Esta es la fórmula para que un país tenga salarios altos

¿Por qué un empleado en EE. UU. gana más de tres veces lo que gana alguien en Latinoamérica por hacer el mismo trabajo?

4.088
Se ha comprobado, una y otra vez, que subir el salario mínimo por ley termina en desempleo. (Fotomontaje PanAm Post)

Dicen por ahí que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno. Quien causa una masacre como la que ha tenido lugar tantas veces ahí donde se ha aplicado el socialismo, incluso si tiene buenas intenciones, es un asesino. Lo que importa no son las intenciones sino los resultados.

Un asesino en serie puede matar a decenas de personas. Un puñado de hombres en el poder, imponiendo su visión de la economía y llenando un país de políticas estatistas, puede matar a millones. Por eso hay que intentar, hasta el cansancio, que la mayor cantidad posible de personas conozca las leyes de la economía y entienda asuntos fundamentales como la razón por la que unos países tienen salarios altos y en otros incluso la gente incluso se muere de hambre.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Si se le pregunta a la izquierda y a los sindicalistas qué se debe hacer para que en un país los trabajadores ganen más y vivan mejor, la principal respuesta será que por ley se debe obligar a los empresarios a elevar el sueldo de sus trabajadores. Lo preocupante no es que lo diga la izquierda, sus ideas han matado a millones de personas; no se les puede pedir cordura. Lo que preocupa es que esta idea sea aprobada por diferentes sectores políticos y por buena parte de la población.

Proponer tal cosa es vivir en un mundo de hadas. Si la pobreza se acaba decretando aumentos del salario, ¿por qué no exigimos por ley que todo empresario pague a sus trabajadores mínimo 1 000 dólares?

Se ha comprobado, una y otra vez, que subir el salario mínimo por ley termina en desempleo y/o encarecimiento de los bienes. En artículos pasados he ahondado ya en las consecuencias nefastas de aumentar el salario mínimo por ley y en la mentira que muchos repiten de que si no existiera salario mínimo los empresarios pagarían miserias al trabajador.

En resumidas cuentas, cuando a un empresario le obligan a aumentar el sueldo que paga a sus trabajadores, de alguna parte tiene que sacar ese dinero. Podría suceder que el dinero que usaba para reinvertir, ampliar la planta y conseguir nuevas máquinas ahora tendrá que destinarlo a pagarle más a sus empleados, eso desembocaría en un freno del crecimiento de la empresa y de la contratación.

Además de que no sabemos cuántos empleados nuevos se dejaron de contratar, no sabemos qué productos nuevos y más baratos hubiera podido tener a su disposición la sociedad si le hubieran permitido a este empresario utilizar el dinero en inversiones.

También sucede que muchos empresarios no tienen dinero para pagar el aumento que exige el gobierno, por lo que tienen que decidir entre aumentar el precio de sus productos o despedir a algunos de sus empleados.

De modo que se equivocan completamente quienes creen que la solución a los salarios bajos es obligar a los empresarios a pagar más. Siempre terminan perjudicando justo a los que dicen defender, ya sea causando desempleo o aumento de los precios de bienes de consumo básicos.

De otro lado, está la idea de que la solución a los salarios bajos es la inversión estatal en educación. Son muchos los que creen que un país se vuelve rico porque el Estado brinda educación «gratuita» desde el primer nivel hasta la universidad. Algunos, con sus delirios de sabios, planeando cómo volver rico a un país, hablan de enfocar la educación en tecnología, otros hablan de matemática y física, idiomas, etc. Se equivocan.

Supongamos un país de gente muy educada donde hay muy buenos ingenieros y tecnólogos. Si en ese país no hay empresas, si la inversión es precaria, si los empresarios son perseguidos, no importa cuan educada sea la población, habrá desempleo, y quienes tengan la suerte de estar empleados no ganarán mucho.

