Juan Márquez, tío de Juan Guaidó, desaparece tras aterrizar en Caracas

Márquez acompañaba a Guaidó en su regreso a Venezuela tras una gira de 23 días.

411
Tras la llegada de Guaidó a Caracas se presentaron diversas golpizas y altercados con miembros del chavismo (EFE).

Caracas, 11 feb (EFE).- Juan José Márquez, tío del presidente interino Juan Guaidó, desapareció este martes poco después de aterrizar en Caracas junto a su sobrino y tras ser interceptado por las autoridades aduaneras, según denunció el equipo del político.

«Denunciamos la desaparición de Juan José Márquez, tío del presidente (encargado) Juan Guaidó, quien acompañaba al mandatario en el avión al momento de arribar a Venezuela», informó en Twitter el Centro Nacional de Comunicacion (CNC) de Guaidó.

Asimismo, responsabilizaron al gobernante Nicolás Maduro y al director de seguridad del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Franco Quintero, «por su integridad física».

«Exigimos su liberación», continúa el mensaje del equipo de Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela.

En este sentido aclararon que Márquez acompañaba a Guaidó en su regreso a Venezuela tras una gira de 23 días.

«Tras pasar con normalidad Migración, y estando a punto de salir, Márquez fue retenido para una supuesta revisión del (Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria) Seniat», agregó la información.

Tras pasar los controles migratorios, Guaidó salió a la sala de llegadas del aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, donde le esperaban cerca de 200 simpatizantes del chavismo que lo golpearon, empujaron e insultaron hasta que pudo llegar a su vehículo, con el que se retiró del lugar.

«Aprovechando el caos en el aeropuerto provocado por la violencia de la dictadura, retuvieron al señor Márquez», apostilló el mensaje en Twitter del CNC.

Finalmente, explicaron que varios «familiares informaron que se comunicó con ellos» y les dijo que los funcionarios del Seniat «solo le exigían firmar unos papeles para retirarse».

«A partir de ese momento no se volvió a saber de él. Denunciamos la desaparición forzada y exigimos su liberación», concluyeron.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento