México: 65 segundos le bastaban a exgobernador prófugo para lavar US$23 millones

1
Javier Duarte
Javier Duarte creó ocho empresas fantasmas para lavar millonarias sumas de dinero provenientes del erario público del gobierno de Veracruz. (Formato Siete)

La Fiscalía de México tiene evidencia que demuestra el presunto desvío de fondos públicos que se realizó durante la administración del exgobernador y prófugo de la justicia, Javier Duarte. Esta operación se realizaba por medio de una empresa fantasma y el ilícito se cometió entre los años 2012 y 2016.

Los movimientos  de blanqueo de dinero se realizaban por medio de centenares de transferencias electrónicas llamadas “SPEI” que significa “Sistema de Pagos Electrónicos Interbacarios” que permite mover grandes sumas de dinero en segundos según datos que han arrojado las indagaciones de las autoridades.

La estructura utilizada para el lavado de al menos USD$ 20 millones habría sido así según detalla el diario mexicano Animal Político: “Entre los años 2012 a 2016 seis compañías recibieron recursos de partidas públicas. Lo hicieron mediante la firma de contratos con distintas dependencias.

El dinero que estas dependencias recibían fue trasladado paulatinamente a una séptima empresa fantasma creada por un prestanombres de Javier Duarte, la cual ya no era contratista del gobierno. Dicha compañía se encargaba de dispersar los recursos con distintos fines con el objetivo de lavar su origen” detalla el medio.

De esos USD$ 20 millones, se cree que la séptima compañía habría destinado al menos la mitad para adquirir el 50 % de una octava empresa que sí tendría operaciones reales.

“La mecánica es a través de empresas fantasmas, hacían parecer licitaciones o servicios al gobierno del estado lo cual recibían estas empresas, lo iban manejando el flujo de una empresa a otra, de una cuenta a otra, de una persona a otra, para ir diluyendo el origen, llegó a una persona prestanombres y ese invierte en una empresa totalmente limpia, invierte el capital y la empresa recibe” señaló el director de la Fiscalía General, Raúl Cervantes.

 

65 segundos

Para poder ocultar el origen del dinero en tan solo 65 segundos, realizaron transacciones electrónicas por medio del mecanismo SPEI que son movimientos bancarios que se realizan por medio de la banca en línea y que se pueden ejecutar entre distintos bancos teniendo como ventaja que no hay un límite en la cantidad de dinero que se quiera desplazar y bastan precisamente 65 segundos para que los movimientos se vean reflejados.

“Hacer pagos a través del SPEI es muy seguro pues estas operaciones se realizan a través de un ambiente o red privada y protegida. Además, el servicio de banca por internet o el servicio de pagos móviles requieren el uso de un dispositivo de seguridad el cual puede ser un token o una tarjeta de seguridad, lo que te garantiza que sólo tú puedas realizar operaciones a través de estos servicios” según indica el Banco Central de México en su sitio web.

Estas operaciones electrónicas permitieron a la administración de Javier Duarte el desplazamiento de casi USD$ 23 millones provenientes de fondos públicos del gobierno de Veracruz por medio de un centenar de transacciones virtuales según las investigaciones realizadas por la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda.

Fuente: Animal Político

Comentarios