En Brasil desmantelan red en banco que ayudaba a lavado dinero de Odebrecht

Las investigaciones comenzaron a partir de testimonios y colaboraciones recogidos de tres administradores de una institución financiera.

54
La acción de este miércoles es un nuevo desdoblamiento de la Lava Jato. (Youtube)

Río de Janeiro, 8 may (EFE). Las autoridades brasileñas desmantelaron este miércoles una red de lavado de dinero orquestada por altos ejecutivos de un banco que habrían realizado movimientos financieros irregulares por al menos 48 millones de reales (unos 12 millones de dólares) con capital del grupo Odebrecht.

En el desarrollo del operativo fueron capturados Paulo Cesar Haenel Pereira Barreto, Tarcisio Rodríguez Joaquim y Gerson Luiz Mendes de Brito, ejecutivos del Banco Paulista S.A.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Las investigaciones revelaron que al menos 48 millones de reales (unos 12 millones de dólares), transferidos por la constructora Odebrecht a seis ejecutivos de ese sector, fueron lavados entre 2009 y 2015 a través de falsos contratos celebrados por el Banco Paulista.

Según la Policía Federal, los altos ejecutivos contrataban empresas fachada que emitían facturas y contratos ficticios para justificar servicios no prestados, método que utilizaban para camuflar los pagos realizados y recibidos por el banco en el exterior.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Una vez realizados los pagos, tales empresas, con ayuda de cambistas, remitían el dinero en efectivo al exterior por medio de operaciones tipo «dólar cable» -un mecanismo utilizado para sortear las restricciones cambiarias- de forma que pudieran dar una apariencia de legalidad a las operaciones y obtener así dinero en moneda extranjera con apariencia legal.

Estos movimientos eran realizados con el denominado «Sector de Operaciones Estructuradas», creado por el Grupo Odebrecht para el traspaso de sobornos a agentes públicos y políticos de diversos países, y que hace cinco años fue conocido internacionalmente por su participación en las corruptelas que envolvieron a la estatal Petrobras.

De acuerdo con las investigaciones, existen sospechas de otros traspasos de este tipo por el orden de 280 millones de reales (unos 71 millones de dólares), que están siendo averiguados.

Según un comunicado divulgado por la Policía Federal, uno de los ejecutivos del banco que fueron capturados actuaba en una mesa de cambio en la época de los ilícitos, otro era director del área de operaciones de cambio y el tercero era el director general de la institución.

Las investigaciones comenzaron a partir de testimonios y colaboraciones recogidos de tres administradores de una institución financiera en el exterior que actuaba ocultando capitales en operaciones criminales en favor del grupo Odebrecht.

Los ejecutivos presos, que están en la sede de la Policía Federal de Sao Paulo, serán trasladados posteriormente a la sede de este organismo en la ciudad de Curitiba (sur), donde se adelantan las investigaciones, para los interrogatorios.

La acción de este miércoles, en la que participaron agentes de la Policía Federal y de la Fiscalía, es un nuevo desdoblamiento de la Lava Jato, la operación que desmanteló el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento