La imagen de México cae de “país emergente” a “Estado fallido” según estudio

5
México
La violencia en México, un débil Estado de Derecho e instituciones de seguridad son algunos de los factores que han influído en la mala imagen internacional de ese país. (Youtube)

Según un estudio realizado por la Universidad Iberoamericana, la imagen internacional de México se ha venido en decadencia desde el año 2006 ya que se han usado continuamente etiquetas como “barbarie”, “ultra violencia” y “Estado fallido” para describir la situación que vive el país azteca.

Antes del 2006, la imagen positiva de México era una de las mejores a nivel mundial, pero esto comenzó a cambiar cuando se dieron los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, luego un proceso electoral complejo cuando Andrés Manuel López Obrador reclamaba un fraude en los comicios en los que se enfrentó al panista Felipe Calderón.

Posteriormente el repunte de tráfico de drogas para lo cuál se emprendió una descarnada guerra contra los cárteles de narcotraficantes que aumentó las muertes y el incremento en la pobreza fueron hechos que comenzaron a cambiar la imagen del país norteamericano en los medios nacionales, pero en los internacionales pasó inadvertido.

El estudio “La imagen de México en el mundo 2006-2015” fue coordinado por el doctor César Villanueva Rivas, investigador de la Universidad Iberoamericana, el país azteca es “dependiente” con lastres como desigualdad social, corrupción, disfuncionalidades en el Estado de Derecho y con instituciones de seguridad “muy endebles”.

 

Pero por otra parte, México es un país “emergente”, con señales de progreso económico, desarrollo urbano, libertades cívicas y dinamismo diplomático, exótico: “somos sombreros de mariachi, tequila, aztecas, Frida Kahlo y el Chavo del Ocho”.

Para realizar este estudio que se basa en la “imagen de país”, se basaron en un millón de piezas informativas, de las cuales quedaron 10.000 que se consideraron estadísticamente representativas que provienen de organismos e instituciones internacionales, medios de comunicación, reportes diplomáticos, redes sociales, buscadores de Internet, cine y más fuentes.

Fuente: Sin Embargo

Comentarios