Dos misteriosos empresarios que participaron en una red de soborno y lavado en PDVSA

José Manuel González Testino, detenido en EEUU, "es socio de Gonzalo Morales", quien gracias a una filtración se supo que se declaró culpable en un entramado de soborno y estafa a PDVSA

Tanto Gonzalo Morales Divo como José Manuel González Testino se declararon culpable en una trama de estafa y sobornos a PDVSA. (PanAm Post)

Por varias horas, un documento sellado de la Corte del Distrito Sur de Texas, en específico la Houston Division, fue público. Los abogados tuvieron acceso a él y se filtró. Según dijo una fuente al PanAm Post, pudo tratarse de un error del Departamento de Justicia de EEUU; sin embargo, el desliz expuso a un personaje como parte de un entramado de corrupción del que ya la opinión pública estaba al tanto.

Según el documento número 4:20-CR-305 del caso Estados Unidos contra José Luis de Jongh-Atencio, referido a un entramado de lavado de dinero y corrupción, el empresario venezolano Gonzalo Morales Divo «se declaró culpable» en una trama de sobornos y blanqueo de capitales.

Existe otro caso, también sellado, específicamente sobre Gonzalo Morales Divo. Fue en ese caso, el 19-CR-148, en el que Morales Divo se declaró culpable. Según la acusación del Departamento de Justicia, Morales Divo conspiró con su socio, José Manuel González Testino, para favorecerse enormemente de contratos con la petrolera venezolana PDVSA.

Gonzalo Morales Divo es un empresario venezolano, propietario de un restaurante en Miami, Zielo, y también dueño de algunos medios de comunicación. Según comentaron tres fuentes al PanAm Post, también es cercano a la oposición venezolana, sobre todo al partido de Leopoldo López, Voluntad Popular.

El PanAm Post trató de contactar insistentemente a Gonzalo Morales Divo para solicitarle sus comentarios sobre su declaración de culpabilidad y su relación con la oposición venezolana. Pese a múltiples intentos, no hubo respuesta.

(File411)

Hace ya varios días, fuentes habían comentado al PanAm Post que Gonzalo Morales Divo y José Manuel González Testino eran socios en millonarias operaciones de soborno y estafa a PDVSA (en específico, CITGO).

El empresario González Testino se declaró culpable hace más de un año, en Estados Unidos, de participar en una red de sobornos en la estatal petrolera PDVSA; sin embargo, el nombre de Gonzalo Morales Divo no había aparecido hasta esta semana, que se filtró que él es uno de los socios que, hasta el momento, se mantenía bajo el anonimato en la acusación pública.

El pasado mes de mayo un reportaje de la agencia de noticias AP publicó que el Gobierno interino de Juan Guaidó emprendió una demanda contra González Testino y su empresa Petroleum Logistics Service Corp por otorgar regalos como dinero en efectivo, joyas, obras de arte, vuelos y hasta un apartamento, a altos ejecutivos de Citgo cuando la estatal estaba en manos del chavismo.

De acuerdo con AP, los directivos le pagaron a González 20 millones de dólares entre 2014 y 2018 para proveer de bienes y servicios a precios inflados a la matriz de CITGO, PDVSA.

González Testino fue arrestado a su llegada al aeropuerto internacional de Miami en 2018 por pagar sobornos por 629.000 dólares al exdirector general de Bariven, la subsidiaria de suministros de PDVSA. González también admitió haber canalizado sobornos a funcionarios de PDVSA y CITGO.

Bariven es filial de Petróleos de Venezuela S.A. y se encarga de la adquisión de materiales y equipos necesarios para la exploración, producción, refinación y gas.

Un reportaje publicado por KonZapata en 2016 ya vinculaba a González Testino con el también empresario Gonzalo Morales, quien ha buscado mantenerse bajo perfil a costa de lo que sea.

«González está vinculado al señor Roberto Rincón, quien pagó una fianza de 5 millones de dólares para salir de la cárcel. González es socio del ciudadano Gonzalo Morales, en varias empresas beneficiadas por Bariven, entre ellas RH Internacional Consulting. González, además, está involucrado en el caso Pudreval», señaló KonZapata.

El caso Pdval (Pudreval) se refiere al hallazgo en 2010 de miles de toneladas de alimentos vencidos importados por el gobierno de Hugo Chávez bajo subsidios a través de la empresa estatal PDVAL (Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos).

El diputado de la Asamblea Nacional, Robert Alcalá, también ha mencionado a Gonzalo Morales en varias ocasiones vinculándolo a las irregularidades en Bariven y al caso de PDVAL.

Pero no solo el diputado Alcalá ha mencionado a Gonzalo Morales como uno de los socios de González Testino. En 2018 el periodista César Batiz denunció a través de su cuenta en Twitter que luego de reportar la corrupción en Bariven recibió la llamada de un «enviado» por Morales para ofrecerle USD$ 120 000 para que no «hablara más del caso Bariven, en especial de Roberto Rincón».

Rincón es acusado de blanqueo de capitales por una millonaria trama de corrupción y sobornos en la estatal PDVSA.

De acuerdo con el portal web Poderopedia, Rincón es dueño de las empresas Tradequip y Ovarb Industrial, las cuales se convirtieron en principales proveedoras de equipos para la estatal petrolera PDVSA luego del paro de 2002. Asimismo las autoridades estadounidenses investigan a Rincón porque, presuntamente, sus negociaciones con PDVSA implicaron lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Por su parte, Alek Boyd, investigador venezolano, también denunció que recibió «una serie de llamadas telefónicas y mensajes amenazantes de números de teléfono que parecen pertenecer a Gonzalo Morales Divo» luego de que publicara información referente al polémico empresario.

Esta nota fue armada junto con Emmanuel Rondón

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento