Virales

Newsletter

Venezuela exhibe con orgullo sus cifras sobre violencia

Por: Thabata Molina - @Thabatica - Jul 3, 2015, 7:55 am
Los venezolanos viven en uno de los países más inseguros del mundo. (Eastwebside)
Los venezolanos viven en uno de los países más inseguros del mundo. (Eastwebside)

EnglishQuienes se dedican a estudiar y analizar el tema de la violencia y la inseguridad en Venezuela, todavía no logran descifrar cuál fue el propósito de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, al admitir frente a la Organización de Naciones Unidas que ese país tiene una tasa de homicidios de 62 por cada 100 mil habitantes.

Esa cifra los ubica como el segundo país más violento del mundo entero, solo superado por Honduras, que tiene una tasa oficial de 66 por cada 100 mil habitantes.

Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), aseguró que la funcionaria venezolana divulgó la información, sin saber las dimensiones de lo que ventilaba ante el organismo internacional. Esta ONG señaló en su más reciente informe que en Venezuela ocurrieron 24.980 asesinatos el año pasado.

“La Fiscal –Luisa Ortega Díaz- parece que dijo aquello, solo por rebatir la cifra que manejamos en el OVV, que es de 82 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2014. Lo hizo sin entender que una tasa de 62 todavía es una cifra escandalosa, que muestra lo grave de la situación en Venezuela. Con esa tasa, el Gobierno reconoce que en el país el año pasado hubo por lo menos 18.600 homicidios, eso sin incluir las resistencias a la autoridad, que ellos no los incluyen en el cálculo”, explicó Briceño León.

El experto considera que la situación de violencia en el país suramericano ha tenido un incremento sostenido, desde que llegó a la presidencia Hugo Chávez, a finales de 1998. Para esa época, la tasa de homicidios en Venezuela era de 20 por cada 100 mil habitantes.

“Se han incrementado todos los delitos: los homicidios, secuestros, robos y hurtos. El segundo rasgo importante es que esa violencia se extendió en todo el país, cuando antes era solo en algunas ciudades, pero ahora es generalizada,  y en tercer lugar, ahora tenemos una delincuencia con un nivel de organización que no tenía anteriormente. Está más y mejor armada y más dispuesta a enfrentarse a la autoridad”, dijo el director del OVV.

Briceño León se refiere exactamente a los episodios ocurridos recientemente en algunos estados del país, donde bandas delictivas tienen tomados territorios, mejor conocidos como “zonas de paz”, donde la policía no puede patrullar ni hacer labores de investigación.

El pasado 4 de junio un grupo delictivo sometió a un grupo de funcionarios de la Policía de Caracas en un sector conocido como Cota 905. Allí hirieron a cinco de los uniformados y quemaron nueve motos de la Policía Nacional Bolivariana. El tiroteo se prolongó por un par de horas y las autoridades tuvieron hasta que hacer uso del helicóptero para actuar contra los delincuentes.

“Podemos decir que en el país hay un antes y un después de los hechos ocurridos en el edificio Manfredir, en Quinta Crespo, cuando la policía y los colectivos se enfrentaron y estos grupos armados lograron la destitución del Ministro de Interior y Justicia. La policía tiene un armamento muy inferior al que carga el delincuente y el delincuente ya no respeta a la autoridad, pero además, reciben órdenes superiores que les impiden meterse hacia esos lugares a hacer su trabajo”, comentó Briceño León.

Cifra en aumento

Solo durante los primeros seis meses de 2015, en la ciudad de Caracas murieron de manera violenta 2.642 personas, lo que significa que el promedio mensual fue de 440 casos. Esto incluye homicidios, suicidios y causas por determinar, pero tradicionalmente, 80% de los casos son por asesinatos.

Esto significa un incremento de 7% en comparación con el primer semestre de 2014, cuando en la capital venezolana hubo 2464 muertes violentas. También significa un incremento en el promedio mensual de por lo menos 30 casos. Todas estas cifras son obtenidas de manera extraoficial en la principal morgue del país, pues desde 2005 las autoridades venezolanas no ofrecen datos oficiales al respecto.

Además mienten

Al final, la intervención de Ortega Díaz ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU fue un cúmulo de torpezas que dejó en evidencia la falta de seriedad del gobierno del presidente Nicolás Maduro, y la inconsistencia de los datos oficiales, pues en septiembre de 2014 quien ocupaba el cargo de ministro de Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, declaró a un medio venezolano que en 2013 la tasa de homicidios era de 39 por cada 100 mil habitantes, y que la aspiración era que para finales del año pasado la tasa se ubicara en 35 homicidios por cada 100 mil habitantes.

“En Venezuela estamos frente a un Gobierno que se contradice y que le miente a la gente. Ya sabemos que desde hace muchos años la política es ocultar las cifras oficiales y la Fiscal cometió una torpeza, sin darse cuenta, porque admitir que Venezuela tiene esa tasa de homicidios es reconocer frente al mundo entero el fracaso de todos los planes de seguridad que ha implementado el Gobierno”, comentó a PanAmPost el abogado penalista Luis Izquiel.

El experto advirtió que el índice revelado por la fiscal venezolana ante la ONU, está 10 veces por encima del promedio mundial que es 6 homicidios por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

“Este organismo ha señalado que en todos aquellos países donde la tasa es superior a 10 homicidios por cada 100 mil habitantes, es considerado una epidemia. Esa cifra de 62 es la más alta en la historia de Venezuela y además demuestra lo ineficiente que ha sido el gobierno de Nicolás Maduro en relación con las políticas de seguridad, porque en apenas dos años aumentó la tasa 9 puntos porcentuales, porque según el mismo informe de la OMS, para 2012 Venezuela tenía una tasa de 53 homicidios por cada 100 mil habitantes”, acotó el jurista.

Durante los dos años y dos meses de gestión de Nicolás Maduro cuatro militares han estado a cargo del despacho de Interior y Justicia y se han implementado por lo menos seis planes de seguridad, enmarcado dentro de una misión denominada A Toda Vida Venezuela.

Una de esas iniciativas fue precisamente el plan Desarme Voluntario que pretendía que los delincuentes venezolanos consignaran sus armas de fuego a las autoridades, a cambio de incentivos económicos.

Pues evidentemente este plan no dio ningún resultado, porque mientras los policías venezolanos solo pueden utilizar una pistola calibre 9 milímetros como arma de reglamento, las bandas delictivas cuentan con armas de guerra tipo fusiles Kalashnikov, AK47, granadas fragmentarias y fusiles AR15.

Al final, Luisa Ortega Díaz regresó a Venezuela, después de haber hecho aquella confesión ante la ONU y seguirá ocupando su cargo de Fiscal General de la República, por un segundo período, con la algarabía de ostentar un récord de impunidad durante su gestión, que alcanza 98,5% en los casos relacionados con delitos comunes, pues según el informe 2014 del Ministerio Público, de los 351.321 casos investigados, solo 5.424 culminaron en la etapa de juicio.

Thabata Molina Thabata Molina

Thabata Molina es una periodista venezolana especialista en temas de seguridad, violencia y conflictos penitenciarios con 12 años de experiencia en periódicos venezolanos, entre ellos El Nacional y El Universal. Oriunda de Caracas, actualmente reside en Panamá. Síguela @Thabatica.