Panamá sobresale en ránking de países donde se pagan más sobornos

15
Panamá
El 38% de las personas encuestadas en Panamá aseguraron haber pagado un soborno o dado algún regalo o favor a cambio de un servicio público. (Cluster Salud)

Según el informe denominado “Las personas y la corrupción en América Latina y el Caribe” que forma parte del Barómetro Global de la Corrupción preparado anualmente por Transparencia Internacional, en Panamá el 38% de las personas encuestadas indicó haber pagado algún soborno o haber hecho un regalo o favor a cambio de un servicio público en el último año.

El porcentaje es superior al promedio de Latinoamérica y el Caribe, que es de 29%, lo que representa a más de 90 millones de personas que viven en los 20 países en donde se realizó el sondeo.

En el informe se describe: “Preguntamos a los encuestados si habían hecho gestiones en relación con alguno de los seis servicios públicos descritos en los 12 meses anteriores, hospital público, escuela pública, documento de identidad, policía, servicios públicos, tribunales. A aquellos que respondieron afirmativamente, luego se les preguntó si habían pagado algún soborno, dando un regalo o hecho algún favor al funcionario público para conseguir acceso al servicio requerido”.

 

Los índices de soborno fueron similares tanto en la clase con mayor poder adquisitivo como en la de menor, sin embargo “el impacto de los sobornos pesa más sobre estos últimos ya que tienen manos recursos y a menudo dependen en mayor medida de los servicios estatales”.

El 57% de los encuestados en Panamá consideró que el gobierno no es eficaz en la lucha contra la corrupción, y una vez más este país centroamericano rebasó el promedio latinoamericano que se ubica en 53%.

1 de cada 10 personas que pagaron sobornos denunció el hecho, y al menos 1 de cada 3 personas que sí lo denunciaron sufrieron de alguna represalia, según indica el informe en cuestión.

“No es sorprendente que haya bajos índices de denuncia en la región donde muchas personas consideran que la policía y los tribunales son sumamente corruptos y la amenaza de una represalia violenta constituye un riesgo real para los denunciantes”, asegura el reporte de Transparencia Internacional.

Fuentes: La Prensa, La Estrella de Panamá

Comentarios