Guaidó, Venezuela sí es un narco-gobierno y el chavismo es su eje

El presidente interino señaló que "no podemos suponer" que el régimen de Maduro es un "narco-gobierno"

1.327
Guaidó en una entrevista retrocede a la narrativa que implantó en Davos al señalar al chavismo como un conglomerado criminal (Twitter)

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, ofreció una entrevista en la que afirmó que «no podemos suponer» que el régimen de Nicolás Maduro «es un narco-gobierno».

«No podemos suponer que es un narco-gobierno. Hay 13 personas señaladas por causas judiciales y hay otros, que no quisiera dar nombres para no anularlos de cara a una transición ordenada, y que pueden perfectamente dar un paso y colocarse del lado de la gente», señaló.

Durante la entrevista el mandatario agregó: «han utilizado la droga como arma contra Estados Unidos, han amparado terroristas, entonces hoy Nicolás Maduro es una amenaza para la región».

Las declaraciones las ofreció en exclusiva para EVTV en la que se refirió al documento que emitió el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre un gobierno de transición para poner fin a la crisis en Venezuela.

“No estoy aquí por ocupar una silla, debemos hacer todo lo posible por desprendernos, luego habrán otras oportunidades . Yo soy un servidor público, mi rol como presidente encargado es lograr una transición y lograr una elección verdaderamente libre”.

“Tenemos el respaldo para lograr la transición en Venezuela, y no es momento de desfallecer (…) con herramientas que hemos construido durante años. Hagamos de esto una gran segunda oportunidad para Venezuela”, recalcó.

Sí es un «narcoestado»

El presidente Guaidó pasó de afirmar en Davos durante su gira internacional que «enfrentamos a un conglomerado internacional criminal» a afirmar que «no se puede asegurar» que el régimen haya instalado un «narco-gobierno».

Investigaciones internacionales han señalado que efectivamente en el país suramericano opera un régimen criminal que ha desarrollado y auspiciado el narcotráfico, y el terrorismo. Si bien, no todos los funcionarios del chavismo son criminales, al menos sí se han convertido en cómplices de los delitos cometidos por la tiranía de Maduro.

Fue en septiembre de 2018 cuando por primera vez Estados Unidos confirmó de manera oficial el «narcoestado» instalado en Venezuela.

Nikki Haley, quien fungía como embajadora estadounidense ante la ONU, fue la primera funcionaria de mayor peso político, en acusar directamente a Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del chavismo, de «ladrón y narcotraficante»; una situación que confirmaba desde todos los ámbitos que Venezuela se convirtió en un «narcoestado».

En febrero del mismo año, en un informe detallado referente a la seguridad y dificultades que afectan a la región, quien era el jefe del Comando Sur de los EE. UU., Kurt W. Tidd, señaló a la nación gobernada por Nicolás Maduro como un “país abierto a los narcoterroristas y partidarios libaneses de Hezbolá».

El término narcoestado es un neologismo económico y político que se aplica a aquellos países cuyas instituciones se encuentran influenciadas de manera importante por el poder y las riquezas generadas por el narcotráfico, y cuyos dirigentes desempeñan simultáneamente cargos como funcionarios gubernamentales.

Informes de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) revelan además que el expresidente de Venezuela, Hugo Chávez, habría ordenado «inundar» EE.UU. con cocaína proveniente de las FARC. Señalan además que el exmandatario fue jefe y coordinador del Cártel de los Soles, al cual también pertenece Nicolás Maduro.

Los capos del narcoestado

Además de Hugo Chávez, quien según informes de la DEA fue el gran coordinador del Cártel de los Soles, personajes adentro del régimen chavista han sido directamente relacionados por el tráfico de drogas.

Diosdado Cabello, diputado venezolano y número dos del chavismo.(Wikipedia)

Diosdado Cabello: es el presidente de la ilegítima Asamblea Constituyente, y es calificado como el hombre más poderoso del chavismo. El diario estadouniense The Wall Street Journal reportó a mediados del 2015 que Cabello estaba siendo investigado por la DEA y fiscales federales, y que habría pruebas que demostrarían que el expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela podría ser la cabeza del denominado Cartel de los Soles.

El pasado 26 de marzo, Estados Unidos ofreció como recompensa, 10 millones de dólares para capturar a Cabello.

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela (Flickr)

Tareck El Aissami, vicepresidente del área económica: Fue vicepresidente de Venezuela y actualmente es el Ministro del Poder Popular para Industrias y Producción.  Fue incluido en una lista del Departamento del Tesoro de EE. UU. por colaborar con el narcotráfico.

La medida también involucró a Samark López Bello, quien es acusado de ser el principal testaferro de El Aissami, y señalado de poseer cerca de una docena de empresas vinculadas con el funcionario.

Según el Departamento del Tesoro estadounidense, El Aissami ejerce control sobre aviones que despegan desde una base aérea venezolana, además de controlar las rutas de la droga que sale por puertos venezolanos.

El Aissami también está vinculado con la coordinación de envíos de droga a Los Zetas, el violento cartel de droga mexicano, además de suministrar protección al capo de la droga colombiano Daniel Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco, quien también fue mencionado en el caso de los “narcosobrinos” de la familia presidencial de Venezuela.

