Desde Bogotá, legítimos magistrados venezolanos llaman a resistir ante ilegal Constituyente de Maduro

11
Magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de Venezuela anuncian la ilegalidad de la Constituyente de Maduro (PanAm Post)
Magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de Venezuela anuncian la ilegalidad de la Constituyente de Maduro (PanAm Post)

La máxima autoridad judicial venezolana, el Tribunal Supremo de Justicia, declaró ilegal la Asamblea Constituyente del régimen de Maduro. En rueda de prensa en varias ciudades del mundo, los magistrados en el exilio anunciaron el contenido de una de las decisiones del Tribunal. El PanAm Post hizo presencia en la rueda de prensa realizada por cinco magistrados del Tribunal que están en Bogotá.

La sentencia

Desde Bogotá el magistrado Rafael Antonio Ortega Matos anunció la decisión de la Sala Constitucional del Supremo Tribunal de declarar la inconstitucionalidad de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada por el dictador Maduro.

Según la decisión del Supremo Tribunal, el régimen violó los artículos 347 y 348 de la Constitución venezolana. Estos artículos indican que solo el pueblo venezolano está facultado para convocar una Constituyente. De acuerdo al mencionado documento, el pueblo venezolano no fue consultado para determinar si se debía reemplazar la Constitución vigente o no. En este sentido, la Constituyente es ilegal. El Tribunal anunció que continuaría investigando el caso para determinar las responsabilidades penales contra quienes han ejecutado los actos de la ANC.

La decisión del Supremo surgió tras una petición de revisión de constitucionalidad interpuesta por varios ciudadanos venezolanos. Diego Arria, María Corina Machado, Antonio Ledezma y Cecilia Sosa fueron los autores de dicha petición.

Los magistrados también declararon ilegales las decisiones tomadas por la Constituyente. Los miembros del Tribunal invitaron a civiles y militares a la “activación de la resistencia pacífica” para colaborar con en el restablecimiento de la democracia Constitución y la ley.

¿Por qué hay magistrados venezolanos en el exilio?

En julio de 2017, la Asamblea Nacional legítima de Venezuela nombró a 33 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Pocas horas después de su elección, el dictador Nicolás Maduro acusó de “traición a la patria” y de “usurpación de funciones” a los magistrados elegidos. El dictador venezolano afirmó que encarcelaría “uno a uno” a estos magistrados.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1459522593195-0’); });

 

Ante las amenazas del régimen, los miembros del Tribunal debieron actuar. De acuerdo con el magistrado José Luis Rodríguez Piña, dos magistrados renunciaron a su cargo mientras que la mayoría decidió continuar sus obligaciones como magistrados electos.

Varios de los magistrados abandonaron el país. Países como Colombia, Panamá, Chile y Estados Unidos acogieron a los funcionarios perseguidos. Uno de los magistrados electos fue forzado a quedarse en Venezuela. Es el caso de Ángel Wladimir Zerpa Aponte, quien fue capturado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). De acuerdo al testimonio de otros magistrados, Zerpa habría sido víctima de malos tratos por parte del Sebin.

A pesar de las amenazas, varios de los magistrados nombrados por la Asamblea Nacional se instalaron en una de las sedes de la OEA en Washington. Otros trabajan desde los países donde están. En diálogo con el PanAm Post, el magistrado Ildefonso Ifill afirmó que los miembros del Tribunal siguen trabajando vía internet.

El exilio en Bogotá

Los magistrados Ildefonso Ifill, José Luis Rodríguez Piña, Rafael Antonio Ortega Matos, Rubén Carrillo y Luis María Ramos Reyes están en la actualidad en Bogotá. Sin embargo, el magistrado Ramos Reyes dejará el país y buscará protección en Estados Unidos.

Debido a la persecución del régimen, los magistrados debieron enfrentar varios problemas antes de entrar a Colombia. En diálogo con el PanAm Post, los cinco magistrados aseguraron sentirse bien acogidos en Colombia y agradecieron a los colombianos  por el trato recibido.

 

Comentarios