Colombia confisca bienes a testaferro de Maduro valuados en 10 millones de dólares

Álex Saab está vinculado a una investigación por lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportación y/o importaciones ficticias y estafa

La Interpol emitió una circular azul contra Saab para facilitar su ubicación y captura en cerca de 200 países. (Twitter).

La Fiscalía General de Colombia inició un proceso para extinción de dominio o confiscación a bienes del testaferro de Nicolás Maduro, Álex Saab debido a que formarían parte del patrimonio ilícito que construyó a través de operaciones financieras irregulares.

Se trata de un mecanismo jurídico establecido en la ley que establece y permite el embargo de bienes privados que hayan sido utilizados o destinados para actividades ilícitas.

De acuerdo con la Fiscalía la extinción del derecho de dominio se le impuso a siete inmuebles y lotes ubicados en sectores exclusivos de Barranquilla, cuyo valor superaría los 35 mil millones de pesos (alrededor de 10 millones de dólares).

La entidad impuso «medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo» sobre una mansión avaluada en 28.000 millones de pesos (unos 7,7 millones de dólares), dos lotes, una casa, un apartamento y tres garajes.

Los bienes quedaron inscritos en la Oficina de Instrumentos Públicos para evitar que sean vendidos antes de las diligencias de ocupación.

«La Fiscalía constató que los bienes están a nombre de una sociedad que habría servido de fachada para ocultar los dineros obtenidos por Alex Saab, a través de una empresa con la que realizó importaciones y exportaciones ficticias que representaron pérdidas al Estado colombiano», señala la Fiscalía en su comunicado.

Saab, que cuenta con el mismo abogado del expresidente Álvaro Uribe y del estratega político Juan José (JJ) Rendón, está vinculado a una investigación por lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportación y/o importaciones ficticias y estafa.

Además, la Interpol emitió una circular azul contra Saab para facilitar su ubicación y captura en cerca de 200 países.

En octubre de 2018 se conoció que la justicia colombiana investigaba a Alex Saab por presunto enriquecimiento ilícito.

La empresa que sirvió a Saab para sus negocios fue Shatex S. A., inaugurada en 1998 y cerrada en 2016, y con la cual habría movido cerca de USD $135 millones en supuestas mercancías que salían e ingresaban a Venezuela.

¿Quién es Alex Saab?

En julio pasado, Estados Unidos sancionó a Saab por administrar una red de corrupción que se benefició de un contrato sin licitación para importar alimentos a Venezuela en nombre del régimen de Nicolás Maduro.

Estados Unidos asegura que Saab creó un esquema de corrupción que se aprovechó del hambre de los venezolanos y corrompió el programa estatal de alimentación para lavar dinero. En Colombia, la Fiscalía lo señala de realizar exportaciones e importanciones ficticias a través de varias compañías, entre ellas la textilera Shatex, lo que le permitió lavar activos por millones de dólares.

Saab fue identificado en investigaciones de Armando.info como uno de los beneficiados en la importación irregular de alimentos a sobreprecio para el programa estatal de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Este sistema establecido por el régimen abastece de ciertos productos de la cesta básica alimentaria a hogares, a un costo subsidiado, a través de divisas preferenciales para la compra e importación de los productos alimenticios en el exterior.

Saab logró venderle alimentos a Venezuela por más de 200 millones de dólares en una negociación aprobada con la firma de Nicolás Maduro. Los productos fueron pagados con dólares preferenciales, pero facturados con sobreprecio.

El presunto testaferro de Maduro también es la pieza clave en un misterioso esquema comercial creado por Maduro y Recep Tayyip Erdogan para enriquecerse a costa del oro robado y de la comida subsidiada.

Explica Bloomberg que Saab y otros cómplices «han modernizado sus empresas criminales para adaptarse a los desafíos y oportunidades».

El sistema de «oro por alimentos» es un esquema de varias empresas multinacionales destinado a ocultar el flujo de dinero y bienes, dicen los investigadores.

«El oro se envía a Turquía y se convierte en efectivo, que paga los alimentos. Algunos alimentos se envían desde Turquía, según las personas involucradas en la organización de envíos, pero gran parte de estos se obtienen en México. Antes de enviarlo a Venezuela, su valor se infla, lo que permite a las personas involucradas en el esquema obtener dinero de las transacciones», explicó a Bloomberg el diputado venezolano Carlos Paparoni.

El legislador explicó que las empresas que Saab ha establecido para cumplir con los contratos de alimentos están en manos de asociados de confianza y se han registrado en México, Venezuela, Hong Kong y Turquía; justamente los lugares de origen de los productos importados.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento