Madres de «reos políticos» exigen «libertad» para sus hijos en Nicaragua

"Las madres de todos los presos políticos, de todos los detenidos arbitrariamente, exigimos justicia y libertad".

682
EFE/Jorge Torres

Managua, 8 ago (EFE).- Las madres de al menos 130 «reos políticos» de Nicaragua, capturados en las protestas contra el presidente Daniel Ortega, exigieron hoy «justicia y libertad» para sus hijos, quienes enfrentan diversos procesos judiciales acusados principalmente de terrorismo.

«Las madres de todos los presos políticos, de todos los detenidos arbitrariamente, exigimos justicia y libertad», señaló un grupo de mujeres, que no brindaron sus nombres por temor a represalias contra sus hijos, en un vídeo colgado en Facebook.

El llamado de las madres se da en medio de una crisis que ha dejado más de 400 desaparecidos, así como una cifra entre 317 y 448 muertos, según organismos humanitarios, aunque el Gobierno reconoce 197.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Nicaragua vive una «tercera fase» de represión gubernamental, «más ruda, más explícita y burocrática», que es la «criminalización de manifestantes», luego de la primera, que consistió en agresiones a protestas callejeras, y la segunda, con ataques armados contra ciudades rebeldes, todas con saldos mortales.

«Nuestros hijos no pueden hablar, sus voces fueron calladas, pero las madres estamos hablando por ellos», explicaron las mujeres.

«Vuelvo y repito, exigimos libertad, justicia, juicios transparentes, que se declaren nulos todo esos procesos arbitrarios que se están llevando a cabo», insistió una de ellas.

Las madres solicitaron «al pueblo de Nicaragua» unirse «en pro de la libertad de nuestros presos políticos», por medio de tres manifestaciones, una marcha la tarde del sábado, una carrera la mañana del domingo, y otra caminata el miércoles 15, todas en el sureste de Managua.

Nicaragua vive ahora la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, también con Ortega en la Presidencia.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas reformas a la seguridad social, que finalmente fueron retiradas, y se convirtieron en la exigencia de que renuncie el mandatario, después de 11 años en el poder, entre acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento