Partido Comunista colombiano se suma a campaña presidencial de Petro

El reciente apoyo del PCC a la campaña presidencial de Petro no es un secreto.

704
De acuerdo con el movimiento comunista, el apoyo radica en la necesidad de establecer un Gobierno democrático de transición. (Archivo)

El comité central del Partido Comunista Colombiano (PCC) se sumó a la campaña del candidato Gustavo Petro. A través de un comunicado dirigido al pueblo colombiano expusieron las razones que los llevaron a apoyar al candidato de izquierda.

De acuerdo con el movimiento comunista, el apoyo radica en la necesidad de establecer un Gobierno democrático de transición, con expresión de la unidad y convergencia desde lo popular y que haga puente entre la solución política para la paz en armonía con los ideales de unidad latinoamericana y autodeterminación de los pueblos, señala el texto.

Igualmente, aseguraron estar de acuerdo con una constituyente, a propuesta realizada por Petro.

El reciente apoyo del PCC a la campaña presidencial de Petro no es un secreto en palabras del politólogo Fernando Marin: “la afinidad ideológica permite que este movimiento, que si bien es minoritario, cuenta con un gran respaldo sindical y de base social en el país que puede empujar una suma considerable de votos”.

Petro y la soterrada alianza con sectores comunistas

No es un secreto que la candidatura presidencial de Gustavo Petro y sus propuestas encuentran nicho en lo que se ha conocido como socialismo del siglo XXI (SSXXI). En 2010, Fidel Castro sostenía que el SSXXI vendría siendo una aplicación práctica del marxismo; fotografía política que dejó pésimos frutos en Argentina, Venezuela, Bolivia y Ecuador con la reciente salida de Correa.

La intrépida jugada electoral de Petro ha sido direccionada sobre este punto. Por ejemplo, en ningún momento calificó el Gobierno de Nicolas Maduro como dictadura, sino hasta la presente época electoral.

“Se puede estar en contra de Maduro, del modelo petrolero y minero extractivo, pero contra este pueblo porque vota y decide soberanamente?”, señalaba Petro en su cuenta de Twitter a propósito de la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente celebrada en Venezuela.

Además, no es un secreto el fervor que siente el candidato colombiano por el fallecido Hugo Chávez. Cuando Petro fungía como Representante a la Cámara, 2003, señaló que era un íntimo asesor del exmilitar, “Estamos en una etapa de transición de un modelo neoliberal, a otro que yo bautizaría como el neopopulismo”, señalaba en su momento.

Chávez revolucionó un país que ahora es carcomido por una profunda crisis económica, social y política.

De ninguna manera se puede dejar de lado el apoyo soterrado de las guerrillas comunistas en Colombia a la campaña presidencial de Petro, cuestión que dio a conocer la excandidata Piedad Córdoba, cercana al exgrupo guerrillero.

Córdoba a inicios de abril publicó un video en el que revelaba que el candidato de las FARC era Gustavo Petro. Ante la acusación, Petro negó la relación y sostuvo que no se puede hacer campaña con sentimiento de viudez.

“Respeto con toda sobriedad que ellos (La FARC) hayan tomado la decisión de apoyar a Gustavo Petro y eso no me aparta jamás de seguir trabajando para que este país encuentre la paz”, decía Córdoba.

Precisamente, en julio de 2017 tanto el PCC como el partido de las FARC buscaban una alianza de cara a la presidencia cuando aún Timochenko hacia parte de la carrera presidencial. El objetivo era implementar un “Gobierno de transición”, tesis también avalada por Petro.

Petro y el M-19

Especialmente un hecho que no olvidan los colombianos es el paso de Petro por las filas guerrillas. Cuando el joven Petro incursionó en las filas guerrillas obró como ideólogo con un discurso antisistema que es muy parecido a lo que sigue sosteniendo dirigido a las bases sociales de la sociedad, que consiste en agitar la bandera de la lucha de clases, desigualdad, pobreza y unión social.

Sin embargo, esta guerrilla, si bien no puede ser comparada con las acciones de las guerrillas más importantes en el país como el ELN y FARC, causó dañó en el tejido social colombiano. La toma del M-19 al Palacio de Justicia en la capital colombiana el 6 de noviembre de 1985 cobró la vida de 94 personas que se encontraban en las instalaciones de la mayor institución judicial del país.

“En el año de 1969, El Partido Comunista de Colombia ordenó a Óscar Dueñas Ruiz y Mirna Rugnon de Dueñas, exmilitantes del Movimiento Tupamaro de Uruguay, que fundaran el Movimiento de Liberación Nacional de Colombia (MLNC) junto a otros extremistas que procedían de las FARC, Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario –MOIR–, Movimiento Obrero Estudiantil Colombiano –MOEC–, Grupo de los 100, Movimiento Comunero, Brigadas Militares Urbanas, Frente Unido de Acción revolucionaria –FUAR–, Ejército de Liberación Nacional –ELN–, Ejército Popular de Liberación –EPL–”, explicó el periodista Ricardo Puentes.

Y agregó, “el propósito de esta nueva banda (MLNC) era encontrar las vías urbanas para consolidar el proyecto totalitario comunista ganando adeptos en las ciudades”.

Propuestas de Gobierno

Petro ha sugerido tímidamente en varias ocasiones la eliminación de la propiedad privada en el país, acción política que seria aplaudida por el PCC colombiano.

“Los empresarios que se llaman a sí grandes poseedores de tierra, ¿serán amigos nuestros? No, quizás buscarán mantener esa posesión improductiva de la tierra. Pero millones de campesinos que quisieran volverse empresarios estarían con nosotros”, puntualizó en entrevista con Noticias Caracol del día 17 de noviembre de 2017.

Al mismo tiempo, cuando se le preguntó por la posibilidad de estatizar diferentes servicios en su Gobierno, dijo: “No, pero sí habrá empoderamiento público”. Es importante recordar que esta frase es utilizada por sectores socialistas o comunistas para realizar grandes reformas constitucionales que finalmente concluyan en un gran poderío estatal.

En este sentido, la frase citada por el candidato ha sido empleada por Nicolás Maduro en Venezuela para justificar expropiaciones, control de precios y estatización de diferentes servicios.

El PCC en el documento establece unos puntos programáticos a los que califica de “justos”, que no son un programa máximo, sino que responden a los requerimientos adecuados del momento. Entre ellos, sugiere que se debe crear un nuevo modelo económico que elimine la alta concentración de la riqueza para poder superar la miseria. También, cumplir e implementar con fidelidad el Acuerdo de Paz con las FARC, reanudar el diálogo y cese bilateral de fuego DEL Gobierno con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y abrir paso al diálogo con el Ejército Popular de Liberación (EPL).

“En unidad con todas las fuerzas Decentes, con la izquierda convergente y unitaria, con los movimientos por la paz con justicia social, con las fuerzas sindicales y las organizaciones sociales, con el amplio campo de la cultura, invitamos a apoyar, en todas las formas posibles esta campaña en defensa de la vida, de las libertades, por un nuevo país”.

Por su parte, en el último debate presidencial el candidato prometió exportar alimentos a Venezuela y evitó hablar de Maduro.

“Si Colombia pudiera alimentar a Venezuela podríamos quitarle la presión al éxodo que podría sobrevenir a un colapso de la economía”. La sorpresiva propuesta fue explicada por Petro en el sentido que exportar alimentos al vecino país beneficiaria a la economía de Colombia y ayudaría a solventar la crisis alimentaria que viven en Venezuela.

Foro de Sao Paulo

El Foro de Sao Paulo fue creado por orden de Fidel Castro en 1990, con el fin de ser un movimiento que unificara fuerzas para implementar el comunismo en Latinoamérica. Básicamente, la creación de este grupo consistía en reforzar el régimen comunista de Cuba luego de la caída del muro de Berlín y el declive de la Unión Soviética.

Resulta entonces que para la fecha en que Petro era alcalde de Bogotá, se enviaron dos delegadas de su administración al encuentro en Sao Paulo realizado en 2013. El objetivo del viaje consistió en gestionar la membresía del movimiento Progresistas fundado por Petro luego de su salida del Partido Polo Democrático por disgustos ideológicos con la dirigencia política de ese movimiento. Además, se pretendía que la plenaria del Foro se inclinara a favor de la administración de Petro en Bogotá, ya que se gestaba un proceso de revocatoria en su contra y un proceso disciplinario realizado por la Procuraduría de Alejandro Ordoñez que lo inhabilitó y destituyó, decisión que posteriormente fue revocada por el Consejo de Estado en 2017.

En Colombia también pertenecen al Foro de Sao Paulo otros movimientos como el Partido Comunista colombiano, Unión Patriótica, Polo Democrático y próximamente se unirá el movimiento político de las FARC.

Comentarios