Evo Morales pide “ciudadanía universal” frente a endurecimiento migratorio en EE. UU. y Argentina

2
El mandatario dijo que "los muros deberían construirse contra la injerencia, usurpación y las guerras" (La Nación)
El mandatario dijo que “los muros deberían construirse contra la injerencia, usurpación y las guerras” (La Nación)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió en el Palacio de Gobierno un saludo protocolar por parte del cuerpo diplomático acreditado del país y les solicitó “ciudadanía universal” al respecto de las políticas migratorias que adoptaron algunas naciones.

Morales además de ratificar sus críticas en su discurso, señaló que “La políticas que discriminan la migración son un retroceso vergonzoso frente a los derechos de los pueblos”.

Adicionalmente, el mandatario destacó que “profundizó y amplió” sus relaciones con los demás países, a partir de la diplomacia de cada nación y aseguró que se debe reivindicar la ciudadanía para “garantizar el respeto de los derechos humanos“.

Según el portal digital El Deber el ejecutivo agregó y explicó que la política del Estado Plurinacional consiste en la constante búsqueda del diálogo. A ello recalcó que “Los muros deberían construirse contra la injerencia, usurpación, persecución y las guerras”.

Morales también habló sobre los países “afectados por el endurecimiento” de las políticas migratorias, aplicando un mayor control con las personas que viajen hacia el sur del continente; por consiguiente hizo un llamado a que las demás naciones y otras instancias tomen las riendas en las determinaciones que terminan afectando a los migrantes.

Finalmente, el presidente se excusó al no poder saludar a cada uno de esos representantes diplomáticos por supuestamente tener otras actividades ya acordadas y le delegó a Fernando Huanacuni, el canciller de la República a que exteriorizara la preocupación que tiene el gobierno.

 

Es importante recordar que Bolivia, irónicamente, le prohibió recientemente a los argentinos que ingresaron al país tener ciertos derechos al colocarles en su pasaporte un sello que dice  “Turista prohibido trabajar y estudiar”.

Fuente: El Deber

Comentarios