Virales

Newsletter

Los beneficios de la liberización del comercio internacional

Por: Contribuyente - Oct 19, 2015, 9:13 am
La reducción de las tasas arancelarias es uno de los principales beneficios del acuerdo comercial entre Colombia y la Unión Europea. (Puerto de Barranquilla)
La reducción de las tasas arancelarias es uno de los principales beneficios del acuerdo comercial entre Colombia y la Unión Europea. (Puerto de Barranquilla)

Por José Ponce Jouvin

El pasado 11 de octubre, la Unión Europea anunció con orgullo los notables resultados del tratado comercial que mantienen con Colombia. Según un comunicado oficial de la Oficina de Estadísticas de la UE, Eurostat, Colombia vio crecer sus exportaciones no-petroleras a dicho bloque en 15,36% (2.654 millones de Euros) durante el primer semestre del 2015, versus el mismo período del año anterior.

Entre los beneficiados resaltan las cerca de 4 millones de familias agricultoras colombianas que ascienden al 17% de la población económicamente activa. El sector agrícola, cuyas exportaciones constituyen 28,38% del total, creció 20,56%, por un monto de casi mil millones de Euros. El incremento se debería principalmente al acceso preferencial de los productos colombianos a los 28 países que conforman la Unión Europea, gracias al acuerdo comercial vigente desde el 1 de agosto de 2013.

A menos de dos años de haberse efectuado el tratado, los resultados son concretos y cuantificables. “La mayor participación de los productos colombianos en las exportaciones a la UE demuestra los beneficios que ha traído el acuerdo comercial para el campo”, indicó Cristoph Saurenbach, consejero comercial de la UE en Colombia. “El banano fresco tiene cada año un mejor acceso al mercado de la UE y productos como el café de Colombia se benefician de un sello de calidad bajo la protección de indicación geográfica protegida”, agregó el funcionario europeo.

Según este organismo, los productos de crecimiento más significativo fueron el banano fresco (+17%; € 425,3 millones), café (+44%; € 327.5 millones), extractos y esencias de café (+57%; € 24.6 millones), uchuvas y granadillas (+22%; € 16.3 millones), y plátano fresco (+56%; € 13.4 millones). Además se destacaron las exportaciones de otros productos agrícolas no tradicionales como la fruta preparada (+38%; € 5.8 millones), aguacate (+186%; € 4.6 millones), gelatina de origen animal (+142%; € 2.6 millones), manteca, grasa y aceite de cacao (+75%; € 2.3 millones), fruta deshidratada (+83%; € 2.3 millones), piña (+43%; € 1.2 millones), así como ron y aguardiente (+133%; € 0.8 millones).

“El principal reto actual de Colombia es buscar una mayor diversificación en su canasta exportadora hacia la Unión Europea para aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece el acuerdo comercial y depender en menor grado de las exportaciones minero-energéticas, como ya se puede apreciar en el sector agro-industrial”, puntualizó Saurenbach.

“El crecimiento de los productos agrícolas se debe ante todo a la desgravación arancelaria en el marco del acuerdo comercial y a que los productos de origen vegetal no requieren una autorización previa para acceder al mercado de la UE, que cuenta con 508 millones de consumidores”, finalizó el funcionario.

[adrotate group=”8″]

El sector de la floricultura, cuyas exportaciones representan € 1,300 millones anuales, también resultó beneficiado. El auge se vio en las azucenas frescas (+15%; € 31.1 millones), rosas frescas (+8%; € 22.3 millones), crisantemos (+37%; € 9.5 millones), flores secas (+30%; € 9 millones), y astromelias (+99%; € 8.8 millones).

Otros sectores no-agrícolas también registraron aumentos notables, como las exportaciones de plástico (+19%; € 14.1 millones), prendas y complementos de vestir excepto los de punto (+18%; € 10.5 millones), papel y sus manufacturas (+38%; € 3 millones), y productos cerámicos (+65%; € 2.2 millones), entre otros.

Colombia ha registrado una balanza comercial positiva con la Unión Europea, su segundo socio comercial, desde hace más de 10 años. El superávit durante el primer semestre de 2015 fue de € 327 millones en el comercio de bienes y de € 825 millones en bienes agrícolas.

Estos resultados dejan como evidencia los claros beneficios de la liberalización del comercio internacional. El acuerdo entre Colombia y la Unión Europea facilita el libre tránsito de bienes entre ambas partes, y le ahorra € 270 millones anuales tan sólo en aranceles, lo que permite que 47 millones de colombianos y 508 millones de europeos puedan acceder a más variedad de productos y a un mejor precio. Tratados como este mejoran la calidad de vida de aquellos involucrados, especialmente de los más pobres.

José Ponce Jouvin es emprendedor, graduado de Negocios Internacionales y Dirección Comercial en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), miembro de Estudiantes por la Libertad y alumnus de Foundation for Economic Education (FEE). Actualmente es consultor en una importante empresa de consultoría y análisis económico en Ecuador. Síguelo en @JosePonceJouvin.