Terremoto en México: partido oficialista PRI renuncia a todo su subsidio electoral para ayudar a damnificados

399
México
El partido del Gobierno de México está renunciando a 258 millones de pesos (USD $12,9 millones), lo que equivale al 25 % de su financiamiento público anual. (PRI)

El oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) informó que este lunes oficializará ante el Instituto Nacional Electoral (INE) su renuncia al 100 % del financiamiento para campaña electoral que le otroga el Estado, para que este sea entregado a los damnificados por los sismos registrados en México los pasados 7 y 19 de septiembre.

La cantidad a la que está renunciando el PRI es de 258 millones de pesos (USD $14,5 millones), lo cual equivale al 25 % de su financiamiento público anual. En el comunicado difundido por la organización política, se exhorta a las demás organizaciones políticas a hacer lo mismo.

“Si todos los institutos políticos aportan el 25 % de su financiamiento anual de 2017, lograríamos, juntos, un apoyo inmediato de casi 1000 millones de pesos para quienes lo necesitan más”, señaló el oficialista partido de México.

Desde que se registró el sismo del 19 de septiembre, el PRI propuso una ruta legal para que los recursos de los partidos políticos puedan llegar a las familias afectadas de forma inmediata, sin que se tenga que esperar la campaña electoral del 2018. Esta medida fue analizada por el INE y validada para que el apoyo se destine de inmediato a los miles de afectados.

 

En el comunicado se indica que “es dinero del pueblo y hoy el pueblo demanda que ese dinero se destine para apoyar a la población afectada”, ya que el partido de Gobierno de México indica que la sociedad exige solidaridad y no simulación, hechos y no palabras.

Por otra parte, el PRI exige a la secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como a la Tesorería de la Federación, que estos recursos sea destinado de forma íntegra y transparente al fideicomiso “Fuerza México” y que este cuente con auditoria ciudadana.

Fuentes: Proceso, El Financiero.

Comentarios