Hecho en socialismo: Venezuela tiene 60 demandas y debe 140 mil millones de dólares

Gran parte de las demandas en el exterior contra la República no podrán desconocerse porque son deudas que Chávez y Maduro dejaron

2.904
Hay 60 demandas contra la República y Pdvsa en el exterior, todas ellas basadas en reclamaciones privadas por las deudas dejadas por Hugo Chávez y Nicolás Maduro (Wikimedia)

Ni con todo el dinero recuperado de la cleptocracia y la corrupción causadas por los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, podrá pagarse la deuda pública externa que ha dejado el socialismo en Venezuela.

El chavismo logró hipotecar los activos del país al punto de generar una deuda externa estimada en 140 mil millones de dólares y unos 60 litigios en el exterior.

Aún cuando gracias al Tesoro de Estados Unidos el Gobierno interino de Guaidó mantiene el control de Citgo, es el activo venezolano más vulnerable pues detrás de él hay demandas contra el Estado que suponen el riesgo de perderla.

José Ignacio Hernández, quien hasta hace pocas semanas fungió como Procurador Especial del presidente interino Guaidó, reveló al PanAm Post que la mayor parte de los litigios que controla el Gobierno del presidente Encargado, son demandas contra Venezuela que suponen riesgos para activos del país.

«Los litigios son tres grupos, el primero son demandas contra el Estado que suponen riesgos para activos como Citgo porque los acreedores pueden demandar a Venezuela; el segundo está enmarcado en la recuperación de activos derivados de la corrupción; y el tercero son juicios para controlar activos y arrebatárselos al régimen», señaló Hernández.

El exprocurador de Guaidó explicó que hay 60 demandas contra la República y Pdvsa en el exterior, todas ellas basadas en reclamaciones privadas por las deudas dejadas por Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Se trata de deudas financieras y no financieras, entre ellas las arbitrarias políticas de expropiaciones emprendidas por el chavismo en Venezuela.

«Se trata de demandas que pueden sumar alrededor de 15 mil millones de dólares para una deuda pública externa estimada en 140 mil millones de dólares. Eso significa que en cifras gruesas alrededor del 10% de la deuda externa venezolana está en litigio».

Hernández aseguró que se trata de un número «bastante modesto» debido a que los acreedores «han atendido la invitación del Gobierno interino de renegociar la deuda para evitar más litigios contra Venezuela».

El abogado considera que no se podrá recuperar el país mientras se mantenga la elevada deuda externa.

«Es imposible recuperar a Venezuela y atender la emergencia humanitaria si no se resuelve el problema de la deuda porque si no los litigios van a aumentar, los riesgos van a aumentar y Venezuela encontrará obstáculos aún mayores. La deuda pública es una de las principales limitaciones que enfrenta el país para recuperar la economía y restablecer los mecanismos de mercado», señaló.

Venezuela perderá

El exprocurador explicó que «lamentablemente» gran parte de las demandas en el exterior contra la República no pueden desconocerse porque son deudas que Chávez y Maduro dejaron.

«Buena parte de las reclamaciones privadas contra Venezuela se basan en títulos de deuda que no pueden desconocerse, deuda soberana que fue emitida cumpliéndose todos los requisitos legales, deuda privada de Pdvsa cumpliendo todos los requisitos legales, laudos arbitrales firmes porque fueron procesos de arbitraje que Chávez o Maduro perdieron y no cumplieron ninguna de las decisiones. Entonces lamentablemente buena parte de esas reclamaciones no pueden desconocerse», agregó.

«En mucho casos Venezuela no va a poder ganar esas demandas porque la deuda está allí. El problema es que va a ser imposible reconstruir a Venezuela y pagar la deuda al mismo tiempo», explicó.

Citgo, el riesgo mayor

Hernández aclaró que el activo con mayor riesgo a perderse es Citgo, debido a que Maduro utilizó a la refinería como colateral de manera inconstitucional.

Sobre la situación real de Citgo explicó que la compañía está sufriendo las consecuencias de la mala gestión de Chávez y Maduro.

«Quedó una deuda de millardos de dólares de operaciones realizadas por los antiguos administradores de Citgo, más la totalidad de acciones de Citgo donde se dio el 50,1 % a favor de los bonistas del bono Pdvsa 2020 y el 49,9 % a favor de Rosneft», explicó.

«Sin duda el riesgo mayor lo suponen las demandas contra Citgo. Maduro utilizó a Citgo como colateral de manera inconstitucional en la operación del bono Pdvsa 2020 y el contrato con Rosneft; y luego algunos acreedores han intentado ejecutar sus acreencias», explicó.

«Afortunadamente las órdenes ejecutivas del Gobierno de EEUU y el Departamento del Tesoro ratifican que ningún acreedor puede vender, ejecutar o subastar las propiedades de Venezuela bloqueadas incluyendo Citgo. Por lo tanto hay una barrera última de protección. La intención es utilizar estas medidas de protección de activos para crear operaciones apropiadas para renegociar la deuda», señaló.

«Fue el régimen de Maduro quien colocó en riesgo a Citgo al ceder esa empresa a favor de inversionistas extranjeros», sentenció.

Activos desviados por la corrupción

«No hay ninguna estimación exacta de los activos desviados por corrupción, según cálculos de la Asamblea Nacional y de algunos expertos el monto pudiese ser entre los 200.000 y 400.000 millones de dólares», dijo Hernández.

Es una cifra incomparable. Nunca antes ha habido un caso de recuperación de activos derivados de la corrupción con estas magnitudes. Pero la cifra no es exagerada si consideras que el ingreso fiscal petrolero del chavismo, palabras más palabras menos, era un trillón de dólares.

«Lamentablemente la experiencia demuestra que el porcentaje de recuperación es bajo, pero aun así si se logran recuperar 100.000 millones de dólares no se podría solucionar problemas como la deuda», sentenció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.