Estados Unidos ofrece USD$ 10 millones como recompensa por información para capturar a El Aissami.

Nicolás Maduro, dictador de Venezuela (Flickr)

Maduro, el usurpador: El ilegítimo y usurpador mandatario de Venezuela está  vinculado al narcotráfico internacional, tanto así que dos de sus sobrinos fueron declarados culpables al intentar traficar cocaína a suelo norteamericano.

De hecho, la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York dio a conocer un documento donde se revela que Maduro habría aprobado las acciones de narcotráfico emprendidas por sus sobrinos.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció la pasada semana la presentación de cargos criminales por narcotráfico contra Maduro y añadió que la denuncia incluye cargos de lavado de dinero. Ofrece una recompensa de USD$ 15 millones por su captura.

Néstor Reverol, ministro de Interior de Venezuela (Flickr)

Néstor Reverol, ministro de Interior: el mayor general fue imputado en Estados Unidos por estar vinculado al narcotráfico.

Néstor Luis Reverol Torres y el general Edylberto Molina son acusados de conspirar para traficar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos desde Venezuela entre los años 2008 y 2010.

En el expediente se señala que el ahora ministro de Interior y el subdirector de la ONA “recibía pagos de los narcotraficantes para recibir alertas de futuros operativos, los lugares donde los agentes iban a hacer las requisas y el tiempo de las mismas, de tal manera que tuviesen tiempo para mover la droga de lugar y buscar rutas alternativas para sacar el producto de Venezuela”.

Edylberto Molina, viceministro (Twitter)

Edylberto Molina, viceministro: es el viceministro para el Sistema Integrado de Policía designado por Nicolás Maduro. Molina es exdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y es acusado por el Departamento de Justicia de EE. UU. por narcotráfico.

Molina fue acusado por participar en “conspiración de distribución internacional de cocaína”. Su nombre está incluido en la lista de fugitivos de la justicia estadounidense.

Diputado chavista, Hugo Carvajal (Twitter)

Hugo Carvajal, exjefe de inteligencia: sobre Hugo Carvajal, quien fue jefe de la Dirección de Inteligencia Militar durante el Gobierno de Hugo Chávez, desde julio del 2004 a diciembre del 2011, también recaen acusaciones de narcotráfico por parte de Estados Unidos.

Carvajal actualmente es prófugo de la justicia internacional, luego de que el Gobierno español lo dejara escapar.

En 2014 Carvajal fue capturado en Aruba debido a una orden de arresto emitida por Estados Unidos por su presunta vinculación con una red de narcotráfico ligada a las FARC. El presidente venezolano Nicolás Maduro protestó, diciendo que Carvajal tenía inmunidad diplomática, y luego de una serie de conversaciones fue liberado y devuelto a la Caracas, la capital venezolana.

Actualmente por su captura Estados Unidos ofrece USD$ 10 millones.

Rangel Silva, el actual gobernador del estado Trujillo (fundamusical)

Henry Rangel Silva: Es el actual gobernador del estado Trujillo. El 12 de septiembre de 2008, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ordenó congelar cualquier cuentas bancarias o bienes que Rangel Silva pudiese tener en jurisdicción estadounidense, bajo el argumento de existir evidencias de que el militar había apoyado materialmente a las FARC en sus actividades de narcotráfico.

En agosto de 2009, el diario The New York Times publicó un artículo citando una supuesta carta interceptada al guerrillero de las FARC Iván Márquez, donde discutía un plan de compra de armas a funcionarios venezolanos, y donde se mencionaba al general Rangel Silva y al exministro Ramón Rodríguez Chacín. De acuerdo con ese artículo, Rangel Silva suministraría documentos de identidad a guerrilleros colombianos para que recibiesen las armas en territorio venezolano.

Clíver Alcalá se desepeñó como jefe de guarnición de Valencia y Maracay. Fue comandante general de la Región de Defensa Integral en Guayana (Twitter)

Clíver Alcalá Cordones: El militar retirado venezolano Cliver Antonio Alcalá Cordones, es uno de los 15 acusados por el Gobierno de EEUU de narcotráfico. Esta semana se declaró “no culpable” de los cargos ante un juez federal en Nueva York, en una audiencia a través Internet por Skype. Alcalá decidió entregarse a la Justicia estadounidense, luego de que ofrecieran por su captura USD$ 10 millones.

Estados Unidos le acusa de permitir a narcotraficantes colombianos mover cocaína a través de Venezuela.

Según reportes de prensa, Alcalá apareció en los archivos de las FARC contenidos en los computadores de Raúl Reyes, que fueron incautados durante la Operación Fénix en Ecuador, en marzo de 2008.

De acuerdo con las fiscalías de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha participado en una “violenta y corrupta conspiración” con las FARC para traficar con cocaína.

EEUU calcula que las FARC y el “Cártel de los Soles” consiguieron ingresar en territorio estadounidense unas 250 toneladas de cocaína cada año desde 2004, lo que hoy representaría un apróximado de 4 000 toneladas de droga.

 

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento