Venezuela: médicos mueren por COVID-19 a la espera de dotación del régimen o bono de Guaidó

La falta de insumos de bioseguridad para el personal médico y el colapso en el sistema sanitario se ha convertido en el detonante del riesgo de contagio

Al menos tres estados del país sobrepasaron su capacidad hospitalaria. (Twitter)

Venezuela registra 14 médicos fallecidos a causa del coronavirus; una cifra que va en aumento y según la Asamblea Nacional podría convertir al país en la nación con la tasa de mortalidad de galenos más alta de la región.

El pasado 10 de julio murieron dos médicos anestesiólogos en Venezuela por COVID-19; la doctora Nellys Hernández en el estado Zulia y el doctor Rafael Paez Hermoso en Caracas; este último, es el primero registrado en la capital venezolana. Ambos se suman a más de una decena de médicos fallecidos tras contagiarse con el virus chino.

La falta de insumos de bioseguridad para el personal médico y el colapso en el sistema sanitario se ha convertido en el detonante del riesgo de contagio para todos los que laboran en centros de salud.

Las denuncias de las condiciones en que trabajan los galenos venezolanos van en aumento; este martes 14 de julio enfermeras y médicos del hospital tipo IV Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, denunciaron que no están siendo dotados de los insumos de bioseguridad necesarios para atender pacientes con COVID-19; no tienen guantes, trajes de bioseguridad, mascarillas, caretas ni alcohol.

“Va a fallecer personal médico y de enfermería. Hoy hay pacientes muy mal que son médicos y enfermeras internadas en la unidad COVID-19 porque no tenemos equipos de protección”, manifestó al Correo del Caroní un representante del Colegio de Enfermeras.

Asimismo, el gremio médico de los estados Táchira y Bolívar, han lamentado el vulnerable estado ante la propagación de la COVID-19.

«Estamos expuestos a un virus letal», denunció el representante de Médicos Unidos de Venezuela, Omar Vergel, para Efecto Cocuyo.

El diputado José Manuel Olivares, quien ha hecho seguimiento a la crisis sanitaria y a la situación crítica causada por la pandemia, ha informado que al menos tres estados del país sobrepasaron su capacidad hospitalaria.

«Caracas también está cerca de llegar al límite. 3 médicos y 1 enfermera han fallecido en las últimas 48 horas porque no hay material de protección. La dictadura sigue culpando a otros, en vez de dar soluciones», denunció el diputado.

El país que enfrenta una crisis humanitaria sin precedentes con un paupérrimo sistema de salud, es testigo ahora del colapso en los hospitales de Maracaibo por el COVID-19; una situación que podría replicarse en todo el territorio y que pondría a Venezuela en el peor de los escenarios.

Médicos a la deriva

A medida que aumenta el número de médicos fallecidos, aumentan las expectativas por parte de los galenos en relación con la promesa que el Gobierno interino les hizo en abril sobre una ayuda de 100 dólares mensuales para el personal sanitario en Venezuela.

«Durante tres meses de la pandemia, daremos un apoyo directo a nuestros médicos, enfermeras y trabajadores de los hospitales de 100 dólares mensuales para proteger y salvar vidas», prometió Guaidó; sin embargo hasta el momento y luego de tres meses se desconoce qué pasó con dicho ofrecimiento.

Mientras los médicos venezolanos sienten abandono por parte del régimen de Nicolás Maduro y del Gobierno interino, los casos por coronavirus siguen aumentando en el país.

La nación alcanzó según cifras oficiales los 9 707 contagios de coronavirus y 93 muertes. En total, 6 943 casos permanecen activos y el 99 % de los pacientes están internados en el sector público.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas ha advertido que la mayoría de los tests que se realizan en el país son pruebas rápidas y poco fiables, y que el número real de infectados podría ser muy superior al reportado por las autoridades.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud considera a Venezuela uno de los países de América Latina más vulnerables frente a la pandemia; mientras que la Encuesta Nacional de Hospitales, que elabora anualmente la organización Médicos por la Salud, detectó importantes carencias en los centros médicos.

53 % de los hospitales no contaban con mascarillas, lo que agrava el riesgo de que los profesionales sanitarios se conviertan en grandes difusores del virus. Entre tanto, la escasez de medicamentos y la falta de agua en muchos centros hospitalarios prevalece en el país, empeorando la crisis.

Una encuesta realizada por la Comisión de Expertos de la Salud de la Asamblea Nacional reveló que 74,6 % de los venezolanos no tienen acceso al agua de manera constante; lo que hace difícil cumplir con el lavado frecuente de manos que se recomienda como primera medida de prevención contra el coronavirus.

La comida también falta. De acuerdo con Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, un tercio de la población venezolana se encuentra en situación de inseguridad alimentaria.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento