Indulto a Fujimori, visto desde Colombia: entre aplausos y críticas a FARC

43
Precisamente en Colombia esta decisión cobra relevancia pues en el país se adelanta un proceso de paz con las FARC que garantiza a los miembros de la antigua guerrilla participar en política. (Foto: PanAm Post)
En Colombia esta decisión cobra relevancia pues en el país se adelanta un proceso de paz con las FARC que garantiza a los miembros de la antigua guerrilla participar en política. (Foto: PanAm Post)

El indulto otorgado por el presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK) al expresidente Alberto Fujimori desató alegría y reproche en el país inca, pues muchos opositores alegan que esta decisión más que un indulto humanitario es un indulto de naturaleza política.

Alberto Fujimori quien fue condenado por usurpación de funciones, peculado doloso, espionaje a políticos y periodistas, falsedad ideológica, homicidio calificado, secuestro y detenciones ilegales, debía permanecer tras las rejas hasta el 2032 sin embargo, recobró su libertad este 24 de diciembre por percances en con su salud, según el comunicado emitido por el Gobierno.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Precisamente en Colombia esta decisión cobra relevancia pues en el país se adelanta un proceso de paz con las FARC que garantiza a los miembros de la antigua guerrilla participar en política con la condición de que aporten la verdad, reparen a las víctimas y que se sometan a la justicia.

Al conocer la decisión, la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y la organización Human Rights Watch, entre otras, rechazaron el indulto. Lo particular del caso peruano fue la reacción de José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las américas de Human Right Watch.

Al respecto, Vivanco sostuvo en su cuenta de Twitter, «Lamento indulto humanitario a Fujimori. En lugar de reafirmar que en un Estado de derecho no cabe un trato especial a nadie, quedará para siempre la idea que su liberación fue una vulgar negociación política a cambio de la permanencia de Pedro Pablo Kuczynski en el poder».

Sobre la afirmación, el exprecandidato presidencial por el Centro Democrático, Rafael Nieto Loaiza pidió a Vivanco “coherencia”. “Coherencia señor Vivanco, no se puede lamentar un indulto cuando se festeja un acuerdo de impunidad. ¿O es que usted cambia de parecer según el país?”

La respuesta de Vivanco generó indignación entre los opositores al acuerdo con las FARC, quienes señalan que el acuerdo es un exceso de garantías que el funcionario no ha reprochado de manera integral.

Para los mayores opositores, como el expresidente Álvaro Uribe, los cabecillas de esa guerrilla sí cometieron delitos de lesa humanidad por más de cinco décadas (que pueden incluso ser comparados con los cometidos por Fujimori) luego de haber tenido contacto con grandes carteles del narco en el mundo, que a la fecha gozan de movimiento político reconocido por el Estado colombiano y que, además, se les reconocen 10 curules en el Congreso por dos periodos consecutivos aun sin haberse sometido al rasero de la justicia.

Vivanco salió al paso de las criticas señalando: “Veo que algunos “despistados” me acusan de supuesta inconsistencia porque critico liberación de Fujimori y, según ellos, no objeto impunidad a las FARC del acuerdo de paz.” Y fue mas allá, “Les aconsejo este sencillo proceso de verificación para que no difundan fake news”.

Por su parte, el abogado penalista, Francisco Bernarte, sostuvo que aquellos que condenan el indulto a Fujimori en Perú, pero celebran montajes judiciales, así como la impunidad al terrorismo, queda claro de qué lado están.

Asimismo, fue reprochado que mientras que Fujimori pidió perdón a los ciudadanos peruanos por el abuso de poder durante su Gobierno, los miembros de la ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) no lo han hecho. Con el agravante de las recientes declaraciones de abuso sexual y violaciones al interior de las filas de las FARC.

El abogado penalista, Ivan Cancino, también  refirió sobre un tuit de la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos:

“@ONU_derechos lamentó la decisión por parte del Ejecutivo peruano de otorgar un indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori, sentenciado por graves violaciones de derechos humanos”. A lo que el jurista replicó, “¿Es en serio? ¡No sean descarados hombre! Ya vamos entendiendo varias decisiones. ¡Pero en Colombia regalados completamente al terrorismo!”

El PanAm Post habló con la abogada Lucia Camacho Gutiérrez quien es especialista en temas de derecho penal internacional, para la jurista el indulto a Fujimori y las implicaciones en el caso colombiano podrían tener similitud.

Señaló que las amnistías e indultos son instrumentos en los que los Estados renuncian a la acción penal, “Como sea, en Colombia si se han concedido y el ejemplo más reciente viene con la implementación del Nuevo Acuerdo de Paz”.

Recordó que en Colombia además de conceder indulto por delitos políticos también operarían respecto a la comisión de crímenes de lesa humanidad que son completamente ilegales e inconvencionales.

La jurista explicó que la determinación de organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) —quienes aseguran que todo indulto y toda amnistía es ilegal—,  tiene matices.

“A eso uno diría sí pero no, porque el art. 3 de la Convención de Ginebra al igual que el Estatuto de Roma cuentan con que los Estados en ejercicio de su soberanía concedan ese tipo de concesiones en materia de justicia. Lo que NO puede negociarse, son mínimos de verdad y reparación. Incumplidos, indultos y amnistías no tendrían que tener efecto alguno”.

Frente a la actitud de Vivanco sostuvo, “Digamos que, si Vivanco no reparó indultos a la colombiana, fue por asuntos de contexto”.  Y agregó, “Vivanco está en el deber de criticar indultos y amnistías a FARC porque de verdad o reparación nada de nada”, dijo.

Cabe destacar que Fujimori es recordado también por acabar con la organización guerrillera maoísta Sendero Luminoso que arredró al Perú desde 1980, y dio con la captura en 1992 de uno de sus cabecillas, Abimael Guzmán. Sin embargo, sobre el expresidente peruano pesa una acusación de vender armas a las FARC en el 2000.

“Descubrimos que están vendiendo armas a las FARC AK-47, hicimos todo el seguimiento a una operación que nace en Jordania, después con la compra de los fusiles hasta llegar a la selva de Colombia y posteriormente con el pago que se hizo a miembros del Gobierno de Fujimori. Esto era un operativo que estaba liderando Montesinos el jefe de seguridad de Fujimori (…) lo que es increíble pensar que Fujimori busca acabar con Sendero Luminoso, pero por otro lado les esta entregando 50 mil fusiles a las FARC.”, dijo el expresidente Andrés Pastrana en una entrevista en 2015.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento