfono a Delcy Rodríguez para que ambos pudieran hablar sin intermediarios».

Al parecer, durante la conversación telefónica Rodríguez le habría exigido a Sánchez que no se reuniera con Guaidó. Una situación que se convierte en un escándalo porque se trataría de injerencia por parte del régimen de Maduro y estaría demostrando la relación dependiente entre los partidos oficialistas del Gobierno español y la tiranía en Venezuela.

España tenía la obligación de impedir que Rodríguez pisara suelo español, pues tiene prohibido el paso por territorio europeo desde junio de 2018. Las normas españolas exigirían que el operador de la aeronave que la trasladó repatriase a la funcionaria chavista o la trasladara a un tercer país. Sin embargo, pasó la noche en el aeropuerto de Barajas, acompañada por el ministro de Transporte de ese país en la sala VIP.

La Unión Europea (UE) ya tomó posición sobre el tema y descartó que haya razones para indagar sobre el tratamiento que dio España a Rodríguez: “No creemos que haya que hacer ese análisis conjunto de cómo los Estados miembros aplican las sanciones. Francamente, lo que ha ocurrido en Madrid no creemos que sea suficiente para hacerlo”, señalaron.

Mientras el escándalo hunde cada vez más la credibilidad del Gobierno español, Nicolás Maduro se mofa de lo que sucede y asegura que la chavista Delcy Rodríguez «se ha convertido en una estrella de la televisión española”.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.