Diputados venezolanos acordaron secretamente pagarse $5 mil al mes de recursos descongelados

Los diputados habrían aprobado la partida millonaria en secreto para cuidarse de la opinión pública

6.460
Oposición, Venezuela
Guaidó junto a diputados de la Asamblea Nacional (Archivo)

ACTUALIZACIÓN: en un comunicado el Gobierno interino negó la información publicada por el periodista Joshua Goodman de Associated Press:


El medio The Associated Press informó que los diputados de oposición de la Asamblea Nacional de Venezuela recibirán 5 000 dólares mensuales cada uno, retroactivo a enero, a partir de la aprobación silenciosa de este monto, junto a los bonos especiales de 100 dólares para médicos y enfermeras que luchan contra el coronavirus. El medio ha titulado de la siguiente manera «Fuentes: Aliados de Guaidó toman un pedazo del primer presupuesto de Venezuela«.

«Los legisladores de la oposición en Venezuela acordaron silenciosamente en la segunda semana de abril de 2020, pagarse a sí mismos 5 000 dólares al mes cuando aprobaron bonos especiales de 100 dólares para los médicos y enfermeras que luchan contra el coronavirus, un gran pago para una nación en la que la mayoría de los trabajadores se las arreglan con un par de dólares al mes, según las personas involucradas en el proceso», reportó el periodista Joshua Goodman.

Al ser un pago retroactivo a enero, esto quiere decir que en mayo cada diputado de la oposición recibirá $25 mil de los fondos descongelados.

Todo parece indicar que el anuncio del pago a los profesionales de la salud se habría hecho con el propósito de disminuir las críticas cuando se descubriera que a la par de los 100 dólares que pagarían al personal de la salud luchando contra el coronavirus, los diputados percibirían 5 000 dólares al mes, a lo que hay que sumar lo que recibirán los funcionarios de Guaidó en el exterior.

«El pago, que no había sido reportado previamente, fue introducido en la legislación aprobada la semana pasada por la Asamblea Nacional que establece un ‘Fondo de Liberación’ de 80 millones de dólares, compuesto por activos venezolanos incautados por la administración de Trump como parte de su campaña de sanciones para remover al líder socialista Nicolás Maduro».

La publicación original insiste que todo ha sido realizado en secreto:

«Pero los detalles han sido envueltos en secreto. El texto de la nueva medida —que implementa una ley general aprobada en febrero que crea el fondo— no se ha hecho público. Y el anuncio oficial no hace mención alguna a los salarios, diciendo sólo que el 17 % de los 80 millones de dólares en activos recuperados se destinarán a ‘la defensa y el fortalecimiento del poder legislativo nacional y la protección social de sus miembros’. Ni Guaidó ni nadie de la oposición ha ofrecido públicamente una explicación».

De hecho, ayer el PanAm Post se comunicó con diputados de la Asamblea Nacional y desmintieron la cifra, además de negar que se tratara de un «sueldo», ellos lo tildan de «apoyo económico«.

Las fuentes de AP también confesaron lo siguiente:

«Dos legisladores y tres ayudantes de Guaidó confirmaron el plan salarial y reconocieron que la óptica era potencialmente mala ya que muchos venezolanos están luchando para hacer frente a una crisis económica que ha reducido el salario mínimo a apenas 2 dólares al mes. Los cinco hablaron con la condición de mantener el anonimato para no ser vistos aireando detalles de lo que describieron como un feroz debate que duró meses y que amenazó con dividir a la coalición anti-Maduro».

De hecho, Guaidó comunicó que estos fondos serían auditados por la Organización de Estados Americanos, el PanAm Post contactó a fuentes de la organización y confirmaron que es falso que estos fondos vayan a ser auditados por el organismo internacional.

The Asociated Press también informó que:

«Otro 11% (del presupuesto) se destina a los enviados diplomáticos de los países que reconocen a Guaidó como presidente interino. También hay dinero para fortalecer el alcance de las comunicaciones de la oposición y la cooperación judicial en el extranjero. El dinero proviene de unos 11 600 millones de dólares en activos venezolanos congelados en el extranjero, gran parte de los cuales proceden de las ventas de petróleo y de las ganancias de CITGO, con sede en Houston, una subsidiaria de la gigante petrolera estatal PDVSA, que el gobierno de Trump le quitó a Maduro pero que hasta ahora se había negado a entregar a Guaidó».

Según las cinco personas a las que contactó AP: «Los pagos, que son retroactivos a enero, también se harán a los legisladores suplentes, que suelen sustituir al gran número de representantes electos obligados a exiliarse».

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.