Más escasez: se agotó la gasolina iraní en Venezuela

Pese a haber enviado combustible a Cuba, la tiranía de Maduro no tiene cómo enfrentar la falta de gasolina una vez más

La producción nacional está paralizada; las refinerías ya no producen gasolina: «sus tanques están totalmente vacíos». (EFE)

La gasolina iraní que fue importada por el régimen de Nicolás Maduro ya se acabó en Venezuela. Quedan solo 15 000 barriles para toda la población.

La tiranía de Maduro, que se enorgullecía de haber recibido 1,5 millones de barriles de combustible provenientes de Irán para supuestamente paliar la escasez que enfrenta el país petrolero, no tiene cómo enfrentar la falta de gasolina una vez más.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Eudis Girot, la escasez de combustible en el país se debe a que «la gasolina de Irán se acabó» y las refinerías continúan inoperativas. Aseveró que la «única esperanza es un barco de gasolina importada».

Girot reiteró que la producción nacional está paralizada y que las refinerías ya no producen gasolina: «sus tanques están totalmente vacíos».

El diputado ante la Asamblea Nacional (AN) Omar González Moreno afirmó a Diario Las Américas que «ocho de cada diez» estaciones de servicio en Venezuela ya no cuentan con la gasolina que envío Irán en mayo y que la existencia que se encuentra en los tanques de Pdvsa se distribuye solo a los vinculados al régimen o es enviada a Cuba.

Caracas, la capital venezolana, aún tiene gasolina y aunque la distribución de combustible se está haciendo de manera más lenta, los ciudadanos aún pueden adquirir el combustible. Pero eso no sucede en el resto del territorio venezolano. De hecho, en el estado Carabobo, por ejemplo, solo hay gasolina en las estaciones con cobros en dólares, mientras que las de gasolina subsidiada se mantienen vacías.

Mientras los venezolanos vuelven a enfrentar el fantasma de la escasez de gasolina, que cada día se hace más tangible, hay que recordar que Maduro envío combustible a Cuba pese a las necesidades del país suramericano.

El desabastecimiento de gasolina no es nuevo para los venezolanos, aunque Maduro lo atribuye al “recrudecimiento” de sanciones impuestas por Estados Unidos, la verdad es que la escasez surge desde hace años de manera intermitente debido al precario estado de las refinerías venezolanas y la baja producción petrolera.

La tiranía de Maduro es encargada de la distribución y producción de gasolina, el chavismo maneja las refinerías y las exportaciones; por lo que solo la dictadura es responsable de lo que sucede con el combustible y la elevada escasez.

Cada vez que la falta de gasolina se profundiza, la situación se torna tan insostenible que los venezolanos compran gasolina por contrabando desde Colombia y Brasil, lo que significa que el país con las mayores reservas de petróleo del mundo importa de manera clandestina el combustible para que luego sea revendido.

Hay que recordar que el pasado 20 de febrero Maduro decretó «emergencia petrolera» en Venezuela y asignó a Tareck El Aissami en la «defensa y reestructuración» de la estatal Pdvsa; esto mientras envió combustible a Cuba. Sin embargo aún no se ven los resultados.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento