Cómo la muerte de Floyd hizo que desapareciera el coronavirus en EEUU

De un día para otro pasaron de decir que todos nos vamos a morir y que no debemos salir nunca más a la calle, a animar protestas y multitudes porque "el racismo está acabando con EE. UU."

48.615
Echarle la culpa de cualquier crimen al racismo es esconder los verdaderos motivos por los que ocurren los hechos que queremos evitar. (EFE)

La noche en Washington y en las principales capitales de Estados Unidos ha sido larga. Los alrededores de la Casa Blanca estaban en llamas. El Departamento de Justicia desplegó este domingo 31 de mayo a miembros del Servicio Federal de Alguaciles y agentes de la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) para apoyar a los agentes de la Guardia Nacional encargados de cuidar la Casa Blanca.

A pesar de que se ha declarado toque de queda en al menos cuarenta ciudades del país y la activación de la Guardia Nacional en quince estados y en Washington, DC, no ha sido posible contener la furia de manifestantes, saqueadores, y grupos violentos como los antifascistas, que empezaron a movilizarse después de la muerte de George Floyd ocurrida el 25 de mayo en Mineápolis, cuando un policía blanco lo inmovilizó poniendo su rodilla en el cuello del afrodescendiente durante varios minutos, pese a los ruegos de Floyd de que no podía respirar.

Muchas preguntas surgen alrededor del caso. ¿Cómo saber si se trata de racismo? hasta el momento no se conoce que el policía haya hecho algún comentario sobre el color de piel de Floyd, en todo caso esto podría ser abuso de autoridad pero no racismo. No se puede ser tan ligero como para decir que toda agresión de un blanco hacia un negro es ocasionada porque el atacante tenga desprecio por la raza.

Echarle la culpa de cualquier crimen al racismo es esconder los verdaderos motivos por los que ocurren los hechos que queremos evitar. Por ejemplo, impulsar una campaña anti-racismo en la policía no evitará que dejen de ocurrir este tipo de desgracias si lo que en realidad sucedió -todo apunta en esa dirección- fue un caso de abuso de autoridad. Lastimosamente para algunos grupos es rentable capitalizar esto y obtener militantes diciendo que se trata de racismo.

Como este, muchos otros asuntos son evitados en la mayoría de medios, mientras se capitaliza el crimen por grupos extremistas, como los antifascistas, que hacen creer a multitudes que el policía en cuestión quería matar a Floyd por ser negro y que todos los policías actúan siempre como este.

Ahora bien, un asunto fundamental que muy pocos parecen haber notado, y que refleja claramente el cáncer en el que se han convertido los grandes medios de comunicación que no son más que cajas de resonancia de la militancia izquierdista, es cómo, de un momento a otro, el coronavirus parece haber desaparecido en EE. UU. o por lo menos parece que para los grandes medios ya no es tan letal. De un día para otro pasaron de decir que todos nos vamos a morir y que no debemos salir nunca más a la calle, a animar protestas y multitudes porque «el racismo está acabando con EE. UU.».

Llevan meses culpando a Trump de no tomar medidas rápidas y no evitar contagios, meses llenando de miedo a la gente y diciendo que hay que parar la economía porque «primero la vida», pero de repente se les ha olvidado el coronavirus y le hacen creer a los televidentes que la policía es racista, que el país es racista, que es entendible que saqueen tiendas, incendien propiedades, destrocen automóviles, golpeen a los dueños de los comercios que se resistan, porque hay un enfrentamiento racial y desigualdades estructurales, y todos esos términos complejos que les gusta usar.

Ahora no vemos a medios llamando la atención sobre el peligro que implica estar en una multitud, ni diciendo a manifestantes que el coronavirus es letal y está matando incluso a jóvenes, todo eso se terminó, ahora hay que decir que todos los negros son rechazados, que todos los inmigrantes son desvalidos, que todos los blancos son racistas y que todos los policías son violentos.

Que esto nos deje claro cómo actúan la mayoría de los grandes medios, de un día para otro, el coronavirus se acabó en Estados Unidos porque les resultó más rentable azuzar a multitudes a protestar.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.