La educación no es la causa del desarrollo, más bien es al revés. Los inversionistas no establecen sus empresas en los lugares donde hay gente más educada, sino en lugares donde se respeta la propiedad privada, donde están seguros, donde no los quiebran a punta de impuestos. El conocimiento lo pueden mandar a traer de cualquier parte del mundo y capacitar rápidamente a los empleados. Muchas empresas le pagan la educación a sus trabajadores o incluso traen expertos para que entrenen al personal, también le pagan a científicos para que se dediquen a investigar y conseguir avances.

Por qué un trabajador con igual capacidad y con el mismo conocimiento gana muchísimo más en Estados Unidos que en cualquier país de Latinoamérica. Recientemente un amigo, que es ingeniero de sistemas y tenía en Colombia un sueldo de poco más de 2 000 dólares mensuales, consiguió trabajo en EE. UU., allá le pagan 7 000 dólares. ¿Por qué allá le pagan, por el mismo trabajo, más de tres veces lo que le pagaban acá?

La clave detrás de los altos salarios no está en el nivel educativo, no está en los sindicatos y sus supuestas «conquistas sociales», está en la acumulación de capital.

Un bien de capital es un factor de producción elaborado por el hombre, son aquellos bienes que no satisfacen directamente las necesidades humanas, son etapas intermedias del proceso productivo. Pero lo que convierte algo en un bien de capital no es una característica física, sino el hecho de que alguien considere que ese bien es necesario para conseguir un fin. Entonces, un bien de capital puede ser un computador, un tractor, un horno, etc.

El capital es el valor estimado a precios de mercado de los bienes de capital. Entonces, en Estados Unidos, por ejemplo, hay máquinas muy avanzadas que permiten sacar zapatos en grandes cantidades y en poco tiempo, estos aparatos no satisfacen directamente las necesidades humanas, sino que son una etapa intermedia, por lo tanto son bienes de capital, entre más máquinas de este tipo haya mayor será el capital de un país.

Un obrero en una fábrica en EE. UU. produce más, en menos tiempo y de mejor calidad, no porque él sea mejor o más astuto, sino porque tiene bienes de capital que no posee, por ejemplo, un obrero colombiano. Por eso un trabajador allá gana mucho más que uno en Latinoamérica.

En términos económicos, como explica Ludwing von Mises, sucede lo siguiente: el salario tiende siempre a ser igual a la productividad marginal del trabajo (la Pmg del trabajo es lo que aporta el trabajador al proceso productivo), entre más capital haya, la productividad marginal del trabajo será mayor y por lo tanto los salarios aumentarán.

¿Por qué la Revolución Industrial sacó a la gente de la pobreza? Porque aumentó el porcentaje de capital por habitante. Ya no se trataba de unos pocos artesanos produciendo a mano y exclusivamente para los más ricos, la revolución trajo máquinas, bienes de capital para producción en masa.

Teniendo en cuenta que lo necesario para tener mejores salarios es aumentar el capital, hay que decir que varias cosas son fundamentales para lograr ese objetivo. La primera es ahorro. Se necesita ahorrar para luego conseguir esos bienes de capital que harán que aumente la productividad del trabajo. Para que haya ahorro es necesario que la gente entienda su importancia, que tenga disciplina para postergar el consumo y pensar en un futuro mejor. Pero también se necesita que el Estado no asfixie a la gente con impuestos. Si los políticos se llevan la mitad del sueldo del trabajador, es muy difícil que logremos ahorrar.

Pero además de proteger a los ahorradores, también hay que proteger a quien decide solicitar un préstamo y arriesgarse invirtiendo en comprar máquinas para hacer cualquier producto. Si a quien decide abrir una empresa se le castiga con impuestos asfixiantes —en Colombia a un empresario le quitan el 70 % de sus utilidades en impuestos— no habrá quién asuma el riesgo y quiera comprar bienes de capital.

Entonces, si queremos que un latinoamericano gane igual que un estadounidense, olvidémonos de sindicatos y de pedir ministerios de educación, y exijamos que el Gobierno deje de quitarnos tanto dinero. Necesitamos ahorrar y proteger a aquellos capitalistas que se arriesgan y con su visión empresarial dotan a sus trabajadores de más y mejores bienes de capital que los hacen más productivos.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento