Guaidó busca arrebatarle a Maduro el control de empresas estatales en Bolivia

El Gobierno interino está tras Prodem, Gravetal, ENDE Andina y Pdvsa Andina; todas ellas en manos del chavismo en Bolivia

El presidente interino Juan Guaidó ya inició todas las diligencias en Bolivia para arrebatarle a Nicolás Maduro el control de empresas venezolanas en ese país: Gravetal y Prodem. (wikipedia)

El presidente interino Juan Guaidó ya inició todas las diligencias en Bolivia para arrebatarle a Nicolás Maduro el control de empresas venezolanas en ese país: Gravetal y Prodem.

En una entrevista con el programa Asuntos Centrales, Guaidó reveló que está gestionando la toma de dichas compañías para evitar el uso de los activos en el exterior por parte de Maduro, y con dichos recursos «recuperar la economía» venezolana.

Winston Flores, embajador del Gobierno interino en Bolivia explicó en exclusiva para el PanAm Post que «se está trabajando para el resguardo de los bienes»; sin embargo aclaró que se trata de procesos complicados que llevan su tiempo. Flores fue designado como embajador de Venezuela en Bolivia el pasado mes de febrero y luego de que la actual presidenta Jeanine Añez asumiera el poder en ese país.

El embajador informó que el Gobierno interino está tras Prodem, Gravetal, ENDE Andina y Pdvsa Andina; todas ellas en manos del chavismo en Bolivia.

«Prodem es un banco que pertenece a Venezuela y estaba bajo el control de Pandes. Está sancionado por la OFAC por lavado de dinero por ser utilizado como plataforma para distribución de dinero para fines políticos de Evo Morales, Chávez y ahora con Maduro «, explicó Flores.

«También pagaron propaganda y activismo de izquierda e incluso con fines violentos para desestabilizar la región», agregó.

El representante de Guaidó en Bolivia también explicó que Gravetal es una empresa de soya que fue comprada por Pequiven y Monómeros pero que «se le entregó a un testaferro de Evo Morales, exdiputado del partido MAS, Juan Valdivia».

Valdivia se convirtió en menos de diez años en un empresario que logró amasar unos 65 millones de dólares. En 2015 declaró ser presidente del directorio de Gravetal; y de acuerdo con informes de la junta de accionistas, Valdivia es dueño del 34 %, equivalente a 34 millones de dólares.

El banco para financiar propaganda de izquierda

El Fondo Financiero Privado (Prodem) es una entidad especializada en microcréditos. Fundado en Bolivia en 1998, se define como la mejor red bancaria del país para financiar a medianos y pequeños empresarios. Cuenta con más de 90 agencias y casi 300.000 clientes.

Desde 2008 el Prodem es de capital venezolano. El Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), entonces controlado por Hugo Chávez, adquirió el 94 % del grupo boliviano. La transacción, de la que no se conocen cifras, se produjo gracias al programa «Evo cumple» del expresidente Evo Morales, amigo personal de Chávez. La operación fue criticada en 2008 por ser una maniobra política y no económica.

Gravetal

En 2008 hubo otra operación del régimen de Hugo Chávez; se trató de la adquisición del 77,5 % de Gravetal Bolivia por parte de Monómeros Colombo Venezolanos, una filial de Pequiven (Petroquímica de Venezuela), la que a su vez es subsidiaria de PDVSA.

Actualmente Monómeros está en manos del Gobierno interino por lo que es a Guaidó a quien le corresponde el control de Gravetal en Bolivia.

La compañía se convirtió en empresa líder en el procesamiento y exportación de derivados de soya en Bolivia. También está considerada una de las agroindustrias más potentes de Latinoamérica. El activo clave de la empresa es el puerto que posee en la hidrovía Paraguay-Paraná. Esta es la conexión fluvial de Bolivia, un país sin costa, con el océano Atlántico, y también con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. De ahí la importancia de este puerto.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento