Una carrera universitaria desde el celular: la prometedora propuesta de Marta Lucía Ramírez en Colombia

340
La candidata presidencial ha defiende la educación online (Twitter)
La candidata presidencial ha defiende la educación online (Twitter)

Hace pocas semanas la candidata presidencial colombiana Marta Lucía Ramírez sorprendió al país con una propuesta en materia de educación. Según Ramírez en caso de ser electa, su gobierno contrataría con las universidades la posibilidad de estudiar por Internet. En un encuentro con jóvenes en Corabastos (Corporación de Abastos de Bogotá), Marta Lucía aseguró que muchos jóvenes podrían hacer su carrera universitaria con su teléfono celular.

Las reacciones ante la propuesta de Marta Lucía Ramírez fueron diversas. Mientras algunos respaldaron la propuesta, otros consideraron negaron la viabilidad de la propuesta. En el PanAm Post evaluamos si la educación online puede convertirse en una herramienta de cambio social.

Las ventajas de la educación digital

Según el experto en educación Charles Wedemeyer la educación virtual desciende de la educación a distancia. De hecho la educación virtual facilita y perfecciona la educación a distancia.

La educación a distancia surge en el siglo XIX con el propósito de masificar la educación. Gracias a la educación a distancia, las instituciones educativas lograron educar ciudadanos en zonas apartadas. A pesar de lo revolucionario de la educación a distancia, el problema en ese entonces era la lentitud en las comunicaciones. Los estudiantes que tenían preguntas debían esperar días en recibir respuesta. De la misma forma, los estudiantes recibían de manera tardía  los resultados de exámenes o ejercicios corregidos por el profesor.  Por esa razón la interacción entre alumno y profesor era lenta y limitada. Sin embargo, con la aparición del telégrafo y el teléfono, la educación a distancia fue potenciada.

El Internet facilitó aún más la interacción entre profesor y alumno. Gracias a la revolución del Internet, estudiantes de las zonas más remotas pudieron tener acceso a una educación de calidad en instituciones prestigiosas. La educación por internet también facilita la vida a estudiantes con otras responsabilidades (encargados del hogar, trabajadores, enfermos, personas con problemas de movilidad).

La educación virtual también permite técnicas pedagógicas que antes no eran posibles. Videos instructivos (que pueden repetirse cuantas veces el estudiante quiera verlos), tareas virtuales, ejercicios interactivos son ejemplos de la revolución educativa que ha traído Internet.

 

En ese sentido la propuesta de Marta Lucía Ramírez no es una idea extravagante. De hecho es la continuación de un proceso que lleva años (educación a distancia) perfeccionándose y mejorándose en el mundo moderno.

Carreras universitarias y posgrados digitales en Colombia

Aunque Ramírez buscaría ampliar considerablemente la educación digital en el país, y aplicarla a teléfonos celulares, en Colombia ya existe una amplia experiencia con educación superior digital. Por ejemplo la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) es una universidad pública que ofrece educación a distancia, particularmente por Internet. La UNAD cuenta con unos 60.000 estudiantes ofreciendo programas de pregrado y posgrado. Los programas de la UNAD suelen ser más económicos que los de la mayoría de universidades públicas del país.

Aunque la UNAD fue precursora de la educación a distancia y por Internet en el país, otras universidades colombianas brindan la oportunidad de estudiar de forma digital. Instituciones como el Politécnico Grancolombiano, la Universidad Pontificia Bolivariana, la Escuela de Administración de Negocios (entre otras) ofrecen maestrías online. Vale la pena recordar que varias de las universidades citadas son consideradas por el gobierno colombiano como de alta calidad.

Una importante proporción de universidades en Colombia están incluyendo plataformas de aprendizaje digital. Universidades como el Rosario, la Javeriana o la Dirección de Escuelas de Policía(entre otras) han incluido estrategias digitales de enseñanza. La Escuela de Posgrados de la Policía (ESPOL) ha obtenido notables resultados en la oferta de cursos para sus oficiales. Vale la pena recordar que la Policía en Colombia es de carácter nacional y los oficiales se movilizan en todo el territorio nacional.

La educación digital en el mundo

En algunos países europeos como España y Portugal la educación digital obtiene resultados cada vez más destacables. Tan sólo la Universidade Aberta de Portugal tiene unos 13.700 alumnos. Por su parte la Universidad Abierta de Cataluña cuenta con unos 54.000 estudiantes entre pregrado y posgrado. De acuerdo al sitio web Webometrics, dedicado a comparar la calidad educativa de las universidades en el mundo, la Universidad Abierta de Cataluña está entre las 1.000 mejores del mundo.

Otros países del primer mundo como Australia, Canadá Estados Unidos y Suecia también tienen universidades online. Y aunque hay universidades de todo tipo de calidad vale la pena destacar la calidad educativa de la canadiense Athabasca University o la National University de California, universidad que ofrecen casi todos sus programas por Internet.

Además de las mencionadas universidades, que funcionan casi exclusivamente online, cada vez más instituciones educativas ofrecen cursos por Internet. Las prestigiosas universidades de Harvard, Oxford o el MIT ofertan un gran abanico de cursos online.

Aumentar la calidad y adaptarse al siglo XXI

A pesar del importante progreso que ha hecho Colombia en materia educativa, el país debe hacer avances en materia de cobertura de la educación superior. De acuerdo con cifras del Banco Mundial, la tasa de inscripción en instituciones de educación superior en Colombia apenas alcanza un 49 %. En países cercanos como Argentina es de 70 % y la de Chile un 83 %.

Por supuesto, la educación online no es buena per se, la calidad de la educación universitaria depende de muchos factores. Buenos profesores, una pedagogía correcta, inversión en bases de datos son factores que pueden hacer la diferencia. Universidades como la Abierta de Cataluña o la Universidad de Athabasca pueden ser buenos ejemplos de cómo crear universidades online de calidad.

La educación online puede ayudar a llegar a sectores que tradicionalmente han estado excluidos. Jóvenes trabajadores, ciudadanos en comunidades aisladas, personas que cuidan de sus hijos y de su hogar podrían ser beneficiados por esta política.

 

Comentarios