Virales

Newsletter

Carta abierta: ¡Así se vive en Ecuador!

Por: Contribuyente - Abr 9, 2014, 3:46 pm

English Por: Juliana Moscoso y Arianna Tanca

La realidad de la vida en Ecuador es raramente mostrada internacionalmente por el régimen actual. El objetivo de esta carta abierta es mostrar una reflexión personal, desde una perspetiva ecuatoriana, sobre los temas que abordará el Presidente Correa en sus visitas a Harvard, Yale y MIT, donde dará conferencias magistrales sobre el “milagro ecuatoriano”.

Nuestra preocupación fundamental son las libertades individuales, que son atropelladas día a día por el régimen en Ecuador. Consideramos nuestro deber cívico como estudiantes, ecuatorianas y ciudadanas preocupadas, presentar ejemplos claros del mal uso del poder estatal durante los siete años de la Revolución Ciudadana.

La sabatina: Difamación y propaganda estatal

Correa se jacta sobre el desarrollo de la conectividad ferroviaria en Ecuador y el gasto público en las carreteras, pero eso no significa que debamos aceptar la arrogancia dominante y la difamación como la norma.

Podríamos ser más agradecidos si Correa no estuviese haciendo mal uso del aparato del Estado para beneficiar al partido en el poder, así como a su propio dominio. A través de sus discursos televisados ​​al público ecuatoriano, utiliza la plataforma financiada por los contribuyentes para la propaganda del Estado, para hacer campaña por su partido político, Alianza PAIS (AP) , y para atacar a la oposición.

Cada sábado, Correa hace una transmisión desde alguna ciudad del país, para informar a los mandantes sobre las actividades oficiales. Sin embargo, esta no es más que una herramienta para difamar y denigrar a cualquier persona que contradiga su palabra. Por ejemplo, utiliza segmentos como “la amargura de la semana”, dedicados especialmente a atacar a periodistas que se han atrevido a cuestionarlo y los acusa de politiqueros —qué irónico.

Fuente: Google
Fuente: Google

Janet Hinostroza, ganadora del Premio Internacional de Libertad de Prensa, es un caso de los muchos que sufren este acoso. Eventualmente, tuvo que renunciar por reiteradas amenazas a su vida. El Comité de Protección de Periodistas ha llegado a la conclusión de que Ecuador sufre de “una nueva era de represión generalizada, anticipada por noticieros privados, la promulgación de medidas legales restrictivas, manchando los críticos, y la presentación debilitante demandas por difamación”.

Reelección indefinida y la Constitución:

El Estado de Derecho no es un juego, especialmente cuando involucra la relación —inequilibrada de poder— entre el Gobierno y sus ciudadanos. Ecuador se caracteriza por concebir a la Constitución como un proyecto político. A pesar de que critica —todos los sábados— a la partidocracia que estuvo antes de su mandato, ha caído en el mismo error: Reformar una constitución para acomodar sus necesidades.

No es sorpresa que ya se hable de la reelección indefinida por parte de Alianza PAIS. No nos sorprendería que la ley se apruebe, considerando la mayoría del partido oficialista en la Asamblea Nacional. Se necesitan 92 votos y AP tiene 100 curúles. El público en general no tiene voz ni influencia sobre la aprobación de esta legislación y, una vez más, perdemos la fe en el imperio de la ley. Esta reforma nos daría un monarca, no un presidente.

Ley de comunicaciones: Otra herramienta del Estado para amordazar a la disidencia

La “Ley Orgánica de Comunicación”, utilizada por el Estado como un bozal para silenciar a la oposición: En el actual mandato de Correa, se ha ejecutado una nueva ley de comunicación. Esta “Ley Orgánica de Comunicación” (LOC), ha sido utilizada por el régimen como uno de los muchos mecanismos para restringir la crítica y la disidencia mediante la creación de un estado de la censura.

Xavier Bonilla, caricaturista político local, fue perseguido legalmente por publicar un dibujo que retrata la redada a la casa de otro periodista. Correa se refirió a él como “un asesino con la tinta”. Bonilla se vio obligado a publicar un decoro y su editor (Diario El Universo) fue multado con una gran suma. El Diario El Universo, había recibido previamente acciones legales por parte del Gobierno. En 2011, el medio fue multado por una suma US$40 millones, al ser demandado por el Presidente acusándolos de calumnias. El periodista y los propietarios de El Universo fueron condenados a la cárcel. El caso fue desestimado después de un tiempo.

La artificial bonanza económica

Durante el mandato de la Revolución Ciudadana en el poder, se ha propuesto un nuevo plan de desarrollo para impulsar un cambio en nuestra economía. Cambiar nuestra “matriz productiva” tiene como objetivo modificar la estructura de la producción en Ecuador mediante la restricción de las importaciones.

La habilitación del crecimiento para toda la sociedad no se cuestiona en este caso, pero el doble estándar por el cual el Gobierno se maneja es inmenso. Mientras que el nuevo avión presidencial fue adquirido por US$50 millones del presupuesto estatal, lo que permite al presidente a seguir gastando libremente, los ciudadanos tienen restricciones para la compra de productos de su elección.

Por otro lado, el Gobierno afirma que la bonanza económica es el resultado de los últimos siete años del mandato de Correa, no que nuestra estabilidad económica artificial depende de altos precios del petróleo. Esto ha resultado en que la inversión extranjera en Ecuador es una de los más bajos de la región, con US$486 millones. Perú y Colombia, que reciben un promedio de US$12.827 millones en inversión extranjera, se han beneficiado de acuerdos de libre comercio como parte de la Alianza del Pacífico.

Por el contrario, el Ecuador sigue operando en una economía en clúster, jugando siempre en las ligas menores. Mientras que Ecuador ha disminuido sus niveles de pobreza en un 10,3 %, es importante recordar que este fenómeno es una tendencia regional sin relación con el mandato de Alianza País. Además, la pobreza se redujo en un 26,8 % en los 6 años anteriores a la entrega de Correa, y con menos gasto público.

Apoyando la autonomía personal

El Gobierno debería permitir que todos los ciudadanos gocen de sus derechos y libertad a pesar de su orientación política. Este principio es fundamental para el contrato social que hemos establecido con el Presidente Correa y que no él no ha podido sostener.

Aunque es un privilegio dirigirnos a ustedes, como ecuatorianos orgullosos, sería ingenuo de nuestra parte no considerar la posibilidad de repercusiones gubernamentales (o 15 segundos de fama llenos de blasfemias en una sabatina). La libertad de expresión es una virtud grabada en todos los individuos desde su nacimiento, y deberíamos beneficiarnos de esta, independientemente de nuestra ideología política o del gobierno. Sin embargo, la ley ejecutada por la Asamblea Nacional establece que los medios de comunicación son un servicio público y, por tanto, están sujetos a la regulación gubernamental.

Quisiéramos que Ecuador sea una sociedad libre para poder expresar nuestras opiniones sin miedo a represalias. Quisiéramos expresarnos con la libertad que tiene el Presidente cada sábado. La libertad de expresión no es ni pública, ni privada; es un derecho humano. Al escribir estas líneas en contra de la Revolución Ciudadana y su visión limitada de la libertad de expresión, estamos ejerciendo nuestro derecho a expresarnos, tanto nuestra opinión, como nuestra verdad.

La nueva campaña nacional de turismo establece que #AllYouNeedIsEcuador. ¿Qué tal si mejor vamos por la libertad?