Virales

Newsletter

Juan Carlos Monedero, el desvergonzado apologista del chavismo visita Colombia

Por: Vanesa Vallejo - @VanesaVallejo3 - Abr 21, 2017, 10:20 am
(RUN) Monedero
A Monedero yo lo sigo en sus redes sociales y veo sus debates en Youtube. Por eso cuando vi la publicidad del evento (pagado por los contribuyentes) en el que hablaría de su último libro, no me aguanté las ganas de ir a ver al maestro del cinismo en persona. (RUN)

El 19 de abril del 2017 las calles de Venezuela se llenaron de gente que, arriesgando su vida, salió a decirle a la dictadura socialista, liderada por Nicolás Maduro, que a pesar de los muertos, el hambre, la humillación y la esclavitud de las que son víctimas, van a resistir. Un día antes, el 18 de abril, Juan Carlos Monedero, quien fue uno de los principales asesores de Hugo Chávez y, por lo tanto, artífice intelectual de la tragedia que vive hoy Venezuela, daba una charla en Bogotá.

A Monedero yo lo sigo en sus redes sociales y veo sus debates en Youtube. Por eso cuando vi la publicidad del evento (pagado por los contribuyentes) en el que hablaría de su último libro, no me aguanté las ganas de ir a ver al maestro del cinismo en persona. Tuve la oportunidad de preguntarle lo que cualquiera que tenga un poco de sensatez le cuestionaría. ¿No se siente usted culpable por lo que ocurre en Venezuela? ¿Qué hace dando charlas, quiere crear más “Venezuelas” alrededor del mundo?

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1459522593195-0’); });

 

El líder de Podemos no me contestó. Eso sí, negó defender la expropiación. A pesar de que todo su discurso se basa en violar derechos de propiedad, es inteligente y sabe que esa palabra no debe decirse en público porque asusta. Lo gracioso es que mientras que Monedero desde el micrófono negaba defender la expropiación, desde el público se escuchaba gente gritando “sí, hay que expropiar”.

Su charla se basó en la idea de que hay que replantear el marxismo. Curiosamente, días antes fui a una universidad a hablar de neomarxismo, muchos me tildaron de exagerada. La hipótesis que expuse fue: la vieja teoría de Marx ya no sirve para conquistar seguidores. Por lo tanto, la izquierda tuvo que reinventarse y encontrar nuevos sujetos revolucionarios. Y es que ¿a quién conquistarían con esa vieja idea de que los obreros tienen que unirse y rebelarse? Por el contrario, los trabajadores ahora intentan ser contratados por una multinacional y comprarse un vehículo o el nuevo celular.

Normalmente, cuando digo que el neomarxismo en su afán por reinventarse se ha tomado movimientos como el feminismo, el indigenismo y el movimiento LGTBI, entre otros, me tildan conspiranóica. Mientras tanto, Monedero viene a Colombia a decirle a un público lleno de jóvenes universitarios que hay que “repensarse” el marxismo. Que si Marx estuviera vivo le “patearía el culo” a la izquierda actual que se niega a replantear su discurso.

Yo, confirmando de primera mano lo que siempre he creído, veía cómo el líder de Podemos le decía a una muchedumbre emocionada que es necesario conquistar nuevos públicos, que hay que adaptarse a las necesidades de los grupos que quieren ser “liberados”. Cuestionó, por ejemplo, la condena que la Internacional Socialista le había hecho a un grupo de marxistas peruanos que querían hacer la revolución con los indígenas. Criticó que algunos “ortodoxos” se nieguen a reconocer un sujeto revolucionario diferente al obrero.

Monedero también habló explícitamente del movimiento LGTBI. Afirmó que Podemos en España, y en general la izquierda mundial, ha logrado increíbles beneficios para los homosexuales y que ahora, después de todo, “van y votan a la derecha”. Cuando desde el liberalismo algunos denunciamos que el marxismo se ha tomando diferentes movimientos para conseguir su revolución, nos tildan de exagerados. Pero lo cierto es que los líderes de la izquierda lo dicen a grandes voces. El reclamo de Monedero fue claro: si eres homosexual debes ser de izquierda porque somos nosotros los que te defendemos.

Después de llamar a su público a hacer un replanteamiento del marxismo, pasó a hablar de la importancia de “apropiarse del relato”. Gabriel García Márquez decía una frase: “la vida no es lo que uno vive, sino cómo lo recuerda”. Tiene toda la razón y Monedero lo sabe. Habló explícitamente de la importancia de ser ellos, los socialistas, quienes cuenten la historia. Y en eso la izquierda tiene bastante conocimiento y práctica, son capaces de convertir a un asesino homofóbico como el Che Guevara, en un joven inmaculado e inocente.

Han sido capaces de seguir conquistando seguidores a pesar de los millones de muertos que tiene encima su ideología. ¿Cómo lo hacen? así, como dice Monedero, apropiándose del relato. Siendo sinvergüenzas y negando la realidad, hablando de sentimientos y no de cifras y, sobre todo, echándole la culpa de sus actos a los otros. Un marxista nunca reconocerá su responsabilidad. El socialismo no ha funcionado en ningún país, ni en ningún momento de la historia, por culpa de agentes externos: la guerra económica, el bloqueo o el imperio yankee. Cualquier excusa sirve, lo importante es venderla bien.

Pero, además, estos hombres logran “apropiarse del relato” y convencer, porque tienen una carta que saben jugar muy bien: la de la superioridad moral. “Hay algo que me hace saber que estamos del lado de los buenos, tenemos empatía por los que sufren”. Esa fue una de las frases que cerró el discurso del político español. Se repiten una y otra vez que ellos son los buenos, que son los que luchan por los desamparados. Entonces, si no eres de izquierda simplemente eres malo.

Los socialistas no conocen la vergüenza, son cínicos. Monedero es el vivo ejemplo de eso. Un hombre que ayudó a encumbrar a Hugo Chávez, que con sus recomendaciones llevó a Venezuela a lo que es hoy, un país sin producción, sin sector privado, sumido en la miseria y la esclavitud. Y a pesar de eso es capaz de seguir pregonando por el mundo entero sus nefastas ideas. A pesar de todo, tiene el descaro de crear un partido político e intentar convencer a los españoles de seguir el camino de Venezuela. Todo eso con la cara en alto, sin la menor culpa, porque así son ellos, descarados.

Vanesa Vallejo Vanesa Vallejo

Vanesa Vallejo es economista de la Universidad del Valle. Paleolibertaria, columnista, influenciadora en redes sociales y periodista de opinión en RCN Radio. Síguela @VanesaVallejo3.