Violento fin de semana en El Salvador deja 67 muertos

5
El Salvador
Según las autoridades de Seguridad de El Salvador este repunte en la violencia es presión por parte de las pandillas para someter al Gobierno al diálogo. (SBS)

Durante el recién pasado fin de semana, en El Salvador se registraron 67 personas asesinadas lo que indica un repunte en la violencia criminal, el cual ha sido atribuido a las pandillas.

Según los informes policiales, durante el pasado viernes se registraron 23 asesinatos, el sábado incrementaron a 24 dentro de los cuales 17 se cometieron en la zona occidental de El Salvador, y siete en el departamento de Ahuachapán.

Dentro de las víctimas fatales se encuentran agentes policiales junto con sus familiares, además de pandilleros, militares y personas ajenas a las actividades criminales o de defensa.

Las autoridades indicaron que este repunte en la violencia era una respuesta a las acciones emprendidas contra grupos criminales ya que más de 50 personas han sido capturadas como sospechosos de participar en homicidios de policías, militares y familiares de ellos.

 

“Algunas estructuras de pandillas tratan de reaccionar a los golpes policiales”, señala un comunicado de la Seguridad Pública del país centroamericano mientras que Mauricio Ramírez, secretario de Seguridad reconoció que El Salvador atraviesa uno de “sus momentos más difíciles”.

El funcionario también expresó:

“La criminalidad organizada y particularmente los grupos de maras o pandillas hicieron de la violencia su principal herramienta para incidir en las decisiones del Estado y lograr objetivos. Ellos han hecho un uso instrumental de la violencia desde esa época. Han considerado el recurso de la violencia como herramienta para ejercer presión sobre la sociedad y buscar que las autoridades, tras un supuesto alivio o salida rápida a ese problema, accedan a determinadas pretensiones que ellos tienen”.

Según Ramírez, esta es “una respuesta y un interés de los grupos criminales de elevar los índices de homicidios para propiciar y tratar de obligar al Gobierno y al Estado a negociar o a pactar con estos grupos criminales, situación que ya dijimos que no va a suceder. Hemos tenido un incremento de homicidios que denota con claridad esa intención”.

Fuentes: elsalvador.com, La Prensa Gráfica

Comentarios