Virales

Newsletter

Opositores cubanos exigen cambios radicales ante reformas de EE.UU.

Por: Elisa Vásquez - @elisavasquez88 - Dic 18, 2014, 1:30 pm
En la pequeña Habana de Miami los exiliados cubanos y opositores debatían la conveniencia de las reformas en la relación de Estados Unidos y Cuba ()
En La Pequeña Habana de Miami los exiliados cubanos debatieron la conveniencia de las reformas en la relación de Estados Unidos y Cuba. (Sun Sentinel)

EnglishLos anuncios de Barack Obama y Raúl Castro sobre el reinicio de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba cayeron como balde de agua fría a los grupos opositores al régimen de los hermanos Castro.

Minutos después de conocerse el histórico acuerdo de intercambio de detenidos entre ambos países y el arranque de una nueva etapa, un grupo de la comunidad cubana en Miami protestó en el barrio Little Havana contra la histórica medida de del presidente estadounidense.

Con pancartas, consignas y entrevistas a distintas televisoras expresaron su rechazo a la posición pacífica de Obama para con los Castro. Algunos indicaron que el intercambio de presos fue desigual en favor del régimen caribeño, porque los detenidos cubanos habían cometido delitos confirmados, a diferencia de Alan Gross, quien pagaba sentencia sin haber cometido crimen.

Sin embargo, hubo crítica y debate entre los miembros de la comunidad exiliada. También asistieron los que favorecen las medidas de Obama y la ven como un paso positivo para estimular cambios en Cuba y ayudar a los familiares que aún viven en la isla.

En La Habana solo exigen renovación

En La Habana, luego de la transmisión de Raúl Castro, los habitantes pudieron ver parte de las declaraciones de Barack Obama en Estados Unidos. El periodista independiente cubano Luis Alberto Diéguez informó al PanAm Post que el discurso del presidente estadounidense no fue reproducido en su totalidad; la televisión nacional no reportó las medidas comerciales, financieras, de telecomunicación y de tránsito que anunció Obama. Tampoco informó que ambos países intercambiarían embajadas, según relató Diéguez el miércoles en la tarde.

El periodista señaló que el servicio de internet dejó de funcionar en la capital tras la comunicación de Castro, falla que impidió conocer más detalles sobre los acuerdos alcanzados.

Joisy García, dirigente del Club Anarcocapitalista de Cuba, relató este jueves que los cubanos recibieron en silencio la noticia del regreso de los tres “héroes” espías que permanecían detenidos en Estados Unidos. “La gente está pendiente de su libra de pollo mensual”, se mofó. Indicó que los sectores radicales que apoyan al régimen se mostraron decepcionados, pues no aplauden una mejor relación con el eterno país “enemigo”.

El dirigente liberal consideró por su parte que Barack Obama está premiando a los hermanos Castro y que le ha otorgado “una muleta y un bastón” para que continúe con un esquema represor.

García estuvo recientemente detenido del 8 al 10 de diciembre después de que unos vecinos, miembros del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), introdujeran acusaciones de difamación en su contra. “Cuando me han venido a buscar para meterme preso vienen en costosos carros y motos. Reprimir cuesta dinero”, ironizó.

Una protesta de Damas de Blanco fue reprimida por agentes del Gobierno cubano el pasado 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. (Martí Noticias)
Una protesta de Damas de Blanco fue reprimida por agentes del Gobierno cubano el pasado Día Internacional de los Derechos Humanos. Un centenar quedó detenido. (Martí Noticias)

Desde la organización Damas de Blanco, Daisy Coello calificó el acuerdo diplomático como una “mentira”. Reclamó que “no puede haber una relación sana con Estados Unidos mientras el Gobierno cubano siga reprimiendo como nos reprime“.

Coello es una ama de casa que no consigue trabajo por pertenecer a la organización opositora. Su hija y su hermana viven en la misma condición. Por su experiencia, considera que las reformas económicas de la isla hasta ahora solo han permitido que por medio de altos impuestos el Gobierno cubano se beneficie del trabajo de los emprendedores. Cree que el ingreso de mayor capital estadounidense seguirá beneficiando a la élite gobernante mientras esté vigente en gran parte el mismo modelo económico.

Pero dentro de los opositores al régimen hay posiciones diversas. Diéguez, por ejemplo, ve como un paso positivo el conjunto de transformaciones que vendrían con la apertura de una embajada de Estados Unidos en la isla, y el ingreso de mayores divisas. Indicó que solo serían trascendentales mientras el Gobierno cubano no genere nuevas restricciones impositivas o aduaneras que retiren de la población los beneficios económicos del repunte del turismo y el comercio. En conversación con este medio, sostuvo que el régimen debe comenzar por unificar el tipo de cambio de las dos monedas permitidas en Cuba.

Yoani Sánchez, bloguera y periodista cubana, dijo en ese sentido que el Gobierno de la isla se beneficiará de las negociaciones. “¿Planea el Gobierno cubano otro movimiento para volver a estar en posición de fuerza con el Gobierno de Estados Unidos? O por esta vez todas las cartas han quedado sobre la mesa, ante los cansados ojos de una población que presiente que el castrismo volverá a ganar también la próxima jugada”, expresó en una editorial del medio independiente 14yMedio.

Demócratas y republicanos radicalizan sus diferencias

En Estados Unidos, el senador Republicano por Florida Marco Rubio anunció este miércoles que haría todo lo posible por “bloquear los movimientos de Obama hacia una normalización de las relaciones con Cuba”.

En un comunicado, el senador anticipó que utilizará su puesto en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para intentar detener las acciones anunciadas por el presidente, que a su juicio son un premio al régimen de Castro.


“Senador @MarcoRubio mantiene conferencia de prensa sobre los cambios de la política de Estados Unidos sobre #Cuba”

Para Rubio la flexibilización del embargo económico de la isla “no traerá más democracia a Cuba, ni la liberación de los presos políticos”. Se mostró convencido de que las medidas “no ayudarán en absoluto” a impulsar los derechos humanos en la isla.

En el mismo sentido, el Republicano John Boehner, presidente de la Cámara Baja del Congreso, dijo que “las relaciones con el régimen de Castro no deben ser revisadas, y mucho menos normalizadas hasta que el pueblo cubano pueda disfrutar de libertad”. Boehner señaló que la decisión de Obama “envalentonará” a los Estados patrocinadores del terrorismo.

A pesar de las críticas republicanas, Obama encontró el respaldo de su partido con el líder de la mayoría Demócrata de la Cámara Alta, Harry Reid.

“Apoyo la decisión del presidente Obama para que Estados Unidos abra un nuevo capítulo en sus relaciones con Cuba”, destacó el senador, que aunque sigue “preocupado por los derechos humanos y la libertad política dentro de Cuba”, apoya “avanzar hacia un nuevo camino”. Especial apoyo halló Obama en el senador Demócrata Dick Durbin y el congresista Demócrata Jim McGovern, que estrecharon la mano de Gross a su llegada al país después de pedir en repetidas ocasiones su liberación.

“Los cambios anunciados hoy por el presidente Obama abren el camino para una más madura y productiva relación entre nuestras naciones”, afirmó el legislador. McGovern ha pedido en numerosas ocasiones la flexibilización de las relaciones con Cuba con otros representantes como Pat Leahy (Vermont), Jeff Flake (Arizona), Carl Levin (Michigan) o Chris Van Hollen (Maryland).

Libertad para Cuba a largo plazo

Daniel Calingaert, vicepresidente ejecutivo del tanque de pensamiento Freedom House, señaló tras los anuncios de Obama que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas solo tendrá efecto a largo plazo si el vecino del norte empuja a la isla a impulsar reformas políticas, incluyendo la protección de los derechos humanos y la participación democrática de la sociedad civil.


“Obama dio el paso para reformar las relaciones diplomáticas con Cuba. Lea la posición de @FreedomHouseDC”

Carlos Alberto Montaner, escritor y analista cubano, señaló que con la mejoría de la situación económica, el Gobierno de los Castro tendrá ahora la forma de respaldar su argumento de que el embargo de 54 años era el culpable de sus graves problemas.

El escritor alberga dudas sobre el provecho que pueda sacar el régimen cubano de esta ocasión para realizar cambios en favor de la libertad. “Yo pienso que lo que el Gobierno cubano quiere hacer es preservar todo el control y toda la autoridad en sus manos sin hacer ninguna concesión de carácter político y sin permitir libertades que no han permitido hasta ahora. Ellos tienen toda una lectura de la historia y de la política para explicar su posición y la van a continuar reiterando”, declaró este miércoles a CNN en Español.

Con información de Adriana Peralta y Sabrina Martín

Elisa Vásquez Elisa Vásquez

Elisa Vásquez es periodista venezolana con experiencia en las fuentes sociales y comunitarias. Está especializada en Educación para los Derechos Humanos y Acción Solidaria Internacional, y reporta desde la Ciudad de Panamá. Síguela en Twitter a través de la cuenta @elisavasquez88.