Venezuela depende de Trump para no perder Citgo en octubre

Si el Gobierno de Trump no prorroga la licencia que prohíbe a los bonistas apropiarse de la mayoría accionaria de Citgo, el país suramericano perdería el control de la refinería

Si Trump perdiera las elecciones presidenciales, Citgo también quedaría en el limbo y a la dependencia de que un nuevo Gobierno ayude a la oposición venezolana, como lo ha hecho el actual presidente de EEUU (Archivo)

Venezuela está al borde de perder Citgo, su más grande activo en el exterior; esto, debido a que se acerca una ejecución hipotecaria de bonos.

El 27 de octubre de este año vence el pago de intereses del bono 2020 de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por más de mil millones de dólares.

Estados Unidos ha servido de muro de contención para evitar que Venezuela pierda Citgo que ahora está en manos del Gobierno interino de Juan Guaidó; si el Gobierno de Trump decide no prorrogar la licencia que prohíbe a los bonistas apropiarse de la mayoría accionaria de la empresa, el país suramericano perdería el control de la refinería con sede en EEUU.

Además, si Trump perdiera las elecciones presidenciales, Citgo también quedaría en el limbo y a la dependencia de que un nuevo Gobierno ayude a la oposición venezolana, como lo ha hecho el actual presidente de EEUU.

Los representantes de Guaidó argumentan que un tribunal federal de Nueva York debería invalidar el pago a los bonistas porque nunca fue aprobada por la legítima Asamblea Nacional.

El pasado 17 de julio el Gobierno de Estados Unidos prorrogó la licencia que les prohíbe a los bonistas apropiarse de la mayoría accionaria de la empresa.

De no existir la licencia emitida por el Tesoro, ya Venezuela hubiese perdido Citgo. Se trata del mayor activo de Venezuela en el extranjero. PDV Holding Inc., propiedad de Pdvsa, es de Citgo Holding Inc., que a su vez posee Citgo Petroleum Corporation, que tiene tres refinerías y oleoductos en Estados Unidos.

Citgo puede refinar 749 000 barriles de crudo diarios y la refinería de Lake Charles es la sexta más grande en Estados Unidos. Además es una empresa que cuenta con 4 900 estaciones de gasolina.

Lo más importante a resaltar es que hasta inicios del 2019 Citgo estuvo en manos del régimen chavista, liderado primero por Hugo Chávez y luego por Nicolás Maduro. Sobre ellos recae la responsabilidad de que Venezuela pueda perder esta compañía, pues irresponsablemente hipotecaron al país y dieron en garantía su mayor activo.

Luego de que el presidente interino Juan Guaidó asumiera el cargo, Estados Unidos lo ayudó a tomar el control de la refinería. Sin embargo, la empresa ya tenía millones de dólares en deudas y casos abiertos en tribunales por parte de acreedores o empresas víctimas de las expropiaciones encabezadas por Chávez.

Sin Citgo, Venezuela perdería la capacidad de distribuir crudo venezolano en Estados Unidos. Sin embargo, tras las sanciones emitidas por el Gobierno de Trump contra la tiranía, ese país ha reducido sus compras a Venezuela.

Conocer cuánto vale Citgo es una discusión constante entre los economistas, pero según estimaciones Venezuela no recibiría más de cuatro mil millones de dólares, de los cuales la mitad es de petroleras rusas y la otra mitad para pagar parte de las deudas pendientes.

José Ignacio Hernández, quien hasta hace pocas semanas fungió como procurador especial del presidente interino Guaidó, le confirmó al PanAm Post que el activo con mayor riesgo a perderse es Citgo debido a que Maduro utilizó a la refinería como colateral de manera inconstitucional.

«Quedó una deuda de millardos de dólares de operaciones realizadas por los antiguos administradores de Citgo, más la totalidad de acciones de Citgo donde se dio el 50,1 % a favor de los bonistas del bono Pdvsa 2020 y el 49,9 % a favor de Rosneft», explicó.

«Sin duda el riesgo mayor lo suponen las demandas contra Citgo. Maduro utilizó a Citgo como colateral de manera inconstitucional en la operación del bono Pdvsa 2020 y el contrato con Rosneft; y luego algunos acreedores han intentado ejecutar sus acreencias», afirmó Hernández.

Afortunadamente las órdenes ejecutivas del Gobierno de EE. UU. y el Departamento del Tesoro ratifican que ningún acreedor puede vender, ejecutar o subastar las propiedades de Venezuela bloqueadas incluyendo Citgo. Por lo tanto hay una barrera última de protección. La intención es utilizar estas medidas de protección de activos para crear operaciones apropiadas para renegociar la deuda.

«Fue el régimen de Maduro quien puso en riesgo a Citgo al ceder esa empresa a favor de inversionistas extranjeros», sentenció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento