En plena pandemia, Maduro deja sin gasolina a Venezuela para enviarla a Cuba

El régimen envió a la isla cuatro tanqueros llenos de combustible mientras en el país suramericano raciona la gasolina "solo para médicos, militares y transportistas"

13.946
«Los envíos de combustible obsequiados por Maduro a Cuba llegaron a los siguientes puertos: Cienfuegos, La Habana y Santiago de Cuba» (EFE)

En medio de la emergencia sanitaria por la propagación del coronavirus, el régimen de Nicolás Maduro mantiene a los venezolanos sin acceso a gasolina, mientras que envía tanqueros cargados de combustible a Cuba.

Paradójicamente Maduro, que había solicitado al Fondo Monetario Internacional unos USD$ 5 000 millones para «lidiar con el coronavirus» alegando un bloqueo económico internacional, continúa enviando gasolina a Cuba a pesar de la escasez que existe en Venezuela.

Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores del Gobierno Interino, denunció el envío de cuatro barcos cargados de gasoil a Cuba.

“Así actúa la dictadura, mientras en nuestro país diariamente miles de venezolanos padecen y hasta pacientes mueren por falta de combustible, Maduro prefiere hoy enviar un cargamento de gasoil a Cuba. Son unos traidores a Venezuela y unos sirvientes de los cubanos», denunció.

De acuerdo con el periodista Casto Ocando, según el reporte de PDVSA, «los envíos de combustible obsequiados por Maduro a Cuba en plena mega-crisis venezolana, llegaron a los siguientes puertos: Cienfuegos, La Habana y Santiago de Cuba».

Y es que mientras la tiranía de Maduro envía combustible a la isla, en Venezuela mantiene a los ciudadanos en cuarentena y además con racionamiento de gasolina. En teoría solo los médicos, militares y transportistas de alimentos tendrían acceso al combustible; sin embargo esto ha sido desmentido por los mismos trabajadores de la salud.

Las causas de esta escasez son las mismas que en otras ocasiones: las instalaciones son obsoletas, la producción petrolera está en sus mínimos históricos, y la falta de mantenimiento de las refinerías mantiene en jaque al sector.

Venezolanos denuncian que la Guardia Nacional está vendiendo a USD$ 2 dólares el litro, lo que se traduce en hasta 100 dólares para llenar un tanque de un vehículo mediano, mientras el sueldo mínimo mensual en el país no sobrepasa los 10 dólares; entre tanto, trabajadores de la salud denuncian que tampoco han podido acceder al combustible a pesar de las disposiciones del régimen.

El régimen de Maduro es el encargado de la distribución y producción de gasolina, es el Gobierno del chavismo el que maneja las refinerías y las exportaciones; por lo que solo la dictadura es responsable de lo que sucede con el combustible y la elevada escasez.

Hay que recordar que el pasado 20 de febrero Maduro decretó «emergencia petrolera» en Venezuela y asignó a Tareck El Aissami en la «defensa y reestructuración» de la estatal Pdvsa; esto mientras envía combustible a la isla.

«Declaro la emergencia energética de la industria de hidrocarburos a los fines de adoptar las medidas urgentes y necesarias para garantizar la seguridad energética nacional y proteger a la industria de la agresión imperialista», dijo Maduro.

Más escasez de alimentos

“Sin alimento no hay salud”, dijo Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro en relación con la escasez de gasolina que estaría dejando sin comida a algunos estados del país.

“El problema de la gasolina es un problema muy serio. En el estado Zulia, por ejemplo, solo han recibido combustible 4 municipio de 17 que producen alimentos. En Valle de la Pascua, en Guárico, ofrecieron surtir de gasolina a 100 productores, que es poco para la capacidad de ese Estado, y solo lograron poner combustible a 40 productores. Los productores agropecuarios tenemos que ir todos los días a nuestras unidades de producción y eso no está ocurriendo”, alertó.

Agregó que se están perdiendo las cosechas: «Tampoco se están recibiendo fertilizantes para el cereal, arroz ni maíz para la arepa de los venezolanos, no hay gasolina para las unidades de producción, ni gasoil para nuestros tractores. Tenemos 13 años de caída sostenida de la producción, de lo hecho en Venezuela, y ahora nos cayó la pandemia, a lo hecho en Venezuela no se le puede dar la espalda”.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento