Supuesta conversación de Maduro con Diosdado Cabello crea dudas sobre su salud

En la teleconferencia con Maduro todos los dirigentes activaron sus cámaras, menos Diosdado Cabello. Pero se hizo evidente que de ser la voz de Cabello, no debe estar nada bien de salud.

Diosdado Cabello, Ecuador y Colombia
El primer vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) anunció el 9 de julio que había contraído el Covid-19 (Wikipedia)

Diosdado Cabello, segundo hombre más poderoso del chavismo, tenía un mes sin aparecer en público y cuando lo hizo no salió en pantalla y su voz generó grandes dudas sobre su estado de salud.

Cabello, que anunció haberse contagiado de coronavirus, tuvo un supuesto contacto teléfonico con Nicolás Maduro la noche de este lunes 3 de agosto; sin embargo la voz que se escuchaba era tan débil y diferente que generó dudas en el país sobre si era él o no.

El primer vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) anunció el 9 de julio que había contraído el Covid-19; su programa de televisión quedó inmediatamente suspendido para aislarse y recibir el tratamiento correspondiente.

En la teleconferencia con Maduro todos los dirigentes activaron sus cámaras, menos Diosdado Cabello. Pero se hizo evidente que de ser la voz de Cabello, no debe estar nada bien de salud.

«No pudimos salir en vivo por motivos de tratamiento médico, que justamente hoy estoy terminando. Estamos ansiosos por volver a la batalla», dijo Cabello por vía telefónica.

«He tenido tiempo para revisar cosas», dijo Cabello a Maduro en la reunión, tras repasar parte de la estrategia del PSUV de cara al fraude electoral del próximo 6 de diciembre.

«Después de una parte dura del tratamiento pedí hablar con usted (Maduro) y lo primero que le dije fue: ‘aquí estoy a la orden'», añadió el también presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano compuesto solo por chavistas y que no cuenta con el reconocimiento de la oposición y de medio centenar de países.

Minutos más tarde envió un mensaje por Twitter para decir: «Qué feliz me siento, la fuerza de nuestro Pueblo, puedo sentirla, recorre mi cuerpo y me sube la moral hasta las nubes, regresar de esta enfermedad, acompañado de las oraciones y el amor del Pueblo no lo cambio por nada, tengan la certeza que Nosotros Venceremos!!».

Cabello fue el primer funcionario de alto cargo en contraer el virus, seguido por Tareck El Aissami, ministro de Petróleo. Además decenas de trabajadores del canal estatal VTV también se contagiaron.

A través de las redes sociales esta semana comenzaron a correr rumores sobre el «delicado» estado del número dos del chavismo; la voz que se escuchó este lunes, tan diferente, reforzó las dudas.

De inmediato, Maduro reaccionó a los comentarios y llamó «imbéciles» a quiénes aseguraban que no era Diosdado Cabello y que el régimen había «contratado a un mal imitador».

«Ya los escuálidos están diciendo que no es Diosdado. Son unos imbéciles, si no es Diosdado, ¿quién es entonces? ¿Guaidó? ¿Leopoldo López? Tremenda batalla, Diosdado. Te queremos mucho», dijo Maduro.

Cabello de 57 años, es el presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente; además es uno de los primeros hombres sancionados por la comunidad internacional por ser partícipe de las violaciones a derechos humanos en Venezuela. Desde Estados Unidos también se le vincula con el terrorismo y el narcotráfico a tal punto que el Gobierno de Donald Trump ofreció 10 millones de dólares por su captura.

No es primera vez que dentro del chavismo surgen dudas en relación con el estado de salud de funcionarios. Los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro se han caracterizado por la opacidad y el secretismo.

Hay que recordar que cuando Chávez se enfermó de cáncer, el país se mantenía informado de lo que sucedía gracias a los reportes de periodistas como Nelson Bocaranda que semanalmente ofrecían datos sobre el tema.

También se dijo que el exmandatario estuvo hospitalizado en el Hospital Militar y nunca nadie fue testigo de su traslado o situación; solo una enfermera aseguró que «lo vio llegar caminando». Tiempo después el régimen anunció que había fallecido.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento