Tras Hong Kong, China va por Macao, la otra región semiautónoma del país

La antigua colonia portuguesa es la zona más rica del país, por encima de Hong Kong, y es el próximo objetivo de China

3.785
Bandera del partido comunista en una pantalla gigante en China (EFE)

Pekín, 3 jul (EFE).- Un alto cargo de la oficina de Pekín en Macao afirmó hoy que la región semiautónoma «tendrá que mejorar» su legislación relativa a la seguridad nacional después de que en la vecina Hong Kong entrase en vigor una nueva normativa impulsada por el Gobierno central.

«Macao también tendrá que mejorar sus mecanismos para proteger la seguridad nacional», indicó a la televisión local TDM un alto cargo de la oficina en Macao del Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

La antigua colonia portuguesa cuenta desde 2009 -20 años después de su retrocesión a China- con una ley de seguridad nacional, aprobada tras un proceso de consulta ciudadana, aunque en estos once años no se ha acusado a nadie al amparo de esa normativa.

El director general del Departamento de Investigación sobre Políticas de esa oficina, Ran Bo, explicó: «Por ahora, los mecanismos han funcionado bien, pero con los rápidos cambios en la situación internacional y ya que estamos viviendo una época turbulenta, Macao tendrá que reforzarlos».

«Estoy seguro de que, con el apoyo del Gobierno central, el Gobierno de Macao hará mejor su trabajo», agregó.

De hecho, la secretaría de Seguridad de la ciudad ha avanzado que yaestá preparando los procesos legislativos para crear un gabinete de seguridad nacional y una unidad especial de la Policía Judicial para garantizar el cumplimiento de esas normas.

Hace dos años, Macao estableció un comité de seguridad nacional presidido por el jefe del Ejecutivo local y formado por miembros de su gabinete y jefes de las fuerzas policiales locales.

Tanto Macao como Hong Kong se rigen por el modelo «un país, dos sistemas«, que les garantiza hasta 2049 y 2047, respectivamente, autonomía en diversas áreas de gobierno o sistemas legales propios que permiten mayores derechos y libertades para sus ciudadanos que para los de la China continental.

Las dos excolonias estaban obligadas, por sus Leyes Básicas (las «miniconstituciones» de ambos territorios), a promulgar legislación relativa a la seguridad nacional pero, mientras Macao lo hizo en 2009, en Hong Kong las autoridades locales no lo consiguieron debido a la oposición de la ciudadanía.

Por ejemplo, en 2003 se convocaron protestas masivas contra el proyecto de ley del Ejecutivo hongkonés, que finalmente fue aparcado durante años.

El régimen chino finalmente perdió la paciencia con las autoridades hongkonesas, incapaces de aprobar la citada legislación ni de atajar las protestas prodemocráticas que se han repetido en la ciudad desde junio del año pasado, y promulgó la nueva ley de seguridad nacional justo antes del 1 de julio, fecha en la que se conmemora la vuelta de Hong Kong a China.

En esa fecha, miles de personas desoyeron la prohibición policial y acudieron a una protesta en las calles que se saldó con al menos 370 detenidos y siete agentes heridos.

Diez de los arrestados lo fueron al amparo de la nueva ley de seguridad nacional, y ya se ha comenzado el primer proceso judicial contra uno de ellos.

La ley de seguridad hongkonesa contempla penas hasta de cadena perpetua por cuatro delitos: los dos mencionados y secesión y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.