Virales

Newsletter

Quebec ofrece oportunidades a trabajadoras sexuales

Por: Contribuyente - Ene 21, 2015, 3:15 pm

Français Al 79% de de las trabajadoras sexuales de la ciudad de Quebec les gustaría participar de un proyecto de reinserción laboral que combinará capacitación y empleo, para dejar la prostitución, afirma una investigación de campo llevada a cabo en la ciudad canadiense.

Proyecto L.U.N.E.
Proyecto L.U.N.E.

Este elevado porcentaje muestra la voluntad de las trabajadoras sexuales de transformar sus vidas. Sin embargo, necesitan apoyo para cubrir muchas necesidades básicas y arreglar problemas de tipo psicosocial. Así lo afirma el informe presentado en el primer mes del 2105 en una colaboración entre “Empleo-Quebec” y el Proyecto LUNE (Libres, Unies, Nuancées et Ensemble) (Libres, Unidas, Matizadas y Juntas), una ONG que aboga por el reconocimiento y de defensa de los derechos sociales “para y por” las trabajadoras sexuales, activas o no.

No sorprende que el perfil socioprofesional de las necesidades y perspectivas de empleo de las trabajadoras sexuales de la ciudad de Quebec indique que las participantes tienen una gran necesidad de apoyo, antes de pensar integrarse al mercado laboral.

El informe sostiene que es esencial valorar a las trabajadoras sexuales, sin importar en qué etapa de la vida se encuentren.

Esta investigación de campo ha permitido constatar que las trabajadoras sexuales poseen gran capacidad y potencial para desempeñarse en otros empleos, por lo que su inclusión en el mercado laboral es factible. Dicho esto, los autores revelan que hay que tomar en cuenta que el proceso puede ser a largo plazo, teniendo que adaptarse a su ritmo de trabajo, respetando sus voluntades, sus fuerzas y sus límites, ya que las realidades de cada una son múltiples y complejas.

Los recursos institucionales y comunitarios, con los de Empleo-Quebec a la cabeza, tienen la posibilidad de participar, apoyando las iniciativas adaptadas y sobre todo las que sean innovadoras. Esta investigación, pese a sus limitaciones, pone a la luz dos hechos apremiantes: primero, la importancia de asegurar la continuidad del apoyo (como la intervención frente la crisis, estar a la escucha, la capacitación, la educación y el empleo, pasando por una cobertura de necesidades básicas, en conclusión, apoyar a las trabajadoras sexuales en todo momento); y, segundo: que para llegar es indispensable la audacia, la originalidad y la innovación para poder sobrepasar las soluciones habituales.

En dicho informe se afirma que resulta ineludible confiar en las pioneras de este proyecto a la hora de indicar las acciones a seguir. Es una demanda imperativa adaptar los servicios ofrecidos por las organizaciones a las trabajadoras sexuales y, sobre todo, adaptar ciertas formas de pensar y de hacer. Los prejuicios y las ideas preconcebidas deben ceder el paso a la acogida, al no-juzgamiento, así como al reconocimiento de la dignidad de las personas en su totalidad; en suma, al simple hecho de tener más humanidad.

El informe concluye que todas tienen la oportunidad de trabajar bajo una perspectiva igualitaria, un hecho que el Proyecto LUNE viene promoviendo desde hace varios años.

Esta investigación y el apoyo de Empleo-Quebec son ejemplos impresionantes a seguir.

Editado por Adam Dubove.