Maduro e Irán mueven sus fichas para que Donald Trump pierda las elecciones

Irán busca desafiar a Estados Unidos luego de que desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) se levante el embargo de armas en su contra

Maduro e Irán mueven sus fichas para que Donald Trump pierda las elecciones (Archivo)

El régimen de Nicolás Maduro e Irán, su principal aliado, mueven sus piezas para poner a Donald Trump «entre la espada y la pared» con la intención de que el actual presidente de Estados Unidos pierda las elecciones.

Joseph Humire, especialista en Seguridad global y director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre y Segura, analizó para PanAm Post lo que serían las últimas «jugadas» efectuadas por el régimen persa, el cual estaría usando a Venezuela como una pieza fundamental para presionar a Trump.

Humire considera que Irán está jugando en una especie de tablero de ajedrez contra Estados Unidos y la comunidad internacional con la intención de exponer un desafío luego de que desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) se levante el embargo de armas contra Irán.

«Después del 18 de octubre de este año se acabará el embargo de armas por parte de la ONU, e Irán buscará legitimarse con la venta de armamento», explicó.

Humire explicó que por más de 35 años, Irán ha construido el potencial para tener presencia militar en la región y en los últimos 15 años Chávez y Maduro le han dado esa capacidad.

«Irán ha construido una infraestructura de doble uso, construye empresas como fachada, que a primera vista son legítimas pero detrás de eso hay usos encubiertos», señala.

«Por ejemplo, Irán tiene una industria de autos en Venezuela y a simple vista es un negocio legítimo, pero cuando hace los envíos de autopartes, puede ocultar otro material como explosivos, minerales o materia prima para armas», explicó.

El especialista recordó que las Guardias Revolucionarias de Irán, su rama de fuerzas especiales del país persa, está presente en el país suramericano desde hace aproximadamente 15 años; pero considera que no es casual que ahora se haga de una manera tan pública.

«Esto es dentro del ajedrez; si el embargo se levanta el 18 de octubre, EEUU. va a invocar la resolución 2231 para que el consejo de seguridad de la ONU aplique sanciones sobre Irán; y la respuesta [de Irán] y sus aliados en la ONU será decir que no reconocen estos sanciones, por que ya cumplieron con todos los requisitos y que ahora venderán armas a quiénes quiera», explicó.

Trump entre la espada y la pared

Para Humire, Irán está trabajando en construir una narrativa de victimización de las sanciones como la que ha venido implementando Maduro.

“Lo que quieren los regímenes de Maduro y de Irán es hacer ver a Trump como un loco o como un débil… Si no hace nada [sobre un potencial envío de armas de Irán a Venezuela], se verá débil y pondrá en riesgo su voto en Florida; pero si hace una intervención militar se verá como un loco y perderá los votos del resto del país. Es una maniobra para afectar la opinión pública.”

«Ellos quieren legitimizar su presencia en Venezuela, Irán se está preparando para decir que no reconoce las sanciones de Estados Unidos, y va a buscar provocar con una potencial transferencia de armas a Maduro. Buscará poner a la comunidad internacional en contra de Estados Unidos», señaló el especialista

«Esto va a pasar semanas antes de las elecciones de EE.UU. y van a poner a Trump en una posición difícil donde tendrá que decidir si hace algo para evitar el envío de armamento de Irán a Venezuela, o si lo deja pasar», agregó.

«Quizás haya una acción intermedia. Porque por un lado la reacción más agresiva podría ser algún tipo de ataque militar al régimen de Maduro o a estas instalaciones militares en Venezuela, pero eso si ocurre va a ser visto como un acto de guerra. Va a ser visto como si EE.UU. estuviera provocando una guerra, y aunque a lo mejor los venezolanos van a aplaudir, la mayoría de la comunidad internacional irá en contra», explicó.

«El otro extremo de los escenarios es que Estados Unidos no haga nada y en ese escenario Trump se vería débil sin poder neutralizar a Irán ni a Maduro. En cualquiera de esos dos extremos le pueden hacer quedar mal ante el ojo de los votantes en EE.UU. y puede hacer que pierda las elecciones; sin embargo creo que hay un intermedio y hay acciones que se podrán tomar que no sean de naturaleza militar», señaló.

«Para mí el envío de combustible a Venezuela fue una prueba antes del envío de armas y EEUU demostró que hay formas para neutralizar ese tipo de envíos. EE.UU. tiene que prepararse para este momento, la Casa Blanca tiene que tener claros los escenarios y trabajar una narrativa que explique las intenciones de Irán», sentenció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento