Rafael Correa y las FARC, un pacto para el avance de la narcopolítica

1.010
(Youtube)
En Ecuador existe una fuerte censura a la prensa y a la libertad de expresión que impide la circulación de fotos y material probatorio para así dar cuenta de la circulación del narcotráfico en el país. (Youtube)

Un informe realizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos del año 2016, menciona que “Ecuador es un país de tránsito para los precursores químicos para el procesamiento de narcóticos ilegales y también es vulnerable a la delincuencia organizada trasnacional, debido a la debilidad de las instituciones públicas, las fronteras permeables y la corrupción”.

La institución estadounidense señala a Ecuador como “uno de los países por los que más drogas ilegales transitan” hacia Estados Unidos y Europa. El informe indica que en el país operan “organizaciones criminales trasnacionales, incluidos los carteles de los Zetas, Sinaloa y del Golfo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”.

Lo curioso del caso es que para el mismo año se condecoró al ministro del interior de Ecuador, Jose Serrano, a través de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) por su gestión a los resultados de la lucha antinarcóticos.

La policía nacional de Ecuador había incautado en total un récord de 110,40 toneladas de droga, en su mayoría cocaína, un 96,06 de esas toneladas correspondían al tráfico internacional de narcóticos.

En entrevista para el diario El Nuevo Herald, el periodista Francisco Huerta, exmiembro de la comisión que elaboró el Informe Angostura sobre el caso de la muerte de Raúl Reyes, líder de las FARC, ocurrido en suelo ecuatoriano en marzo de 2008, evidenció una preocupación ya que Ecuador es utilizado como puente para el tráfico de drogas.

 

 

Huerta expresó que:

“Tradicionalmente nosotros éramos un país considerado a lo largo de décadas como de tráfico en término de drogas. Pero después ha comenzado a incrementarse el volumen de lo que se captura, por lo que se presume que ya también no solo hay tráfico sino también producción a pequeña escala en cuanto a cultivos, así como transformación de pasto de coca, por ejemplo, en cocaína. Continuamos siendo un país de tránsito, también de algún grado de comercialización”.

El director del diario ecuatoriano El Expreso señala el sospechoso accionar en este tipo de capturas en el país “básicamente se encuentran las bodegas donde se hayan las magnitudes de la droga, pero casi nunca se captura a los cabecillas. No tenemos la certeza de los que están de alto nivel en la cúpula del narcotráfico”.

“Se estima que se captura el 10 % de lo que se trafica. Entonces, las magnitudes son escandalosas. Se han capturado toda forma de envío vinculado a la exportación de frutas u otros productos y también se han capturado submarinos en ambas fronteras norte y sur del Ecuador, destinados al transporte de drogas”, añadió Huerta.

En declaraciones para El Nuevo Herald el mismo funcionario señalo una posible permisión en el gobierno de Correa de tráfico de drogas.

“No puedo saber con certeza cuánto del gobierno está involucrado. Lo que sí puedo saber con certeza es que para que se dé la magnitud del tráfico que se captura en el Ecuador, es porque hay altas comisiones en todas las esferas. Se han encontrado militares conduciendo camiones con droga, también, policías, y obviamente para que se den esos niveles de narcotráfico debe haber complicidad con autoridades de alto nivel”.

Asimismo, se señala que existe una fuerte censura a la prensa y a la libertad de expresión que impide la circulación de fotos y material probatorio para así dar cuenta de la circulación del narcotráfico en el país.

Muestra de ello es la foto del presidente saliente del Ecuador, Rafael Correa, y el narcotraficante José Antonio Aguilar Orosco, quien fue detenido en la llamada “operación Águila” el 17 de octubre de 2014, en la ciudad ecuatoriana de Latacunga, con 35 kilos de cocaína.

Por otro lado, está la foto en la que aparece la hermana del primer mandatario, Pierina Correa, de fecha de 2009, junto a los hermanos Ostaiza, narcotraficantes capturados en el año 2007 con 3,7 toneladas de cocaína, en un operativo denominado “Huracán Verde”.

A través de la cuenta en Twitter FARC Leaks difundió otra foto de Pierina Correa con el narcotraficante Edison Ostaiza.

Sin embargo, Pierina Correa falseó la acusación de presuntos vínculos con los narcotraficantes, “Me entero de quiénes son estos señores en el momento en que empiezan a salir las fotos”, declaro la hermana de Rafael Correa en 2010 para el diario El Comercio.

“Las FARC mantenían frecuentes reuniones en la Hacienda El Aromo o Arrobo, conjuntamente con los hermanos Ostaiza. Los Riasco y los Ferrín fueron identificados por agentes de inteligencia como los encargados de transportar clorhidrato de cocaína hasta las costas de Esmeraldas, desde donde pensaban sacarlo en un semisumergible que se estaba construyendo en la orilla norte del Mataje”.

Un video revelado por la misma cuenta FARC Leaks, muestra a Edison Ostaiza rechazando dichas versiones y ocultando información para salvaguardar intereses del gobierno de Correa.

En la “Operación Fenix”  la que dio por resultado la muerte del cabecilla de las FARC, Raúl Reyes, en un video revelado posterior al ataque, felicitaba a Correa por su triunfo electoral de fecha de 2007 en la que podría modificar la constitución del país.

En fecha de 2008, Correa negaba tener vínculos con las FARC e indicio a la OEA investigar al respecto asegurando que si se demostraba lo contrario renunciaría.

José Ignacio Chauvín, viceministro de Seguridad y miembro del partido de Correa, manifestó haberse reunido con las FARC hasta siete veces, desde 2007 hasta días antes de su muerte.

Gustavo Larrea, exministro de Seguridad de Ecuador, también admitió en una entrevista haber reunido con Reyes.

En el 2010, la agencia de noticias AP, reveló un video en el que Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o “Mono Jojoy”, extinto cabecilla de las FARC muerto en 2010 en la llamada “operación Sodoma”, mencionaba, literalmente:

“ayuda en dólares a la campaña de Rafael Correa y posteriores conversaciones con sus emisarios, incluidos algunos acuerdos en unos documentos en poder de todos nosotros, los cuales resultan muy comprometedores en nuestros nexos con los amigos”.

Los videos de los cabecillas de las FARC fueron desestimados en todo momento por las autoridades ecuatorianas. La vinculación política de las FARC con Cuba implicaría el desarrollo de un eje de aliados en el que estarían incluidas naciones del ALBA, entre ellas, Venezuela.

En su informe de 2016, la DEA asegura que las FARC “siguen participando en la producción a gran escala y exportación de cocaína desde Colombia”.

Fuente: El Nuevo Herald

Comentarios