Virales

Newsletter

Quienes son el Bueno, el Malo y el Feo en América

Por: Contribuyente - Feb 9, 2015, 7:00 am

English Recientemente la Fundación Heritage publicó su Índice 2015 de Libertad Económica. Por más de 20 años ellos, en alianza con el Wall Street Journal, han publicado esta clasificación anual que mide los niveles de libertad económica y estabilidad institucional de país alrededor del mundo.

Chile es la sociedad económicamente más libre de América Latina, pese al actual gobierno (Flickr)
Chile es la sociedad económicamente más libre de América Latina, pese al actual gobierno (Flickr)

La clasificación le asigna a los países calificaciones basadas en 10 categorías:  estado de derecho, gobierno limitado, eficacia de la reglamentación y libre comercio. Estos indicadores, al final, demuestran que hay una fuerte correlación entre el goce de los niveles de libertad económica y sus respectivos estándares de modo de vida.

Estas clasificaciones arrojan luz en el estado actual de los negocios en el hemisferio occidental. La realidad es que la región ha sido una mezcla cuando se trata de la libertad económica en los últimos tiempos. Observemos algunos de los casos más notables.

Estados Unidos y Canadá

En el Hemisferio Occidental, Canadá se encuentra a la cabeza de la clasificación en el sexto lugar, seguida de Chile en el séptimo y de Estados Unidos en el 12vo. Los Estados Unidos y Canadá se han mantenido sólidos en las primeras 15 posiciones desde la primera vez que se publicó la clasificación.

Estas dos naciones han disfrutado de estándares de vida de Primer Mundo durante décadas, otorgándoles fuertes tendencias hacia políticas  de libre mercado y las tradiciones anglosajonas, que guían sus instituciones políticas. Sin embargo, Estados Unidos ha visto un considerable decrecimiento en su libertad económica durante los últimos cinco años, pero sigue bien posicionado al ser comparado con el resto del mundo.

Chile

Chile resalta sobre el resto de América Latina en el séptimo lugar, a pesar de los esfuerzos del gobierno actual de empujarlo en otra dirección. Chile es el país de mayor desarrollo económico en Latinoamérica y es un guía de libertad económica para sus vecinos y el resto del mundo.

El éxito de Chile es debido a sus sólidas instituciones y las amplias reformas económicas que realizó la nación durante los 80, que lo levantaron efectivamente fuera de los baches económicos. Existe aún mucho trabajo por hacer para que Chile se una a la clasificación de Primer Mundo, pero su experiencia demuestra que es posible disfrutar de un persistente crecimiento económico en países de América Latina

Colombia

Colombia, en la posición 28, históricamente ha sido azotada con violencia, pero ahora está comenzado a obtener su propio orden institucional. El avance de Colombia en la clasificación es gracias a varias reformas de libre mercado y niveles de seguridad llevados acabo por el expresidente Alvaro Uribe durante sus dos mandatos (2002-2010). Muchas de estas reformas han permanecido durante la administración del actual presidente Juan Manuel Santos. Lamentablemente, aún existe abundante corrupción en Colombia, y esta es la razón para dudar si las negociaciones de Santos con las FARC traerá paz.

México

Desde la década de 1990, México ha sido un líder regional en las políticas de libre comercio, a través de su participación en el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) la Alianza del Pacífico y otros acuerdos comerciales con países como Japón, Israel y la Unión Europea.

Desafortunadamente, México está aún plagado de ineficiencia normativa y requisitos de licencias obsoletas. Lo peor de todo, el tráfico de drogas desenfrenado, la corrupción y los problemas de seguridad, los cuales han obstaculizado el crecimiento económico y la confianza de los inversores. Los factores antes mencionados han llevado a México al mediocre puesto número 59 en el ranking de Patrimonio.

Brasil

A pesar del fuerte crecimiento económico impulsado por los altos precios de las materias primas en la última década, Brasil entra en el lugar miserable 118 en el índice de libertad. Esto es debido a los requisitos de licencias pesadas, el aumento de la inflación, las políticas comerciales restrictivas, control de precios, y un poder judicial ineficiente.

Brasil ha sido por lo general una de las economías más proteccionistas en el mundo y ha sido lenta en adoptar medidas de amplia liberalización comercial. Brasil es un país rico en recursos que se ha beneficiado de varios auges de materias primas, aún tiene que alcanzar su verdadero potencial debido a sus defectos institucionales.

Argentina

Argentina está en el lugar 169, eso no debería ser ninguna sorpresa. El país ha estado en una montaña rusa económica de 70 años desde que Juan Domingo Perón llegó al poder. Su legado populista ha dejado una huella ideológica en la política argentina, que Cristina Fernández de Kirchner ha perpetuado durante su administración. Caracterizado por una inflación galopante, los controles monetarios estrictos, estancamiento del crecimiento económico y la corrupción generalizada, la Argentina tiene una de las economías más reprimidas del mundo.

Venezuela

Por último, pero no menos importante está Venezuela en en el puesto 176. Venezuela puede ser el mejor ejemplo en la época contemporánea de lo que le sucede a un país cuando se adopta una política socialista de línea dura. En resumen, Venezuela es Argentina pero con esteroides.

La escasez de bienes básicos, niveles alarmantes de la inflación, los opresivos controles de capital, y la represión política están a la orden del día. El país se ha convertido prácticamente inhabitable. Como resultado, cientos de miles de venezolanos están esperando en fila para salir del país.

El caso venezolano debe servir como una advertencia justa a todos los que creen que el socialismo es un sistema económico viable. Fue un país de vanguardia en América Latina, pero Venezuela se ha convertido en el hazmerreír mundial y se dirige rápidamente a la condición de república bananera.

Aparte de los mencionados aquí, los demás países de América tienden a flotar entre los puestos 5o y 170. En otras palabras, la región todavía tiene mucho trabajo por hacer en lo que respecta a la libertad económica.

De particular interés es que hay una división clara en cuanto a la estabilidad económica y el desempeño entre los países que son miembros de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y Mercosur (Argentina, Brasil y Venezuela) bloques comerciales. De los dos bloques, la Alianza del Pacífico es la orientada al libre mercado y ha visto mucho más significativa la integración y la actividad económica que su contraparte más proteccionista.

Si los países latinoamericanos quieren ver su lugar en el sol, deben seguir la vía del libre mercado. El modelo chileno es el ejemplo más eficaz de alcanzar tal objetivo. Pero, en realidad, estos países (incluso Chile) deben ir mucho más allá y adoptar el modelo de Hong Kong y Singapur (números uno y dos en el ranking). Hay un poco de esperanza en el horizonte con el auge de la Alianza del Pacífico y la ZEDE (Zona de Empleo y Desarrollo Económico) proyecto en Honduras.

Corresponde a los intelectuales latinoamericanos y los responsables de políticas públicas, sin embargo, comprender que el crecimiento económico no sucede por arte de magia. Su constante aumento es el resultado lógico de las políticas y los marcos que permiten el intercambio voluntario de beneficio mutuo.

Simple y llanamente, no hay atajos en el camino a la prosperidad.

Traducido por Johanna Villasmil.