Virales

Newsletter

Por qué la temida Mara Salvatrucha podría desintegrarse en El Salvador

Por: Adriana Peralta - @AdriPeraltaM - Ene 11, 2017, 7:45 am
La Mara Salvatrucha es de las pandillas más grandes en El Salvador. (El Nuevo Heraldo)
La Mara Salvatrucha es de las pandillas más grandes en El Salvador. (El Heraldo)

En El Salvador voceros de la Mara Salvatrucha (MS) solicitaron un diálogo con el Gobierno en el que se incluyan conversaciones para desarticular la pandilla. Esto se presentó durante una entrevista de uno de los voceros de la pandilla con el periódico digital El Faro.

Esto es un giro a lo que en el pasado ha manifestado la MS, ya que en el pasado la pandilla se negaba a hablar de la posibilidad de una desarticulación. Durante el 2012 y 2013 se dio la tregua entre las pandillas (MS y Barrio 18) en el que el Gobierno estuvo involucrado y que ayudó a las negociaciones entre ambos bandos.

Los voceros de la MS expresaron a los periodistas la necesidad de crear una mesa de diálogo en la que estén representados los partidos políticos, el Gobierno, diferentes ONG, instituciones a favor de los derechos humanos y representes de las tres maras más grandes de El Salvador, 18 Sureños, 18 Revolucionarios y la MS.

El propósito del diálogo es disminuir la violencia en El Salvador antes que esto provoque una “guerra”.

El 24 de noviembre de 2016 El Faro fue contactado por un pandillero de la MS, que proponía una reunión para exponer algunos puntos, en nombre de la organización delicuencial.

Cambios de paradigmas en la Mara Salvatrucha

Los voceros manifestaron que la pandilla ha mutado de pensamiento en dos puntos que en las negociaciones anteriores estaban vedados: que el Gobierno facilite procesos para que actuales pandilleros puedan abandonar la mara y que se les ayude en la reinserción.

“Uno de niño hace cosas que no tiene que hacer, pero cuando se hace adulto y uno tiene hijos, la mente madura y eso que hiciste ya no querés hacerlo. Todo ser humano tiene derecho a cambiar, no toda la vida va a andar uno haciendo cosas ilícitas”, dijo uno de los voceros.

La segunda novedad consiste en la posibilidad de discusión de la desarticulación de la Mara Salvatrucha. “¿Están dispuestos a discutir la desarticulación de la MS?”, preguntaron periodistas de El Faro a lo que los voceros de la MS respondieron:”Las FARC lo han hecho […] no podemos partir diciendo que nos vamos a desarmar, todo depende de cómo el gobierno reciba la propuesta y la seriedad que le dé”. El vocero aseguró que ven a la desarticulación de las FARC como un modelo a seguir “Ellos después de andar matando gente, de ser terroristas, se van a reinsertar como ciudadanos”, dijo.

 

Respuesta gubernamental

Eugenio Chicas, secretario de comunicaciones de la presidencia de El Salvador, afirmó que él no puede responder si la actual administración del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) se sentara a dialogar con pandilleros.

“Hasta hoy la posición ha sido ningún trato con esos grupos. Pero el presidente tiene la autoridad para considerar cualquier otra condición”, dijo Chicas. “Es un tema al que hay que darle taller”.

Howard Cotto, director de la Policia Nacional Civil, expresó que el gobierno no tiene nada que negociar con las pandillas: “El único ofrecimiento de negociación de ellos es el seguir cometiendo delitos si no negociamos o dejar de cometerlos si negociamos y esa brújula es equivocada … ¿qué ofrecen? ¿dejar de matar o dejar de extorsionar? ¿Y a cambio querés algo? ¡no! Solo déjenlo de hacer”, resumió.

“Es un tema al que hay que darle taller. La sociedad salvadoreña tiene un claro rechazo no solo a cualquier perspectiva de diálogo o de conversación, sino a cualquier ventaja o beneficio a este tipo de grupos. Para un gobierno el medir a la sociedad es importante. Ese es un ingrediente, pero no es el único. Otro elemento es la posibilidad de entendimiento político entre las fuerzas que marcan la gobernabilidad, en este caso la gobernabilidad de este país está dada por el peso de la oposición y de otros actores sociales, que se reflejan en el Consejo Nacional de Seguridad. Ese es otro factor a tomar en cuenta y un tercer elemento es si la propia estrategia tiene las perspectivas de ofrecer mejores resultados en los tiempos políticos que nos quedan. Tomando en cuenta que los años que quedan son electorales”, expuso.

Chicas se refería a que el actual periodo presidencial termina en junio de 2019, y en 2018 los salvadoreños elegirán nueva Asamblea Legislativa y concejos municipales.

Fuente: El Faro

Adriana Peralta Adriana Peralta

Adriana Peralta es amante, promotora y defensora de la libertad. Ha sido pasante en el Cato Institute y Atlas Network en Washington D.C. y miembro de la junta directiva de @CREO_org en El Salvador. Actualmente trabaja en el departamento de desarrollo de la Universidad Francisco Marroquín. Síguela en Twitter: @AdriPeraltaM.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.