Virales

Newsletter

Cruce de inmigrantes a EE. UU. por el Río Grande cae al menor flujo en casi 20 años

Por: Elena Toledo - @NenaToledo - Abr 10, 2017, 2:14 pm
inmigrantes indocumentados
Respecto al mes de marzo de 2016, en 2017 el tránsito de inmigrantes indocumentados por la frontera de Río Grande ha disminuido 63 %, la cifra más baja en 17 años. (Youtube)

Agentes de la Patrulla Fronteriza que tienen a su cargo el Río Grande, punto fronterizo para cruzar de México hacia Estados Unidos, indican que antes esa zona “solía ser muy caliente, no podías moverte. Cada vez que doblabas una esquina, te encontrarías con un grupo de inmigrantes indocumentados, y luego otro” indica Marlene Castro, agente fronteriza.

A través de la frontera del sudoeste, el número de inmigrantes indocumentados atrapados cruzando ilegalmente en los Estados Unidos ha caído dramáticamente. Menos de 12.200 personas fueron aprehendidas en marzo, una disminución de 64 % respecto a la misma época del año pasado, y el menor número mensual en al menos 17 años.

En el Valle del Río Grande, punto cero desde 2014 para el flujo de solicitantes de asilo que huyen de la violencia y la persecución en Centroamérica, el número de familias y niños no acompañados atrapados ingresando a Estados Unidos se ha desplomado de 291 al día en enero a sólo 37 en un día promedio de marzo.

Expertos en migración, agentes y defensores de la Patrulla Fronteriza dan muchas razones para la fuerte caída de la gente que cruza, desde la postura del presidente Donald Trump de asegurar la frontera así como la cobertura mediática de las recientes redadas de inmigración hasta la seguridad en la frontera sur de México. Un aumento de las tasas de contrabando también podría ser un factor.

“Realmente ya no tenemos nada de normal”, dijo Castro, que ha trabajado para Aduanas y Protección Fronteriza durante casi 20 años. Insiste en que los agentes no están haciendo nada diferente; las órdenes ejecutivas de la administración Trump simplemente están haciendo cumplir las leyes ya en los libros.

“¿Va a arriesgar un viaje de 1.000 millas y pagar USD $8 mil para ser contrabandeado si no está seguro de que va a quedarse?”, Dijo Castro, ofreciendo una razón por la cual piensa que hay menos solicitantes de asilo.

El gobierno de Trump ha sido rápido tomar el crédito por la caída en las aprehensiones. El miércoles, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, testificó ante un comité del Senado que la disminución de los inmigrantes atrapados al cruzar la frontera no es “accidental”, reconociendo el “apoyo de nuestro liderazgo en la Casa Blanca”, afirmando que “el compromiso del presidente de asegurar nuestra frontera y apoyar la aplicación de la ley ya está mostrando resultados”.

Mientras los funcionarios de Seguridad Interior fueron reportados el mes pasado para explorar un plan para separar adultos y niños atrapados ilegalmente cruzando la frontera, Kelly descartó que el miércoles, diciendo a un comité del Senado que había ordenado que las madres no fueran separadas de niños.

Sin embargo, la postura estridente de Trump sobre la inmigración ilegal parece haber hecho que algunos inmigrantes vacilaran en hacer el viaje.

“Hay una percepción de que va a ser muy difícil para los inmigrantes cruzar a los Estados Unidos y permanecer en los EE. UU.”, dijo Guadalupe Correa-Cabrera, profesora de asuntos públicos y estudios de seguridad en la Universidad de Texas Río Grande Valley. “Les hace pensar dos veces porque el compromiso es demasiado grande” agregó.

En Centroamérica, la noticia de los planes de Trump de construir un muro fronterizo y de deportar inmigrantes indocumentados de Estados Unidos se difundió rápidamente, dijo Correa-Cabrera. Muchos ahora están calculando si vale la pena pagar a los contrabandistas entre USD $ 7.000 y USD $11.000 para conducirlos hacia el norte por medio de rutas a menudo peligrosas.

 

Otro factor, según algunos analistas, es que los contrabandistas aprovecharon el clima político de Estados Unidos hacia fines del año pasado, alentando a más personas a cruzar la frontera antes de que Trump asumiera el cargo.

“Su discurso de ventas a la gente en América Central era:” Si usted quiere entrar en los Estados Unidos, es mejor que venga ahora, antes de que se construya el muro, y antes de que Estados Unidos comience a aumentar masivamente las deportaciones “, dijo Eric L. Olson, Director asociado del Programa Latinoamericano en el Centro Internacional Woodrow Wilson en Washington DC.

Mientras que el número de personas que cruzan la frontera es significativamente menor – y no sólo una fluctuación estacional – muchos expertos en migración coinciden en que es demasiado pronto para detectar un patrón a largo plazo.

Fuente: Los Angeles Times

Elena Toledo Elena Toledo

Educadora de profesión, comunicadora por vocación. Fiel creyente de la capacidad del individuo de ser libre. Síguela en Twitter @NenaToledo.